Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Presentaciones’ Category

vino-blanco

Hasta no hace mucho era difícil que un salón dedicado al vino blanco reuniera comparecencias suficientes para llevar ese título, pero hoy día, los blancos de distintos puntos del país demuestran que hay futuro.

El pasado lunes Madrid se llenó de vino blanco en una tercera convocatoria del Salón de Grandes Blancos de España, una cita para aficionados y profesionales donde ya a últimas horas de la tarde se aglomeran los catadores para descubrir rarezas, novedades o apreciar la evolución de una florida muestra de vinos de este tipo.

 Este año, como los anteriores, el salón convocó a representantes de las principales zonas productoras de vino blanco del país, como Galicia, País Vasco, Cataluña o Rueda, junto a zonas menos sonadas por su producción, como Somontano, La Mancha o Rioja que, cada vez más, muestran que sí, se puede dar en el blanco y acertar.
Novedades y más
 Del salón lo más atractivo son las novedades y las nuevas añadas de los clásicos. Entre las primeras, dos recién nacidos, el albariño El Secreto de Candela, de Bolboreta Wines, que se estrena en el mercado con un 2014 divertido, bebible, con un interesante punto salino; nuevo en el salón es también elBailarina Malvar 2014, una buena muestra de que se puede elaborar un vino alegre y fresco con una variedad menor como la malvar. En esta línea, aunque no son nuevos, destaca La Malvar de MQV 2014, también de esta variedad, convertida en un vino con cuerpo, aromático y muy fresco, y el cada vez mejor Ercavio, ahora elaborado totalmente con airén, una uva manchega con la que habitualmente se hacen destilados pero que, en manos del equipo de Más que vinos, se convierte en un blanco aromático, seductor, sabroso y muy bebible. Otra de las novedades es el Remírez de Ganuza Blanco, la apuesta por los blancos de guarda de Fernando Remírez de Ganuza, una vez desaparecido el estupendo Erre Punto Blanco. Estaban presentes las novedades de Javier Sanz Viticultor, con el Verdejo Malcorta, un vino rompedor y distinto que da pinceladas de color a Rueda, y los elegantes José Pariente Cuvée,elaborado completamente en huevos de hormigón, seductor, elegante, fino, que muestran que la región vallisoletana tiene mucho que decir aún, junto a los blancos de Marqués de Riscal, con Finca Montico a la cabeza, cada vez mejor acompañado por un fresco y seductor verdejo y el intenso Limousin, pulido, elegante.
Sin salir de la región pero sin tocar la Denominación de Origen, los vinos de Ossian no faltaron a la cita, desde el estupendo Quintaluna hasta Capitel, un auténtico gran vino de verdejo, junto a Ossian, que fue una revelación y se sigue manteniendo como una referencia imprescindible, y los más rebeldesVerdling Trocken, con toque alemán en la elaboración pero verdejos auténticos.
También es notable el buen trabajo de Garikoitz Rios y sus Itsasmendi, siempre solventes, con el magnífico y expresivo Artizar 2012, un ejemplo de lo mejor que se está haciendo en Txacoli, aunque afortunadamente, no lo único. Y de Valdeorras, dos bodegas ejemplares, As Sortes, cuyo vino del mismo nombre se consolida entre los grandes blancos con mayúsculas, y Guitián, vinos para dar satisfacción que no renuncian a la complejidad y la autenticidad de una de las blancas de moda, la godello.
Cambio en Viña Mein
[Img #7710]

Javier Alén, propietario de Viña Mein
De Galicia también destaca el cambio de rumbo de Viña Mein, renovada gracias a la asesoría desde la añada 2014 de Comando G, Dani Landi y Fernando García, conocidos por sus brillantes elaboraciones en Gredos. “Renovarse o morir” comenta el propietario, Javier Alén, cuando se le pregunta por la incorporación de Comando G. Las añadas “G” de Viña Mein muestran frescura y mineralidad (habrá que esperar unos años para ver qué se está cociendo, García y Landi ya están trabajando en el viñedo y dirigiendo la viticultura, empezando por eliminar los tratamientos químicos en la viña), y en el caso del barrica, esta se hace poco presente en sabores y sí en textura, mientras que Tega do Sal 2014, lo nuevo de esta bodega de Leiro, un vino de paraje elaborado con treixadura, albariño y loureiro, muestra complejidad, es sabroso, muy fresco, vertical y muy adictivo.No fallan vinos como el Cauto de Marqués de Arviza o el Prado Rey 3Barricas (DO Rueda), procedente de viñas viejas de verdejo, o el Amaren Blanco (Bodegas Amaren, DOC Rioja), el Finca Valiñas de Mar de Frades (DO Rias Baixas) o los blancos de Ca N’Estruc (DO Catalunya), con un magnífico ejemplo de xarel·lo como L’Equilibrista, o los albariños de Terras Gauda (DO Rias Baixas) con un sorprendente La Mar, elaborado con caíño blanco, salino, marino, fresco; tampoco Mar de Frades, Lagar de Cervera, Pazo Baión o La Comtesse de Pazo de Barrantes (DO Rias Baixas), marcas consolidadas las dos primeras y en proceso la tercera, un vino elegante, serio y graso. Y compareció también a la cita Le Domaine, el blanco de Abadía Retuerta (VT Castilla y León), elaborado en su añada 2014 con sauvignon blanc y verdejo, además de otras variedades que se plantaron en la finca por un error del vivero proveedor (pero eso es otra historia). Es elegante, sabroso y con volumen, aunque es un vino de tiempo y le sienta bien el reposo en botella para afinar sus toques de madera.

Entre los manchegos, el chardonnay (con años, mejor) de Blas Muñoz y en Somontano, la perfumadagewürztraminer de Viñas del Vero, para amantes de los vinos aromáticos, y sorprende también Mi Mamá Me Mima y Don Olegario (DO Rias Baixas), de la bodega de este nombre, dos albariños 100%, el primero para principiantes, fresco y fácil, y el segundo más serio.
FUENTE: SOBREMESA.ES

Autor: Raquel Pardo
Miércoles, 24 de junio de 2015
Anuncios

Read Full Post »

Vinos-de-Madrid

Un total de 46 bodegas madrileñas que ofrecen 112 marcas están adscritas a la D.O. Vinos de Madrid.

El viceconsejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Enrique Ruiz Escudero, inauguraba a finales del pasado mes de Abril, en la sede del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid, el XVI Salón de los Vinos de Madrid, organizado por la Denominación de Origen madrileña. En esta edición el Salón han participado 33 bodegas de las tres subzonas que comprende la D.O.: Navalcarnero, Arganda y San Martín de Valdeiglesias.

Este año, el Salón conmemora el XXV aniversario de la creación de la Denominación de Origen Vinos de Madrid, por lo que el Salón, dirigido a un público profesional, es el escenario en el que se entregarán los 25 premios que otorga la D.O. para festejar este cumpleaños, a personalidades de distintos ámbitos que han colaborado con la entidad.

En el XVI Salón de los Vinos de Madrid están presentes 19 bodegas de la subzona de Arganda, 4 de la de Navalcarnero y 10 de la de San Martín de Valdeiglesias que ofrecen sus caldos a profesionales de la hostelería, la restauración, escuelas de cata o prensa especializada. Además, en el Salón están también presentes queserías pertenecientes a PEQUEM (Pequeñas queserías Artesanas de la Comunidad de Madrid).

“Cada vez más -afirmó Ruiz Escudero- se reconoce la calidad de los vinos de la Comunidad de Madrid, tanto en nuestra región como en otros países, reflejo del trabajo de nuestros bodegueros para darse a conocer entre los buenos vinos que se elaboran en nuestro país. A lo largo de estos Salones de los Vinos madrileños hemos visto ese trabajo y su reflejo en la asistencia y el interés de profesionales vinculados a la enología. Además, en la edición de este año celebramos con los viticultores el 25 aniversario de la Denominación de Origen madrileña, algo de lo que nos sentimos especialmente orgullosos”.

La Marca de Garantía de la Comunidad de Madrid M Producto Certificado, que agrupa a los productos de calidad producidos, elaborados y/o trasformados en la Comunidad, cuenta con 177 referencias de 21 bodegas de la Denominación de Origen entre los más de 1.900 productos que ya cuenta con el logotipo de la Marca.

La D.O. suma 8.300 hectáreas de viñedo y 46 bodegas, en las que trabajan 2.890 viticultores y en la actualidad se pueden encontrar 112 marcas de Vinos de Madrid -tintos, blancos y rosados-, elaborados con uvas tan madrileñas como la blanca albillo real o la tinta garnacha, entre otras, y con personalidades diversas según el suelo, el viñedo o la labor enológica. Los madrileños conocen cada vez mejor la calidad de los caldos de la región, como demuestra el aumento en un año en un 36% de las ventas en la Comunidad.

Los vinos madrileños superan ya el millón de botellas destinadas al comercio exterior, superando el 30% de su producción y, en el último año, el valor económico de estas ventas ha aumentado un 7,2%. Estados Unidos lidera las compras, con casi 400.000 botellas, seguido por China, Alemania, Canadá, Suiza, Bélgica y Francia.

La calidad de los Vinos de Madrid se ha visto de nuevo recompensada en la edición de este año de los Premios Bacchus, el certamen internacional de vinos más importante de los que se celebran en España -más de 1.500 vinos participantes de todo el mundo- y que ha reconocido con diez premios a los caldos madrileños, cinco Bacchus de Oro (Val Azul, de Señorío de Val Azul, El Regajal Selección Especial de Compañía Garip Regajal, Alma de Valdeguerra, de Vinos y Aceites Laguna y Las Moradas de Sanmartín- Libro Ocho Las Luces y Senda, de Las Moradas de Sanmartín) y cinco Bacchus de Plata (Tejoneras Alta Selección, de Bodegas Nueva Valverde, Sedro, de Bodegas Muñoz Martín, Viña Rey 70 Barricas, de Bodegas y Viñedos Castejón, Grego “Moscatel Seco” de Vinos Jeromín y Exun, de Vinos y Aceites Laguna).

FUENTE: portal-local del 27 de mayo de 2015. http://www.portal-local.com/actualidad-local/general/item/16282-1.html

Read Full Post »

  • La Asociación Umami organizó en Colindres una cata en la que participaron siete de los principales elaboradores.

cemrepor--575x206

Ignacio Abajo, Coral Saiz, Carlos Recio, Benito Altuna, Fernando Renovales, Asier Alonso y Manuel Torio, todos ellos viticultores, en el momento de ser presentados por Ángel Luis Gómez Calle, de la Asociación de Catadores Umami. 

La vendimia del otoño de 2014 fue buena en líneas generales a juicio de los viticultores que se acogen al sello de calidad de Vino de la Tierra Costa de Cantabria y, tras el proceso de elaboración en la bodega, las primeras catas realizadas por expertos proyectan optimismo. A falta de que el vino llegue a su momento óptimo en las próximas semanas o meses, e incluso el año próximo en algunos casos, existe una coincidencia casi unánime de que el 2014 puede ser un año de relanzamiento para los vinos blancos de Cantabria, a lo que también contribuyen que las cepas van ganando con el tiempo y la mayor experiencia de este grupo de apasionados por el vino que están abriendo un camino sin tener referencia de antepasados o predecesores.

El pasado martes, la Asociación de Catadores Umami de Laredo consiguió reunir un año más a los principales viticultores de Cantabria, que presentaron sus vinos de 2014 en aunténtica primicia en una cata que tuvo lugar en la cafetería Gurugú de Colindres. Siete fueron las bodegas que aceptaron la invitación y que mostraron y explicaron las características de sus caldos. Otras tres bodegas, por circunstancias diversas, no pudieron asistir, lo cual no resta un ápice de representatividad a un acto sencillo pero muy ilustrativo, que también sirvió para reivindicar la calidad y la apuesta de futuro de los blancos de Cantabria. Aunque con producciones limitadas, sus responsables evidenciaron en sus intervenciones ganas y entusiasmo de elaborar un buen vino para que sea valorado y respetado, en primer lugar, en la propia Cantabria, como ocurre en otras regiones de España con sus caldos.

Tras la presentación inicial, cada viticultor explicó su vino y el proceso de elaboración, coincidiendo la mayoría en las buenas condiciones en las que se vendimió y en lo propicio que fue el tiempo en la fase fundamental de maduración de la uva.

Lancina. Ignacio Abajo. Bárcena de Cicero 3,5 has. 12.000 botellas

En este caso se presentaron dos vinos, un Godello y un Riesling, con los que luego se realiza un coupage. El primero, con un color amarillo pajizo y frutal en nariz, presenta a juicio de su elaborador muy buena acidez, es redondo y equilibrado. Tiene 12,2º y en boca es largo. El segundo es más amarillo pálido, muy aromático, con fruta más tropical y melosa, buena acidez en boca y muy equilibrado. Ignacio, que no ocultó estar «muy orgulloso» con los resultados obtenidos, dejó como epílogo un objetivo: «Mi objetivo es que el consumidor me considere un productor fiable».

Casona Micaela. Carlos Recio (Valle de Villaverde) 7,5 has. 50.000 botellas

Tras destacar que 2014 «fue un año excepcional» por el buen tiempo, lo que permitió completar un ciclo de vendimia muy satisfactorio, el responsable de esta bodega presentó su vino, 75% Albariño y 25% Riesling, al que considera muy diferente a los albariños que se elaboran en Galicia. Ya en la fase de cata, el Casona Micaela 2014 fue descritó por Recio como un vino con un buen brillo, amarillo pajizo con tonos versoso, complejo en nariz, muy limpio, con mucha fruta de hueso, manzana verde, tropical (piña) y flores. En boca, acidez muy redondeada, típica de los vinos del norte, que no molesta y que invita a tomar otro trago. A su juicio, más que un defecto, es una virtud.

Finalmente, destacó que este año, aunque se bodega es muy técnica, no han sido necesarios los recursos porque la materia prima ha sido muy buena.

Bodegas Nates. Benito Altuna (Junta de Voto). 3,5 has. 8.000-9.000 botellas

El responsable de estos viñedos calificó su producción de 2014 como de muy buena calidad, fruto de un coupage del 95% Albariño y 5% Godello. «El vino está bien», comentó un satisfecho Benito Altuna, «porque el vino que me gusta es el que te invita a seguir tomando». Destacó la regularidad de su bodega y lamentó la falta de cultura del vino de la tierra. «Cuesta bastante comercializarlo aquí por lo que es imprescindible vender fuera para dar salida a la producción». Finalmente, señaló que su vino no es solo para tomarlo en el año, sino que «también el año próximo estará bueno».

Sel d’Aiz. Asier Alonso (Castillo Pedroso). 5 has. 5.000-6.000 botellas

A unos 500 m de altitud, Asier tiene plantadas cepas de Albariño, Riesling y Godelo, con las que elabora diferentes vinos, como un monovarietal de Riesling, un coupage Albariño-Godello y el Yenda Spicata, con uva seleccionada de Albariño y Godello. Se trata de vinos jóvenes (tercera elaboración) y con los que su autor trata de que expresen la zona donde crecen las cepas, en un contexto en que reciben la mineralidad y la salinidad de la zona caliza a apenas cinco centímetros de profundidad.

Asier presentó el monovarietal Riesling, la uva que mejor se adapta a la zona, que en nariz es cítrico (mandarina, pomelo, naranja…), muy sutil, flores blancas, y que respecto al de años anteriores ha dado un salto cualitativo en aromas. En boca, a juicio de Asier, presenta cierta acidez -un rasgo positivo-, frescor… y se nota las citadas salinidad y mineralidad.

Se trata de un vino que su autor cree que evolucionará el botella y que estará incluso mejor el año próximo.

También adelantó que el Spicata este año no es tan explosivo pero que es más complejo en boca, y que tanto el Albariño como el Godello van evolucionando positivamente.

A modo de conclusión, se mostró «satisfecho, pero hay mucho trabajo que hacer y mucho que aprender».

Behetría de Cieza. Manuel Torío (Cieza).2 has. 10.500 botellas

El responsable de esta pequeña bodega, con solo dos de sus cuatro hectáreas en producción por el momento, apeló de entrada por la mejoría de los vinos de Cantabria y apostó por hacer «un producto de calidad, nunca de cantidad». Describió su viñedo ubicado en el valle de Cieza donde solamente tiene plantadas cepas de Albariño, decisión de la que no se arrepiente.

De la vendimia y el proceso de maduración de la uva mostró su satisfacción por «lo que ayudó el tiempo», lo que les permitió estar en buenos niveles de acidez. La elaboración aquí es de «la forma más natural posible, fermentando con levadura natural».

Sobre el vino, lo definió como «bastante complejo», ya que se elabora con lías y remontadas cada 15 días. En boca, resulta agradable sin esconder la complejidad, aunque Torío subrayó que «el vino aún no está en plenas facultades. Estará mejor dentro de dos meses». Incluso apuntó que puede ser un vino «de guarda», porque dos años aguanta bien y se suaviza bastante al paladar.

Este año también están preparando un vino elaborado en barrica de roble francés con un tostado muy suave, pero que aún no se ha embotellado. En botella deberá estar seis meses y Torío anunció a los asistentes de la cata que «el año que viene os lo presentaré aquí en primicia».

Señorío del Pas. Coral Saiz y Antonio Caballero (San Martín de Villafufre). 4 has. 2.000 botellas

Con un 85% de Godello y un 15% de Gewürztraminer, en esta marca se realiza todo el proceso bajo los parámetros exigente de agricultura biodinámica, tanto en el campo como en la bodega, lo que significa que el vino no reciba ningún aditino, e incluso que no se filtre: «Es un vino sin trampa ni cartón», afirman sus autores. Con una graduación de 12,8, Coral y Antonio definen su vino de 2014 con un color amarillo pajizo con tonalidades rosáceas; en nariz, con aromas de flores y frutas blancas; y en boca, con un punto de acidez, toques minerales y de fruta golosa. En 2013 no vinificaron porque la calidad de la uva no fue la adecuada, a su juicio.

Tejea Verde. Fernando Renovales (Valle de Villaverde). 2 has. 5.000-6.000 botellas

Fernando fue el más veterano de los viticultores que participaron en la cata de vinos de Cantabria 2014. Y por ello está legitimado para poder mostrar su satisfacción de haber sido un pionero en la recuperación de los vinos blancos de Cantabria. Recordó como hace 33 años los vizcaínos «me convencieron para poner unas cepas. Me enseñaron y la experiencia salió bastante bien».

En su caso tiene plantado Hondarribi Zuri (sobre el 80%), Riesling (sobre un 20%) y algo de Folle Blanche y Petit Manseng. Empezó con el chacolí, pero a través de los planes Proder le animaron a recuperar el vino blanco de Cantabria y así se fortaleció su trayectoria como productor de referencia.

En su caso, no profundizó en las características de su vino, habitualmente definido como fresco y agradable, pero Fernado Renovales no ocultó su alegría por el trabajo que están desarrollando sus «compañeros de viaje», que cada vez son más en número y que a su juicio lo están haciendo muy bien. Cuantificó el número de bodegas en Cantabria en 16 -algunas aún no están en producción a la espera de que sus viñas crezcan-, una cifra muy lejana a las que había en el siglo XIX, más de 180, pero que desaparecieron en su totalidad, algo que impide a los elaboradores actuales tener referencias, bibliografía, experiencias para poder corregir o contrastar.

 

FUENTE: El Diario  Montañés.es. 23 de mayo de 2015. José Luis Pérez

http://www.eldiariomontanes.es/planes/201505/23/anada-2014-vinos-blancos-20150523001025-v.html

Read Full Post »

4a0046df-6a80-4397-aa1d-ca9e9e172583

 

El pasado día 11, en sesiones de mañana y tarde, tuvieron lugar las PRIMERAS JORNADAS ENOCULTU-RALES, en el Bilborock de Bilbao, antigua Iglesia de la Merced de la Naja, y organizado por la VINOTECA BELOSTIKALE, además de CreaCCiones Suaña y Pablo Barredo en el diseño gráfico.

Para los aficionados al “mundo del vino” fue una jornada de gran interés, pues el evento reunió a treinta y tres  bodegas elaboradoras de vinos de muy diferentes estilos y variedades de uva, y cuyo número se acercaba al centenar. Algunas bodegas y vinos presentes en las Jornadas reconocidos por los amantes del vino, pero otros elaboradores era la primera vez que “visitaban la plaza”, cumpliendo el propósito de “reunir” a productores y consumidores en un lugar común, para apreciar lo que en el mercado existe. Y a la vista de los resultados esta parte se cubrió con amplitud. Numerosos aficionados tuvieron la oportunidad de degustar vinos muy interesantes, y las bodegas de dar a conocer sus vinos.

Pero no solo hubo vinos y charlas entre aficionados y viñateros (usado  el término en el sentido más laudable y respetuoso). Juan Carlos Sancha, Ingeniero Técnico en Industrias Agrarias, Licenciado en Enología, autor de obras relacionadas con su especialidad,  titular de una bodega en Baños de Río Tobía, y dedicado desde varias décadas atrás a la recuperación de variedades desaparecidas de las riqueza ampelográfica de Rioja, ofreció a los asistentes un interesante documento audiovisual sobre las variedades que milagrosamente han logrado recuperar.

Hubo otros actos durante la jornada que resultaron del agrado de los visitantes que por Bilborock desfilaron a lo largo de la jornada. Personalmente disfruté con muchos vinos y con algunos de los bodegueros presentes, pero no es lo más interesante a reseñar, pues lo verdaderamente importante es la celebración de estas Primeras Jornadas, por las que cabe felicitar a sus organizadores, en particular a Ramón de la Vinoteca Belostikale, y desear que tengan continuidad en el futuro. Es lástima que Bilbao que en otras actividades cuida la realización de diversos actos, no cuenta con eventos semejantes, alentados desde las propias instituciones, y sean las Vinotecas más calificadas de la Villa, las que han de correr con la organización de estos eventos. No se trata de pedir subvenciones o regalías, sino dejar constancia de que el turismo que visita Bilbao “consume” con deleite y satisfacción su gastronomía, y el vino es parte integrante de ella. Y de paso ayudar a que los “de casa” puedan pulir y ampliar sus conocimientos, que buena falta hace.

No se si Bilbao, junto con Logroño, conforman una de las ciudades “mundiales” del vino. Lo fueron en el pasado, aunque nunca se notó, y es posible que de aquel pomposo acuerdo inicial nada quede ya. No es cuestión de resucitar viejos fantasmas, pero algo  se podría hacer.

Finalizo con el detalle de las Denominaciones de Origen participantes en las Jornadas:

Rioja   –   Ribera del Duero  –  Montsant   –   Navarra    –   Getariako Txakolina   –   Bizkaiko Txakolina   –   Manchuela   –  Monterrei   –  Rias Baixas   –  Valdeorras   –   Bierzo   –   Rueda   –  Vinos de la Tierra de Castilla   –  Calatayud    –   Alicante.

 

Read Full Post »

Hervé Deschamps. Foto: AcciónyComunicación
Hervé Deschamps. Foto: AcciónyComunicación

Hervé Deschamps es el séptimo “chef de caves” en la historia de Perrier-Jouët y toda una institución en la enología.


 

Belle Epoque 2007El enólogo Hervé Deschamps, alma mater de una “maison” que hunde sus raíces en 1811, ha visitado recientemente Madrid para presentar la vigésimo quinta añada de su cuvée de prestige “Perrier-Jouët Belle Epoque”. Ha sido la primera presentación oficial de esta añada de 2007 que realizan a nivel internacional.

Fineza, armonía y elegancia son las claves de este espumoso, comenta a Efeagro. Busca la belleza, la elegancia, la explosión floral, la fineza y la armonía en el espumoso. Belle Epoque 2007 es su última joya. Todo un “pura sangre”, afirma.

La compañía vende 3,2 millones de botellas al año entre todas sus referencias en todo el mundo y, de ellas, el 80 % se exporta a mercados internacionales, en un ránking que lidera EEUU en volumen y Japón en valor, detalla Deschamps.

España se ha consolidado como el octavo mercado de exportación más destacado del mundo para la “maison” del champán francés Perrier-Jouët, ya que sus ventas se han multiplicado en nuestro país por más de 22 en los últimos ochos años y han pasado de 4.000 botellas a alrededor de 90.000.

Cuenta con más del 99 % de su viñedo clasificado como “grand cru”, los que aportan los “cuvées de prestige” de máxima calidad y es, en parte, muestra de su exclusividad.

Deschamps destaca que el mercado español interesa muchísimo a la compañía, que cuenta en España “con un equipo fantástico” que procede del sector vitivinícola y “entiende bien la importancia del sector”. ”El champán es un vino, y se tiene que describir de la misma manera que lo hace aquél”, defiende.

El “arte” como factor diferencial

Preguntado sobre el carácter diferencial de Perrier-Jouët respecto a otras enseñas, afirma que apuestan “por el aspecto floral” del producto y por el “arte”: algunas de las botellas de la marca cuentan incluso con el diseño de artistas internacionales.

Las referencias de champán francés de esta firma deben esperar seis años hasta que salen al mercado, lo que hace que estén por encima de modas o estrategias de márketing, añade.

Los precios que reciben los viticultores por las uvas en la región francesa de Epernay (alrededor de 6 euros por kilo) es otro aspecto diferencial respecto a otras zonas vitivinícolas del mundo, ya que se sitúan entre los mayores del escenario internacional.

Una vendimia singular

En cuanto al champán presentado hace unos días en Madrid, el prestigioso enólogo precisa que la vendimia de la que procede estuvo marcada por la precocidad en el viñedo.

La floración que habitualmente tenía lugar a mediados de junio se adelantó a junio en esa vendimia, mientras que la recolección que históricamente se realiza en el tramo final de septiembre, en ese ejercicio se hizo a finales de agosto.

“Los meses de julio y agosto son los más largos del año, lo que favoreció mucho la maduración”, precisa.

En consecuencia, este champán de 2007 “millésimé” se caracteriza por “ese frescor y olor a fruta blanca y cítricos a la vez”.

Complejo ensamblaje

El enólogo subrayó que Belle Epoque 2007 es un complejo ensamblaje de Chardonnay (50 %), Pinot Noir (45 %) y Pinot Meunier (5 %) procedentes de seis “terroir” históricos.

La Chardonnay de los viñedos de Cramant, Avize y Chouilly aporta frescura y elegancia al “coupage”; la Pinot Noir, cultivada en las viñas propias de Mailly, Verzy y Aÿ, añade complejidad y prolonga la finura de la Chardonnay; y la Pinot Meunier de Dizy, aromas de fruta madura y una redondez extra a esta cuvée perfectamente equilibrada.


 

FUENTE: GINÉS MENA/EFEAGRO       16 FEBRERO 2015

http://www.efeagro.com/noticia/champan-perrier-jouet/

Read Full Post »

Fernando

FERNANDO RASTRILLA,  buen amigo y gran aficionado al conocimiento y disfrute de vinos, colega de las  catas que realizamos en la Sociedad de Cata Bacchus, se nos fue recientemente hasta Madrid para conocer “in situ” los vinos presentados en el evento organizado por JOSE PEÑIN, bajo el nombre de Salón de los Mejores Vinos de España, catalogados desde la óptica de la conocidas GUIA PEÑIN. Y esta es la reseña que Fernando nos ha pergeñado y que publicamos íntegra.

 El pasado 16 de Octubre se celebró en La Monumental de Las Ventas (Madrid) el Salón de los Mejores Vinos de España según la Guía Peñín. Gracias a mis amigos Ramón y Mónica de la Vinoteca Belostikale, se me presentó la ocasión de acudir, y al margen de lo que uno opine de Peñín como crítico de vinos, es algo que cualquier amante del vino ha de hacer una vez en la vida, como si de la peregrinación a La Meca se tratase para todo musulmán.

Sinceramente, mientras siga existiendo este evento, hay que intentar acudir, ya que difícilmente             se puede acceder a personajes de la talla de Xabier Ausás o Peter Sisseck, a pié de mesa, sirviendo ellos mismos sus propios vinos, todos sus vinos.

Rara vez tendremos dentro de una copa y en tu propia mano vinos de la talla de PINGUS,     ÚNICO, MACÁN, CONTADOR, ARTADI… Ya puedo decir que los he probado. Y siempre aparece el eterno dilema, ese debate que surge ante esta situación ¿realmente valen lo que cuestan?.

 

Sin título1

 

Sin título3

Amigos, espero hacerme la misma pregunta el año que viene, y espero no poder responderla con argumento coherente, simplemente quiero estar delante de estos vinos otra vez, y si no es en 2.015, que sea el 2.016.

Fernando Rastrilla.

 

Read Full Post »

txakolis_experimentales

“Limpio y brillante, de color amarillo suave, pajizo con unos luminosos reflejos verdosos característicos de nuestro txakoli tradicional. De aromas intensos de fruta fresca, fruta blanca como la manzana y la pera con notas cítricas y ligeras notas herbáceas que nos recuerdan a nuestros campos y nuestras costas. En boca, un vino refrescante, amable y pleno, largo y franco, que nos deja esa sensación fresca de la fruta y nos invita a seguir disfrutando de él”.


Así definía el Txakoli de Bizkaia cosecha de 2013 la sumiller Olalla Elorriaga (Nariz de Plata 2012 y nominada mejor sumiller del año 2014 por la Asociación de Sumilleres de Euskadi) en la celebración del Txakoli Eguna (la fiesta del txakoli) el pasado sábado, organizado por la Denominación de Origen Bizkaiko Txakolina.
En esta ocasión, coincidiendo con el vigésimo aniversario de la Denominación el acto se llevó a cabo en la Tribuna Norte de San Mamés para posteriormente extenderse por las zonas de bares más populares de Bilbao, con la participación de más de 80 establecimientos.

Por su parte, el presidente de Bizkaiko Txakolina, Juan Carlos Ercoreca, afirmaba: “Cuando hablamos de txakoli estamos hablando de raíces, de sostenibilidad y de tradiciones. Y también de fiesta, de brindis, buenos deseos y compañerismo. En suma hablamos de Bizkaia y de Euskal Herria”. Ercoreca hizo también una mención especial a la evolución del desarrollo tecnológico que ha experimentado el Txakoli de Bizkaia en los últimos años, lo que ha revertido en una mejora de su competitividad en los mercados.

Desde todos los rincones del mundo

Al brindis se sumaron conectados a través de las pantallas de video seis personajes populares que no pudieron estar en persona: el alcalde de Bilbao, Ibon Areso; desde Madrid, el director de cine Pedro Olea y el actor Iñaki Miramón; desde el museo Guggenheim, el chef de su restaurante Nerua, Joxean Alija; desde Nueva York, el chef bilbaino Eder Montero, propietario del Restaurante Txikito en la Gran Manzana; y desde Miami, el sumiller y director de cine Charlie Arturaola, quien actualmente está terminando de rodar un largometraje en la que el Txakoli tiene un papel destacado.

FUENTE:  09 DE JUNIO DE 2014 –  DIARIODEGASTRONOMIA.COM

Read Full Post »

Older Posts »