Feeds:
Entradas
Comentarios

 

El precio de una botella de vino es un asunto que despierta polémica y y tensiones en el lado de la elaboración en el momento de fijarlo. Y preguntas y dudas en el lado del consumidor a la hora de adquirirlo, Cada vino nuevo que elabora una bodega obliga a un momento de reflexión interna y un duro examen en el mercado que requiere mucho apoyo comercial para situarlo donde la bodega planifica. En la mayor de las simplificaciones podemos afirmar que el vino es zumo de uva fermentado, pero el proceso de producción y el origen pueden constituir toda la diferencia para que éste quede anclado en un determinado nicho de mercado.

Si se pregunta a cualquier buen elaborador por la clave de un buen vino y su precio, contestará que es debido primero al suelo, segundo al suelo y por último, al suelo, Pero también entran en la ecuación otros factores, Las complejidades de la elaboración pueden ser confusas para un consumidor medio, pero al comparar un vino corriente con una botella de un vino con denominación de origen de una bodega de prestigio. las diferencias de producción se demuestran fácilmente y queda zanjado el tema, por lo que el coste está justificado,

En los vinos de bajo precio, el proceso comercial responde a una economía de escala fácil de entender, pero ¿qué ocurre con los vinos por encima de la línea imaginaria que divide los buenos de los mejores?

Hablamos de vinos por encima de los 20 a 30 € o incluso, como indica el mercado en la actualidad, los vinos que sobrepasan los 15€. La diferencia es el enfoque que trata la vitivinicultura como un noble oficio o como arte y este es capitulo aparte,

Hace algunos años, el Journal of Wine Economics quiso desentrañar el misterio del precio de los vinos de alta gama y empezó por hacer una prueba empírica con un panel de aficionados. Se trataba de probar a ciegas vinos Premium que tenían diferencias de 10 a 20 €. El resultado fue decepcionante para ellos, porque concluyeron que, cuando un consumidor no sabe el precio del vino, lo disfruta de distinta manera que cuando lo conoce. De hecho los vinos de menor precio ganaron puntos frente a los de mayor precio en esa cata ciega. Hay múltiples estudios que se han hecho desde entonces que demuestran que el cerebro registra mayor placer cuando sabe que está tomando un vino caro, incluso cuando se le ha llevado a engaño cambiando su precio para equipararlo al rango de precios de los vinos con los que se le compara.

Hay pintores y escultores magníficos pero también los hay que, además son grandes vendedores. Todos son artistas pero la fina línea de separación entre unos y otros es muy difusa. Las claves de unos y otros son sencillas y se aplican también al mundo del vino. Lo primero que hacen los buenos vendedores es venderse. Primero ellos y después el producto. Aquí( entra lo que hemos visto en otros articulas sobre el storytelling del marketing.

Contar una historia que luego desemboca en el producto que también debe tener una historia. El suelo, la situación, el viñedo, el cómo la constancia y la visión terminan triunfando, etcétera. Nunca se sabrá si hacerlo es un arte o una conveniente vaguedad.

Lo segundo y fundamental es tener claro que un precio alto se percibe como prueba de valor/calidad, No hay que venderse como se mira uno mismo, sino como uno quiere ser percibido por el potencial consumidor. La realidad es que, aun elaborando un vino de gama muy corriente, el elaborador prefiere que le asocien con Armani y no con Carrefour. Puede que en este punto muchos elaboradores se equivoquen al aparecer como más baratos de lo que deberían.

Pierden, especialmente en comparación al mercado internacional. Siempre habrá. algún otro elaborador que cobre más por un producto similar Inclusa mucho mas.

Esa persona está creando la percepción de que su vino está por encima. Si el PVP de un vino es demasiado bajo, el consumidor percibirá que lo que contiene es de menor interés.

El tercer punto es no dudar. Hay que creer en el producto y defenderlo apasionadamente. Nietzsche ya vislumbró que la gente tiende a creer aquello que es defendido con pasión. Una defensa a ultranza por parte de un vendedor deja sin argumentos a un comprador. De ahí el éxito de “el mejor vino….. “el top 100….. “la mejor compra…”. Ante semejantes titulares rotundos, ¿quién se atreve a dudarlo? El éxito de los concursos de vino depende también del nombre del premio. Hay que afirmar. Y hacerlo con firmeza para triunfar.

En el segmento alto del mercado, el precio no está determinado por los costes de producción ni distribución, por lo que éstos tienen que quedar superados cuando la botella llega a un escaparate. El precio debe ser el resultado de la gestión de los costes de producción y distribución, la reputación y conocimiento de la marca. las estrategias mercantiles. las opiniones que reflejan los medios y el temor del consumidor a quedar fuera de juego al no entender sus reglas.

Aunque existe el Liv-ex que actúa como el Nasdaq de la Bolsa pero en términos vinícolas. con información y datos sobre los 50 vinos más cotizados. el 99,9% de los vinos de precio alto ni se contemplan en este organismo británico que pretende controlar el mercado global de vinos finos.

A pesar de las diferencias sustanciales que existen en el mundo de la elaboración de vinos y de los cientos años de historia. la diferencia significativa entre los vinos de alta gama es la percepción que se tiene de ellos.

En la Bolsa. casi todos los activos tienen un valor objetivo basado en datos. En el mundo del vino, el factor de percepción de la calidad es lo que manda. Los compradores gestionan su percepción de las percepciones. donde el valor y el precio están determinados por lo que el mundillo del vino está opinando. No es discutible porque alude al romanticismo del sector y saber reconocerlo y gestionarlo sí es verdadero arte.

 

FUENTE: Mensaje en una botella. AutoraMaría Pilar Molestina

Publicado en: PlanetAvino. Revista de Vinos, Bebidas y Productos de Calidad.

Numero 77. Febrero/marzo.2018

Anuncios

La cata del mes de Marzo G-III.

Cata de Vinos Naturales, Ecológicos y Biodinámicos.

VINOS BLANCOS

1. ARBOIS BLANC NATURÉ. 2015. NATURAL (NATURÉ). Domaine Rolet, Père et Fils. Arbois. Alc.: 13% vol. Variedad: 100% Savagnin* (con algo de Chardonnay). A.O.C. ARBOIS. Descalificado: Aroma y sabor corcho

2. CHARDONNAY. F. SCHATZ. 2016. BIODINÁMICO. BIOLÓGICO. F. Schatz Premium Wines. Ronda. Málaga. Alc.: 14 % vol. Variedad: Chardonnay. . D.O. SIERRAS DE RONDA.   Calificación: Ptos.: 87.- NOTABLE

3. ANTISTIANA. 2014. ECOLOGICO. Mas Comtal. Avinyonet del Penedés. BCN. Alc.: 13,5% vol. Variedad: Incrocio Manzoni.. D.O. PENEDÉS.  Calificación: Ptos.: 90.- NOTABLE

4. MOSSE ARENA 2011. NATURAL. BIODINÁMICO. Agnès et René Mpsse. Domaine Mosse. Saint Lambert du Lattay. Angers. France. Alc.: 13% vol. Varietal Chenin. A.O.C. SAVENNIERES. Calificación; Ptos. 89.- NOTABL

VINOS TINTOS

1. ECOS DE VARAL. 2014. ECOLÓGICO. Bodegas Varal. Baños de Ebro. Álava. Alc.: 13,5% vol. Uvas: 95% Tempranillo y 5% Viura.. D.O.C. RIOJA. Calificación:  89 – NOTABLE

2. VIÑAS DEL CÁMBRICO. 2014. ECOLÓGICO. “CASI” NATURAL. Viñas del Cámbrico, S.L. Salamanca. Alc.: 13,5% vol. Uvas: 64% Rufete y 26% Tempranillo. D.O. SIERRA DE SALAMANCA. Calificación: 84 – Muy Bueno –

3. ACINIPO F. SCHATZ. 2010. BIODINAMICO (ECOLÓGICO). F. Schatz Premium Wines. Ronda. Málaga. Alc.: 13,5% vol. Varietal: Lemberger.. D.O. SIERRAS DE RONDA.  Calificación:  88 – NOTABLE

4. GIL LUNA. 2009. ECOLÓGICO. Bodega Gil Luna. Toro. Zamora. Alc.: 14,5% vol. Varietal: 95% Tinta de Toro. 5% Garnacha. D.O. TORO. Calificación:  90 – NOTABLE

VINO GENEROSO

1. – Vinhos S.A. Vila Nova de Gaia. Portugal. Alc.: 20% vol. Elaborado a partir de vinos jóvenes de las subregiones del Baixo Corgo y del Cima Corgo. D.O. VINHO DO PORTO-  Calificación:  90 – NOTABLE

 

 

 

La gran cita en España con el mundo del vino, el Concurso Internacional de Vinos Bacchus, ya conoce su medallero. En la escala del 0-100 solo diez etiquetas de las 1.735 presentadas consiguieron alcanzar, en estricta cata a ciegas, una puntuación superior a los 92 puntos.

Cuatro joyas nobles – Lustau VORS Oloroso, Palo Cortado VORS Tradición, Justino’s Madeira Colheita Malvasia 1997, 61 Dorado de Agrícola Castellana y el eslovaco Lipovina Saturnia 2016 – junto a cinco tintos, dos riojanos –Ysios Reserva 2012 y Viña Pomal Reserva 2013 – un navarro – Altos de Inurrieta 2014 –, un aragonés – Pago “S” de Ayles 2015 – y un mexicano – Gran Vino Tinto Chateau Camou 2014 – se alzan al más alto de los escalafones de un exigente medallero como el de Bacchus 2018. Un top ten de Grandes Medallas de Oro al que se suman 171 Bacchus de Oro (calificaciones superiores a 88 puntos) y 340 Bacchus de Plata (calificaciones entre 84 y 88 puntos).

En términos estadísticos, las Denominaciones de Origen Rioja y Ribera del Duero, con 61 y 55 galardones, encabezan un ranking de indicaciones geográficas en el que Rias Baixas y Rueda se erigen como triunfadoras blancas. Por países, un año más Eslovaquia y Portugal, con 30 y 29 medallas respectivamente, ocupan los dos primeros puestos de honor, mientras México emerge con fuerza con una nada despreciable cifra de doce galardones, Gran Bacchus de Oro incluido. Sin lugar a dudas una muestra más de la pujanza a nivel internacional de Bacchus 2018, un certamen en el que se han dado cita vinos procedentes de un total de 19 paises.

Más de 80 catadores, incluyendo diez Masters of Wine, Masters Sommelier, sumilleres, responsables de compras, críticos especializados y responsables de las principales instituciones vitivinícolas a nivel mundial avalan este palmarés como una de las más imprescindible guías para el consumidor a la hora de reconocer la calidad de las elaboraciones premiadas.

Más información de Bacchus 2018 en www.concursobacchus.es y en el siguiente enlace. Consulta el listado de premiados aquí

FUENTE: http://www.uec.es/

Arima 2015 de la Bodega Gorka Izagirre ha obtenido la medalla de oro en la cata de primavera 2018 del Gran Premio Internacional del Vino Mundus Vini. Unos 270 expertos de 44 países eligierón los mejores vinos de entre los 6700 presentados a concurso,

La cosecha 2015 del vino de vendimia tardía Arima se beneficio de un espléndido verano del 2015  que hizo que las uvas llegaran a un punto de maduración elevado, lo cual ha permitido obtener un vino maduro, goloso e intenso. Con 105 gramos de azúcar residual, este Arima es el más maduro cosechado hasta la fecha por la bodega.

Fermentado en barricas de roble francés de 500 litros, la sutileza de la madera ensambla perfectamente con sus intensos aromas a frutas escarchadas y miel sin perder su cítrico frescor.

Ha madurado en botella desde agosto de 2016 esperando que llegue el día de presentarse ante nosotros con una exuberante juventud que le augura una fantástica evolución.

Arima de Gorka Izagirre armoniza con postres, quesos azules, trufa negra, foie… o incluso escabeches! Aunque solo también puede ser un perfecto acompañante durante una grata conversación de sobremesa en buena compañía.

El hermoso bosque de Darney, en el noreste de Francia, alberga uno de los robledales más antiguos e imponentes de Europa. De allí proceden las valiosas barricas donde reposan, añada tras añada, los mejores vinos del planeta.

Si el mundo de la enología resulta un tanto enigmático para el público en general, la elección del tipo de madera para la crianza de los vinos es, a juicio de muchos enófilos, uno de los misterios más insondables que existen. A día de hoy sí sabemos que, aunque hay otras alternativas más o menos interesantes o pintorescas (castaño, cerezo, acacia, pino), no hay ninguna madera mejor que la del roble para que el vino se equilibre, aumente su longevidad y despliegue un abanico mucho mayor de aromas y sabores. Evidentemente, hay diferentes tipos de roble y no todos valen para la crianza de vinos. Por sus características, los dos más empleados en todo el mundo son el americano y el francés, pero, ¿cuál es la razón fundamental de que se utilice uno u otro? La eterna pregunta que se formula el aficionado desde tiempos inmemoriales tiene, a priori, una respuesta rápida y contundente: el precio. Es de sobra conocido que el roble francés es mucho más caro que el americano, pero si hacemos memoria,la mayoría de los grandes vinos del mundo reposan única o parcialmente en barricas de roble galo, y esto incluye a muchas de las mejores etiquetas del norte y el sur de América. Por tanto, existen más razones que justifican el prestigio del roble francés, y nada mejor que buscarlas donde germina la semilla de este gigante de madera: en el corazón del bosque.

En Francia hay cerca de 20 millones de hectáreas de bosque, de las cuales el 80% son de propiedad privada y el resto están gestionadas por la Office National des Forêts (ONF), responsable de salvaguardar los recursos y mantener la población forestal de forma sostenible. Los mejores robledales de Quercus petraea o Quercus robur, las dos especies principales que crecen en suelo galo, se encuentran en el centro del país (Nevers, Allier, Troncais, Limousin) y en el noreste, en la región de Lorena, quizá la zona menos conocida por enólogos y bodegueros, aunque en los últimos tiempos firmas de toda Europa (como la riojana Luis Alegre) han puesto sus ojos en este rincón de Francia y trabajan felizmente con tonelerías locales. Allí, en las faldas de los Vosgos y a tiro de piedra de Borgoña, se encuentra el bosque de Darney, asentado sobre terrenos pobres y con unas condiciones climáticas que favorecen la calidad del roble: inviernos muy fríos, veranos secos y primaveras templadas, que son las que dotarán a la madera de una mayor riqueza aromática.

La medida exacta

La gestión forestal que allí se lleva a cabo es igual de eficaz que en el resto de Francia y está a años luz de la de otros países europeos –de España ni hablamos–. La explotación de los robledales se realiza en zonas muy delimitadas, de forma metódica y con una precisión milimétrica. Solo el 5% de los robles, los de mayor calidad, se destinan a la elaboración de barricas, mientras que el resto acaba convertido en papel. Los mejores ejemplares se talan en plena madurez, a partir de los 180 años, cuando aún les queda medio siglo de vida. Después de la tala y la correspondiente tasación económica del ejemplar en pleno bosque, el tronco es trasladado al aserradero para su despiece y conversión en duelas. Allí también se lleva a cabo el secado a la intemperie, un proceso importantísimo que dura entre 24 y 36 meses y que sirve para degradar el tanino y afinar la madera. Si esto no sucede, será el vino el que pague las consecuencias en forma de una excesiva potencia tánica y un desagradable sabor a madera sin curar.

 

El trabajo que comienza en el bosque finaliza en la tonelería. Allí, los maestros toneleros ensamblan las barricas y les dan diferentes grados de tostado a petición de sus clientes. Acaba así un proceso que dura cerca de dos siglos, desde que surgen los primeros brotes del roble hasta que su madera pasa a albergar a los mejores vinos del mundo. ¿Quién dice que eso no es una vida plena?

Valor de ley

Una vez talado el roble, un tasador del aserradero que explota esa zona determinada del bosque se encarga de medir, valorar y establecer el precio del tronco. Es imprescindible que marque los nudos, porque es la parte inservible de la madera y hay que restarlos del importe final que pagará la tonelería. El metro cúbico del roble puede variar entre los 2.800 y los 4.000 euros dependiendo de su calidad, y con él se pueden llegar a fabricar nueve o diez barricas.

El arte del hendido

La madera de roble francés es muy especial. Debido a su composición, hay que cortarla mediante la técnica del hendido, siguiendo la trayectoria de los radios medulares para garantizar la permeabilidad de las duelas. Esto obliga a descartar mucha cantidad de madera y es una de las razones por las que el coste final de las barricas es mucho mayor que el de otros tipos de roble, como el americano o el de Europa del Este, muy de moda desde hace algunos años.

FUENTE: SOBREMESA. REVISTA DEL VINO Y LA GASTRONOMIA. 9-Enero-2018

Autor: Alex calvo.

https://sobremesa.es/not/3382/la-magia-del-roble-frances-desde-el-bosque-a-la-bodega

Subidas difíciles de trasladar.

Oportunidad de premiumización

 

Elaborado por el OeMv. Observatorio Español del Mundo del Vino

Próximos ya a una nueva vendimia en el hemisferio sur que puede afectar a los mercados in-ternacionales, el vino español se enfrenta al reto de cómo trasladar las consecuencias de una vendimia escasa y más cara al mercado y cómo aprovechar la oportunidad para un mejor posi-cionamiento de nuestros vinos que ayude a generar valor, imagen y margen en el conjunto de la cadena.

10 enero 2018 – Aprovechando el respiro navideño, analizamos brevemente (i) la in-formación de que disponemos en estos momentos sobre evolución de los mercados del vino español y (ii) las previsiones sobre cómo puede terminar la actual campaña. Ir más allá del primer semestre del año parece complicado por el gran efecto que pudieran tener las previsiones sobre la próxima vendimia, para las que aún es muy pronto.

GENERAL.-

Un año complicado por la reducción de cosecha en 2017 y las subidas de precio en vendimia, que afectarán a los mercados y a las empresas. “¿Cómo?” es la gran duda. Muy resumidamente:

– Previsible pérdida de mercados en términos de volumen, algo en mercado nacional y más en exportación, particularmente entre los de menor valor medio.

– Estrechamiento de márgenes en las empresas por la dificultad de trasladar el 100% de las subidas en vendimia, particularmente entre las menos diversificadas y las que concentran mayor parte de sus ventas en productos del año

MERCADO NACIONAL

La experiencia del 2012-13 y la importante subida de precios en vendimia en ese año muestra que, pese a la poca elasticidad de la demanda española de vino a las variaciones de precio, una repercusión en PVP, aunque sea parcial, de las subidas registradas en origen genera pérdida de consumo, particularmente en los segmentos más económicos, con posible traslación de más consumo a otras bebidas y, especialmente, la cerveza. Salvo que Horeca consiguiera compensar las previsibles caídas en hogares, esta evolución posiblemente nos haría volver nuevamente al nivel de los 10 millones de hectolitros de consumo interior que parecíamos estar superando en 2017.

Canal Hogares

Más sensible a las variaciones de precio, el consumo en hogares a octubre de 2017 (374 millones de litros por valor de 1.021 millones de euros) incrementa su descenso con tasas de variación en 12, 10 y 1 mes (interanual, acumula-do y del mes) del 1,7% à -0,6% y à -7,9% en valor y del -1,6% à -2% à -11,8% en volumen; compatibles con o causados por subidas de precios me-dios que se aceleran del 3,3% à 1,5% à 4,4%.

La caída en octubre es particularmente fuerte para los cavas y espumosos con DOP, que venían creciendo sostenidamente en meses anteriores. Pero también es acusada en vinos tranquilos con DOP, creciendo ligeramente hasta hace poco, y sin ella, que ya venían cayendo en los últimos meses.

Canal Horeca

No disponemos de información pública sobre el canal pero los datos anuales de 2016 y años anteriores así como las informaciones de los operadores muestran un mayor sostenimiento, de tal forma que la recuperación, muy fuerte desde 2015, puede suavizarse en 2017 pero todavía mantenerse en cifras positivas de variación.

Tercer Canal

Menos información aún existe sobre el tercer canal donde se incluyen las vías de comercialización no analizadas por las grandes empresas de análisis de mercado. Las todavía escasas ventas directas en bodega o por internet, así como las realizadas para catering y los autoconsumos pueden mantenerse fuertes pese a las subidas de precios, siendo el canal que menos notaría el efecto de las subidas.

EXPORTACIONES

La corta cosecha española, coincidente en 2017 con cosechas también cortas de nuestros principales vecinos y productores mundiales pero quizás parcialmente compensada por buenas vendimias en el hemisferio sur en marzo, hacen prever que se mantenga la ten-dencia actual de similar o menor volumen mundial comercializado, a precios medios más elevados, con una facturación ligeramente al alza. En el caso de España, todavía con un 55% del volumen de exportación de vinos a granel (20% del valor total) y más de 4 millones de Hl de mosto, la reducción de la cantidad disponible de vino y su consiguiente elevación de precios se dejará notar de forma especial. Los datos a octubre se ven todavía muy influidos por fuertes retiradas de granel y demanda muy sólida para los envasados, pero parece razonable esperar que el volumen disminuya en los próximos meses, vuelvan a recuperarse los precios medios y, como efecto combinado de ambos, la facturación internacional por nuestros vinos se mantenga ligeramente positiva, por en-cima de los 3.000 millones de euros.

Envasados

Vinos tranquilos. De movimientos tradicionalmente más suaves que los graneles, su actual ritmo de crecimiento a octubre (tasas de variación interanual, acumulado y del mes del 5,1% à 6,2% à 19% en valor y del 4,7% à 7% à 24% en volumen con precios estables o a la baja) permite esperar que se mantenga el ritmo de creci-miento interanual sobre el 5/7% en valor y sobre el 5/6% en volumen.

Espumosos. Por oposición a los vinos tranquilos envasados, su evolución en octu-bre se muestra peor que la de meses anteriores, particularmente en volumen, donde llegan a perder un 4,3% en el mes, acompañada de fuerte subida de precios medios. Sin embargo, la demanda mundial para esta categoría de producto se muestra muy fuerte y no parece que sea donde la escasez de la vendimia más haya podido afectar este año por lo que podría mantener tasas de crecimiento interanual en torno al 10% tanto en valor – más difícil – como en volumen.

Licor y aguja. Los datos muestran mala evolución de los vinos de aguja, sostenida a lo largo del año, y extraordinaria subida de los de licor en el mes de octubre frente a la atonía de meses previos. En total, ambas categorías se pueden mantener sobre los 34 millones de litros por importe de unos 90 millones de euros.

Granel.

Pese a no sentir las consecuencias de la vendimia en octubre, si consideramos que las fuertes salidas de este mes pueden ser fruto de (i) la retirada de vinos previa-mente contratados y (ii) la voluntad de garantizarse un suministro en época que se prevé de escasez, la tendencia razonable sería hacia pérdida incluso sensible de volumen, a precios notablemente más elevados (por necesidad de reflejar más rápidamente los sufridos en vendimia), dando como resultado una facturación ligera-mente al alza, que podrá mantenerse en tasas positivas mientras la pérdida de vo-lumen no exceda la revalorización del litro. A modo de ejemplo, recordamos que la relativa escasez de 2012 supuso una subida – que ya venía produciéndose – de los 32 céntimos/l hasta tocar los 60 cts/l en septiembre de 2013, con pérdida de más de 4 millones de Hls entre los 12,1 millones que se llegaban a vender (TAM) en marzo 2012 a los 7,8 millones de agosto 2013, pero compatible con un aumento de la facturación. Ahora, hemos pasado de los 13,6 millones de granel sin DOP alcanza-dos en octubre de 2015 a los 12 actuales, con precios que vienen remontando desde los 35 céntimos a mediados de 2016 hasta los 43 cts actuales y que pueden superar-se ampliamente en los próximos meses, (i) empujados por la relativa escasez actual, tanto propia como de otros grandes productores, frente a una demanda aparente-mente sólida, así como por la tendencia a ir pasando cantidades de vino hacia sali-das de más alto valor y mayor estabilidad (envasados y graneles varietales), aunque (ii) posiblemente frenados a partir de marzo/abril si se confirman las buenas perspectivas de cosecha en el hemisferio sur. Como ya ocurrió en 2013, posiblemente Chile marque un nivel de precio mundial que limite la subida.

Mosto

Viene creciendo muy fuerte este pasado año, particularmente en valor (+25%) por revalorización del litro en casi un 20%. De nuevo y aunque muy difícil de prever, puede suponerse que la subida en las salidas de octubre (+11,5%) derivan de las necesidades de los principales mercados, pero no se mantendrán en los próximos meses debido a su encarecimiento y a la existencia de alternativas de venta de más valor.

COMERCIO MUNDIAL 

Como se apuntaba más arriba, la menor cosecha en España, pero también en Italia y Francia este año, puede aumentar la tendencia, ya existente en los mercados, hacia menor volumen de comercialización a precios más elevados que sí permiten un aumento de la facturación mundial. Una tendencia en la que:

  1. i) se resienten particularmente las ventas de vinos a granel entre productores y tipo básico, pero
  2. ii) pueden impulsar las ventas de granel a destinos finales como forma de abaratar en transporte el coste por litro para aumentar – como ya se está dando – el intercambio entre compras de envasados por compras de granel para envasado local, y

iii) permiten un suave crecimiento de los envasados y, especialmente de los vinos premium y ultra-premium, más en valor que en volumen;

  1. iv) mientras se mantiene la moda de los espumosos no particularmente caros.

Entre los mercados y aunque no pueden repasarse todos, China – más ahora que Hong Kong y a menor ritmo que en años anteriores –, junto con Rusia – más Lituania – y Ho-landa están liderando las compras mundiales del vino en 2017 entre los principales im-portadores, mientras Brasil, Singapur y la República Checa presentan cifras de importación superiores al 10% frente al año anterior. EE.UU., Reino Unido y Alemania se mantienen como los tres principales mercados mundiales, por encima de los 10 millones Hls cada uno, pero a ritmos de crecimiento algo menores del 5,6%, 5,8% y 2% respectiva-mente en valor.

Entrevista a Asier Dañobeitia. El Correo – Jantour

Por el interés de sus respuestas y las ideas que aporta en torno a nuestro vino txakolí, me complace recoger en esta página de vinos de nuestra Sociedad de Cata.

 

Es de Lezama y nació en el caserío Labakoetxe entre viñedosde txakoli. Quizá así comenzó su idilio con este vino. Este sumiller, tercero en el campeonato de Euskadi de 2015, trabajó desde 1999 hasta 2015 en el bar Atarrabi (Sondika). Hoy es miembro de la Asociación de Sumilleres de Bizkaia, sumiller en Despierta tus Sentidos (Catas Experience), juez del panel de Análisis Sensorial del Consejo Regulador de Bizkaiko Txakolina y comercial en Vino Arte. De carácter entusiasta, cada palabra que pronuncia sobre txakoli es un elogio.

-Hábleme de la singularidad del vino.

-El argumento de querer agradar a la mayoría ha dado al traste con la diversidad y ahora es tarea de especialistas distinguir un vino de otro. La calidad no es mala, pero un trabajo de prospección seria del conjunto revela una mediocridad alarmante, la maoría son fotocopiasmuno de otro.

No se puede agradar a todos.

Si pones un negocio y quieres agradar a todos, no agradas a nadie. Hemos pasado de la época industrial a una nueva era de micronichos del mercado. Creo que es el futuro. En un bar no vale hacer las cosas de 7, porque o haces las cosas de10 o no tienes nada. Es importante la máxima especialización.

¿Y la calidad de un vino?

-Es el conjunto de sus cualidades. La ausencia de defectos. Lo importante de un buen vino no es que tenga mucho de todo sino que esté todo bien ensamblado, debe crear un equilibrio entre.1os compuestos sápidos y aromáticos, el olor y el sabor deben reforzarse mutuamente.

– ¿Pero la ausencia de defectos no es lo que los hace a todos iguales?

-Lo que hace el vino diferente es el terruño, el ‘terroir’. El vino se hace en el viñedo, en la bodega. No es lo mismo hacerlo en Euskadi que ir a la Sierra de Gredas, con su variedad.

-¿Cómo se disfruta elvino?

-Beber bien, comer bien, consiste en apagar el radar y dejar que sucedan cosas buenas. Consiste en volver la espalda a la persona mezquina, manipuladora, calculadora y astuta que 1levas dentro y dejarte llevar inconscientemente por una nueva experiencia. Al final la pretensión íntima es procurar placer a los que beben.

El paralelo 52º

-Usted habla del Paralelo 52º • ¿Qué denota?

-Es la latitud que marca el límite septentrional (al menos antes del cambio climático…) de las reglones vitivinícolas de Europa, el límite para hacer un vino en el hemisferio norte. Aunque no esta científicamente demostrado.

-Está especializado en Bizkaiko Txakolina.

-Nuestra uva Hondarribi Zuri, huele a lo que somos nosotros. Hinojo, cítrico, pomelo. Es nuestra esencia. También la Hondarribi Zuri Zerratia. Con la Beltza ya se está haciendo grandes vinos, como Doniene (Bakio). También los hay de vendimia: tardía y espumosos.

-Un txakoli que le venga a la mente;

-Ieup!, de Magalarte. O Magnum 2014, que demuestra que nuestro txakoli tiene capacidad de envejecimiento y largo recorrido.

-¿Su último.descubrimiento?

-Dos txakolis de talla mundial que me han impresionado en la última cata: Late Harvest 2016 y Gure Arbasoak, ambos de Oxer Basteguieta (Kortezubi). Uno de vendimia tardía y otro fermentado en barrica, bien balanceados, sedosos, cremosos, largos y eternos.

– ¿Qué me dice del txakoli guipuzcoano?

-Está bien, lo que pasa es que soy un enamorado del txakolí de Bizkaia, de mi tierra, pero solos en el mundo no podemos defendernos, tenemos que estar juntos si queremos trascender a Euskadi. Creo que se están haciendo las cosas bien. Si buscamos provincianismos vamos a morir, solos no somos nadie. Y tenemos un imán muy importante, un vinazo ¿qué más quieres? Los franceses está locos por venir a Gaztelugatxe y tomarse un txakolí.

FUENTE: El Correo. – Semanal  JANTOKI de gastronomía, vinos, restauración, etc. 2 febrero 2018

http://www.elcorreo.com/jantour/bodega/asier-danobeitia-beber-20180206184015-nt.html