Feeds:
Entradas
Comentarios

Un nuevo estudio de salud se centra en los hábitos de consumo para tratar de concretar los beneficios del consumo de alcohol.

consumo_bueno_malo-1

Los efectos del alcohol en la salud humana siempre es un asunto complicado de tratar. Sabemos que el consumo excesivo de alcohol causa graves problemas de salud y que el consumo moderado es beneficioso especialmente en bebidas fermentadas, donde el vino es incuestionablemente la mejor opción para la salud.

Pero, sin dejarnos llevar por la pasión por el vino, es importante destacar que incluso el consumo moderado puede ser difícil de estudiar en un entorno clínico y objetivo. En el estudio del alcohol en el organismo existen multitud de varibles a analizar que muchas veces causan confusión, como el tipo de bebida, la interrelación con los alimentos, e incluso las influencias culturales y sociales sobre cómo se consume alcohol. Un nuevo estudio publicado en la revista Food and Function  estudió todas estas variables para comprender mejor cómo los patrones de consumo afectan a la salud humana. Basándose en sus hallazgos, los autores hacen varias recomendaciones en relación con el consumo de vino y las directrices de salud.

Los autores de la investigación, dirigida por el Dr. Mladen Boban de la Universidad de la Escuela de Medicina de Split en Croacia, destacan la confusión en torno a la salud y el alcohol.

El abuso de alcohol es la tercera causa principal de muerte en la Unión Europea, explica la publicación, sin embargo, el consumo moderado ha demostrado que reduce las tasas de mortalidad. Incluso los gobiernos nacionales parecen estar confundidos sobre cómo aconsejar a sus ciudadanos sobre los hábitos de bebida beneficiosos. A modo de ejemplo, este último año Reino Unido publicó directrices dudosas sobre el consumo de alcohol ya que declaraban que cualquier cantidad de alcohol es insegura. La credibilidad del informe fue cuestionada posteriormente por profesionales de la salud, por imprecisa.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos y el Departamento de últimas directrices dietéticas de Agricultura aconsejan beber con moderación, pero dan poca orientación en cuanto a beber con las comidas o los efectos del consumo excesivo de alcohol. Algo similar ocurre en España, donde el Ministerio de Agricultura y Alimentación recomienda el consumo moderado de vino, pero sin dar pautas de consumo.

Los investigadores esperan con este estudio que su opinión pueda ayudar a las políticas nacionales sobre el alcohol en el futuro. El estudio se centra principalmente en los patrones de consumo “con respecto al tipo de bebida, moderado y regular frente a excesivo y ocasione, así como beber con o sin comidas”, en lugar de usar unidades de alcohol u otras medidas utilizadas comúnmente en estudios y directrices de salud pública.

Mejor para el organismo si se consume con alimentos saludables

Los científicos llegaron a la conclusión de que los consumidores moderados de vino tienen una menor tasa de mortalidad que los que optan por consumo regular y moderado de cerveza o licores.

Los científicos también encontraron que los efectos cardioprotectores del vino aumenta cuando se consume con alimentos y éstos son saludables. Su teoría es que estos beneficios se deben a ciertos compuestos en el vino, como los antioxidantes y polifenoles.

También señalan que el consumo con alimentos reduce el contenido de alcohol en sangre, y proporciona protección para el hígado en el largo plazo.

Factores culturales

El estudio también se centró en gran medida de las distintas influencias culturales globales del consumo de alcohol, especialmente en lo que se refiere a las diferencias nacionales en lo que se define “consumo excesivo de alcohol.” Por ejemplo, en muchos países nórdicos y escandinavos, el consumo total del país puede ser bajo, pero no suelen consumir bebidas habitualmente y cuando beben pueden tomar de 7 a 14 tragos de destilados de una sentada. En contraste, en el sur de Europa consumen más alcohol a nivel país, pero tienden a hacerlo en el transcurso de una semana y con las comidas.

Los autores también reconocieron que en algunos países el consumo excesivo de alcohol se asocia con el comportamiento violento y antisocial que puede conducir a lesiones y muerte. En otros, el consumo excesivo es culturalmente aceptable.

Sabiendo esto, los investigadores recomiendan utilizar el principio de “segmentación de la audiencia” en la ejecución de las campañas de salud pública. Es decir, las directrices no deben ser únicas para todos. En lugar de ello, según el estudio, los profesionales médicos, funcionarios de gobierno, figuras públicas, padres y demás personas que influyan en el consumo de los ciudadanos, deben adaptar sus directrices a los hábitos de consumo de la comunidad. Alguien que consume responsablemente vino puede ser más receptivos a una campaña de salud pública poco estricta destinada a mejorar el bienestar. Un bebedor empedernido de destilados puede necesitar un enfoque más directo, intenso e intervencionista.

En todo caso, el estudio deja claro que la mejor opción siempre será el consumo moderado, preferiblemente de vino, y durante comidas equilibradas.

FUENTE: VINETUR. 25 de agosto de 2016
LA REVISTA DIGITAL DEL VINO

camarero-vino

 

El sector del vino siempre ha sido muy crítico con que los periodistas del vino, se refieran a éste como caldo. En cambio los amantes de la lengua española, defienden todo lo que diga la RAE.

Es lógico que a los bodegueros, enólogos, sumilleres, y amantes del vino en general, les inquiete y perturbe oír como se refieren algunos periodistas al vino, como caldo ó caldos. Dentro de esta polémica contrariedad, es cierto que la Real Academia Española de la Lengua así lo permite. La acepción caldo, proviene del latín “caldus”, que significa caliente.


la-rae-define-al-caldo-como-vino-9656-1-1En este sentido y copiamos literalmente la RAE define Caldo del siguiente modo:

  1. m. Líquido que resulta de cocer o aderezar algunos alimentos.
  2. m. Jugo vegetal, especialmente el vino, extraído de los frutos y destinado a la alimentación. U. m. en pl. La Rioja es famosa por sus caldos.
  3. m. En siderurgia, hierro u otro metal en estado líquido dispuesto para el molde.
  4. m. Can., Ec., Hond. y Méx. guarapo (‖ jugo de la caña dulce).

Entendemos que la RAE, dentro de su lógica, ha decidido llamar caldo al vino, en base a su fermentación, ya que el vino tinto en ese momento puede llegar a alcanzar los 30 ºC.

Si la RAE en base a la temperatura de servicio hubiera definido al vino, no lo hubiera llamado caldo ya que como todos sabemos se sirven desde los 4 grados los espumosos, a los 18 grados los Vinos Tintos de Crianza en madera, particularmente.

Dado que en el mundo gastronómico hablamos del caldo de cocido, caldo de pollo, caldo de verduras, etc…, y que ello significa algo caliente, desde Catadelvino.com hemos solicitado a la RAE la supresión del término vino dentro de la definición de caldo.

Asimismo, en la definición de vino que a continuación copio literalmente:

  1. m. Bebida alcohólica que se hace del zumo de las uvas exprimido, y cocido naturalmente por la fermentación.
  2. m. Zumo de otras plantas o frutos que se cuece y fermenta al modo del de las uvas.

Hemos aprovechado la oportunidad para solicitar que eliminen éste apartado dos, ya que el vino, -en el común entender, la gastronomía, y en la enología- solo puede proceder de la uva fermentada y no de otras plantas o frutos como así sorpresivamente se refiere.

El que el zumo de piña se llame o se pueda llamar vino, perjudica al consumidor, y al sector del vino ya que confunde su publicidad en estos términos.

FUENTE: Catavino. 30.8.2016

Quizás no te habías dado cuenta, pero tu percepción del vino puede variar según la copa en la que lo tomas. Un recipiente de buena calidad y con la forma adecuada es esencial a la hora de que el vino exprese todas sus cualidades.

la-copa-de-vino-parte-esencial-de-la-cata-6904-1

No es lo mismo tomarse un vino en una copa de cristal de alta gama que hacerlo en un vaso de plástico, y lo sabes. Para darse cuenta no hace falta ser entendido, sino hacer una prueba sencilla, vertiendo el líquido en dos copas distintas, en dos recipientes diferentes. Verás que hasta el agua sabe de otra forma ¿O no eres de los que te has dicho alguna vez que tu refresco favorito te gusta de botella y no de bote o de pet? Con el vino, un elemento líquido cargado de aromas y sabores que apetece disfrutar, pasa igual, por lo que la copa cobra una especial importancia si a ti lo que te gusta no es solo beberte el vino, sino disfrutarlo a tope. Te damos algunas claves de uno de los mejores fabricantes de copas de cristal para vino y destilados del mundo, Riedel, a través de su portavoz en España, Jordi Segura:

  • Equilibrio. Una buena copa de cristal no puede ser cabezona, tiene que asentarse firme en la mesa.
  • Transparencia. El cristal tiene que ser neutro, no distorsionar colores que nos puede apetecer apreciar, sobre todo si bebemos rosados o vinos con años de crianza en botella.
  • La forma es lo más importante después del material, que preferiblemente ha de ser cristal, ya que según la silueta de la copa, se pueden concentrar unos aromas mejor que otros. Por ejemplo, copas estrechas, por lo general, no son buenas para meter la nariz y empezar a percibir fruta o especias.
  • Según sea la forma de la copa y sobre todo su parte superior, su abertura, ésta “lanzará” el vino a una parte u otra de la boca, y según sea esa zona “geográfica”, podrás percibir antes el dulce, el amargo, el salino… Una copa más estrecha, por ejemplo, lanza el vino a la punta de la lengua, estimulando la percepción dulce. Si es más ancha, el líquido va más atrás y excita otras zonas y papilas gustativas distintas.

La prueba

Efectivamente, todo esto hay que probarlo, para constatar que así ocurre, y lo hicimos con varios vinos de Abadía Retuerta y diferentes modelos no solo de Riedel, también copas de vidrio como las que se ven en algunas tabernas donde el vino no importa mucho. Probamos con un vino blanco, un cabernet sauvignon y otro tinto de syrah, y para cada uno de ellos la mayor parte eligió la misma copa, donde el vino sabía mejor. Jordi Segura afirma que este sistema de prueba, con consumidores, determina qué copa se sacará al mercado para un vino determinado (pinot noir, blanco con madera, oporto….) y que para Riedel, la fábrica austriaca, lo que importa es la técnica y no la estética, ya que su máxima es “El contenido determina la forma”.

Si te interesa disfrutar a tope de los vinos, hazte con una buena copa, con los criterios que te hemos contado, o con un juego de ellas, para apreciar lo mejor de tus botellas cuando las descorches.

 

FUENTE: SOBREMESA Revista del Vino y la Gastronomía.

Autor: Raquel Pardo. 26 de agosto de 2016

Para el que no lo sepa, las commodities son productos producidos en masa por el hombre, y de los cuales hay ingentes cantidades en la naturaleza con poca diferencia-ción entre ellos como es por ejemplo, el maíz, la soja o el trigo.

projeto-transporte-rodovirio-carga-11-728

 

Es cierto que en España se produce más vino que en cualquier parte del Mundo, pero ello no debería ser motivo para que importadores, exportadores y distribuidores pretendan tratar al vino español como una commodity. El hecho de que los bodegueros españoles produzcan más de 52 millones de hectolitros de vino no es motivo suficiente para equipararlo con productos como la soja, el trigo, o el maíz sin diferenciación entre ellos.

En España podemos contabilizar más de 150 variedades de uva para vino, producidas en 17 comunidades autónomas diferentes, con procesos de vinificaciones dispares, y crianzas diferentes. En este sentido podemos afirmar que no existen dos vinos iguales, y por esta simple razón no se le debe tratar al vino español como una simple commodity, porque ello resulta injusto y despectivo. Resulta injusto escuchar por ejemplo que los vinos de uva mencia con crianza de 16 meses del Bierzo tengan un precio, y que otros vinos de uva tempranillo con crianza de 6 meses de Madrid tengan otro por existir unos baremos y se les trate como commodities,  palabra que proviene de la jerga económica-financiera para referirse a productos agrícolas con muy bajo nivel de diferenciación o especialización.

Los vinos españoles, desde el punto de vista de la distribución o de la exportación, no deberían ser injustamente tratados como commodities ya que los vinos producidos en las diferentes regiones son diferentes por el tipo de uva, el terruño, el clima, la maduración, la vinificación y el tiempo de su crianza. A día de hoy ya es tratado como commodity, el vino a granel, y el vino embotellado a bajo precio. En ese sentido corre especial peligro, a corto-medio plazo, el resto del sector vinícola.  Por estos motivos, y por ser el nivel de diferenciación, o de calidad de los vinos tan alto, no se debería permitir este mal trato que a día de hoy se le quiere dar al vino español.

Entendemos que existen opacos intereses de tratar al vino como una commodity, por la sencilla razón de que un bien con un alto nivel de diferenciación (como es el vino) pertenece a un mercado con altos márgenes de ganancias para el que lo produce, y un bien con bajo nivel de diferenciación encuentra márgenes de ganancias más exiguos (como es el mercado de las commodities).

Por este motivo en España se está tratando de transformar al vino en una commodity para que no haya una diferenciación especial ni márgenes especialmente amplios en su producción, encasillándolos de forma despectiva e injusta en determinados grupos, para lograr una más fácil venta y a un menor precio, a costa de su productor.

Si no somos capaces de parar esto, próximamente veremos al vino en alguno de estos grandes grupos de commodities, y se le tratará como un producto agrícola en el que no existe diferenciación entre sí, pero sí volumen en su conjunto:
Granos: Soja, Trigo, Maiz, Avena, Cebada.
Softs: Algodón, Jugo de Naranja, Café, Azúcar, Cacao.
Energías: Petróleo Crudo, Fuel Oil, Gas Natural, Etanol, Nafta.
Metales: Oro, Plata, Cobre, Platino, Aluminio, Paladio
Carnes: Ganado Bovino Vivo, Ganado Porcino Vivo, Manteca, Leche,
Financieros: Bonos de 30 años, Notas de 10 años, Eurodollar, Fed Funds a 30 días
Índices: Dow Jones, S&P500, Nasdaq100, Nikkei225, E-Mini Nasdaq
Monedas: Libra Esterlina, Euro, Peso Mexicano, Rand de Sudáfrica, Franco Suizo

En definitiva y para finalizar esta exposición, hemos de afirmar que si al vino español se le trata como a una commodity se le arrebata lo más importante su diversa calidad, y su especial diferenciación.

FUENTE: catadelvino.com

http://www.catadelvino.com/blog-cata-vino/por-que-al-vino-espanol-se-le-pretende-tratar-como-a-una-simple-commodity

 

En la cadena productor, bodega y distribución muchas veces el consumidor desconoce el peso que cada elemento tiene en el precio final del vino.

 

comprar_vino_online

 

La distribución, el proceso mediante el cual se ponen en contacto productos y consumidores, está más vinculada al marketing que a cargar cajas.

Las decisiones en materia de distribución suelen estar en manos de la propia bodega, que determina cuál es el público objetivo de su producto y cuáles son los mejores canales para llegar a él aunque, en ocasiones, la entrada en determinados canales les obliga a perder su independencia.

Hasta hace poco tiempo los canales habituales eran únicamente dos, el HORECA (acrónimo de Hoteles, Restaurantes y Cafeterías/Catering) y el del Hogar, vinculado a la compra directa por parte del consumidor. Pero las nuevas tecnologías están cambiando las reglas de la distribución del vino: la venta on line, el crecimiento del enoturismo y las tiendas especializadas son los nuevos canales de distribución y, para muchos, el futuro de la venta de los vinos.

Con nuestro sumiller Javier Campo analizamos el precio y la distribución del vino en España.

¿Cuál es el proceso en el que se determina el PVP, el precio al consumidor de un vino?

No siempre lo marca la bodega. En muchas ocasiones y dependiendo del tipo de distribuidor, el precio es consensuado en un “tira y afloja” en el que hay muchos parámetros a tener en cuenta.

Por ejemplo: una bodega marca un precio de salida de una determinada referencia en base a unos costes, pero también al resto del mercado. Si el canal de distribución le interesa, bajará ese precio teniendo en cuenta el volumen de venta o el perfil del comprador final. Hay veces que se baja el precio de salida y otras, se sube.

¿Hay suficiente transparencia a la hora de conocer cómo, dónde y a qué precio se distribuyen los vinos de una bodega?

La transparencia no llega al consumidor final ya que desconoce el precio inicial y solo valora el precio final. Muchas veces, el precio del vino es un tanto “abstracto” y eso confunde al consumidor que hace sus “cuentas” sin tener en cuenta otros parámetros más allá del precio de la uva, de la etiqueta, la botella, el tapón, el packaging, etc.

Quien hace el vino, la singularidad o no del mismo, desde donde llega, el esfuerzo humano y económico dependiendo de la orografía, la coincidencia de producto en el mismo mercado, la bodega vecina, la extensión de la red comercial del distribuidor y su logística… Son muchas cosas las que marcan el precio y el consumidor final, no las ve siempre. Es cierto que muchas bodegas, son exitosas por su distribuidor, más que por su producto. Esto implica que se crea un “tandem” entre ambos y a la hora de pedalear, unas veces tira más el de delante y otras, el de detrás.

¿Cómo ha evolucionado la dependencia de las bodegas de la distribución en los últimos años y hacia dónde camina esta relación?

Para estar en el mercado del vino se necesita mucho más que el vino: campañas de marketing, logística, acciones comerciales… Excepto en el caso de las más grandes, que tienen su propia red e infraestructura comercial, la mayoría de las bodegas no cubren esas facetas de la venta del vino y precisan de la herramienta del distribuidor. La bodega decide si quiere o puede prescindir de los grandes distribuidores.

¿Es mejor vender menos o más? ¿A qué precio? ¿Estas vendiendo tu alma al diablo? ¿Haces vino para hacer feliz a la gente o para ganar dinero? ¿Ambas cosas? Estas y otras preguntas se las hacen las bodegas diariamente. Cada uno, contesta a las suyas y decide.

En los últimos años los cambios de hábitos de consumo también han modificado nuestros hábitos en la compra del vino, ¿qué impacto ha tenido la generalización de Internet y llegada de las redes sociales en este proceso?

Los precios en la red son muchas veces insultantes pero es que tampoco “buscamos” bien. Si un vino “X” cuesta en una web 20€ y en otra el mismo cuesta 30€ habría que ver por qué se elige el segundo. Los mínimos de compra y el plazo de entrega son elementos incluidos en el baremo de elección.

Podríamos escribir un libro sobre ésta respuesta pues, hay tiendas online especializadas en el vino que tienen un almacén real y otras que trabajan sobre pedido.

El tema de las redes sociales implica publicidad de los dos tipos, buena y mala. Es un cuchillo de doble filo.

Muchas bodegas han asumido un papel más activo en el contacto con sus consumidores, ¿vamos camino de prescindir de intermediarios o al menos en los mercados más próximos?

Eso es muy positivo. La bodega crea unas visitas para dar a conocer el producto. Enoturismo puro. Es muy bonito conocer de primera mano el vino que luego vas a compra y consumir.

Pero las distancias limitan el número de clientes y, hay que llegar a la distribuidora para abarcar más geografía de venta. Ni mucho menos se va a prescindir de los distribuidores.

Te pongo un ejemplo. Tienes un restaurante y en la carta hay 200 referencias. En algunos casos, comprarás a la bodega directamente, pero con seguridad, comprarás a uno o más distribuidores que tienen en su cartera 3000 productos. Te los traen todos a la vez y puedes comprar botellas sueltas, en lugar de un mínimo de cajas. No hace falta esperar la respuesta. Es obvia.

¿Crees que en un futuro las marcas tendrán más fuerza que la distribución del vino?

Pues esto depende del consumidor y su capacidad de elección. Hay un mínimo de dos tipos de consumidores. Hay quien le preguntas si quiere blanco o tinto y te contesta “lleno”. Y hay quien, conoce y valora todo lo que hay detrás de una botella con una determinada marca o etiqueta. Éste último prefiere, beber menos y mejor.

En el proceso de internacionalización de las bodegas, ¿crees que sería necesario que las bodegas fueran unidas o que contaran con un buen mayorista?

Depende. Hay bodegas que necesitan una marca base, como por ejemplo una DO. Otras no. Unas quieren singularidad y otras quieren volumen. Cada vino es un mundo y cada bodega tiene sus propias circunstancias y objetivos. Desde luego es el consumidor final quien decide, pero los condicionantes, muchas veces, vienen marcados por un marchante de vinos, independientemente de su dimensión.

FUENTE: CARMEN FERNÁNDEZ. Vinetur. La revista on line del vino. 22 agosto 2016.

https://www.vinetur.com/2016082225133/que-parametros-que-no-ves-determinan-el-precio-de-un-vino.html

Adopción de medidas destinadas a paliar los daños provocados en zonas de cultivo por el incendio forestal que se inició en La Palma el pasado 3 de agosto

78A

La consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno de Canarias estudiará la adopción de medidas destinadas a paliar los daños provocados en zonas de cultivo por el incendio forestal que se inició en La Palma el pasado 3 de agosto.

Así lo anunció el consejero del área, Narvay Quintero, durante la reunión celebrada ayer martes en el Cabildo de La Palma para la coordinación y puesta en común de criterios de cara a la adopción de medidas tras el incendio.

En el encuentro, el consejero indicó que este “trágico” hecho ha demostrado la importancia del campo y del cuidado de las medianías en la prevención y extinción de incendios y manifestó el compromiso del Ejecutivo canario para ayudar a las corporaciones locales y agricultores afectados.

Con este fin se aprobó en el último Consejo de Gobierno una propuesta de acuerdo para la búsqueda de posibles vías de financiación dirigidas a mitigar los daños causados por este incidente.

Ayer, el viceconsejero de Sector primario, Abel Morales, y el director del ICCA, José Díaz-Flores, se trasladaron a la isla para reunirse con el consejero insular de Agricultura, Ganadería y Pesca, José Basilio Pérez, para conocer la repercusión del incendio en el sector primario palmero, cuyos efectos se están evaluando actualmente.

Por el momento se sabe que el viñedo es el principal cultivo afectado, pues hay vides quemadas y se analizan las consecuencias del calor, el humo y las cenizas en otras próximas. También se han visto afectados algunos árboles frutales y se han registrado daños en algunas bodegas.

Durante la visita, ambos representantes del Gobierno canario se desplazaron a El Paso, acompañados por el alcalde del municipio, Sergio Rodríguez, donde recorrieron explotaciones de vid en Las Manchas que han sufrido las consecuencias del incendio.

Según pudieron comprobar, el viñedo ha desempeñado un papel clave en su contención aunque ha sido el cultivo más afectado por este hecho, al que se suman las consecuencias de la meteorología atípica del último invierno.

logoDOLaPAlma-1Por la tarde se citaron con el presidente del Consejo Regulador de Vinos La Palma, Juan Crispo Perdomo, y su gerente, Eva Hernández, quienes solicitaron la colaboración del Gobierno de Canarias para compensar la merma de la producción derivadas de los cambios climatológicos y el incendio y evitar el posible abandono de las tierras de cultivo dañadas, su mayor temor.

En este sentido, Morales y Díaz-Flores se comprometieron a analizar qué medidas se pueden adoptar para ayudar a mitigar las pérdidas del subsector vitivinícola una vez se conozcan datos reales del impacto del incendio al finalizar la vendimia.

AYUDAS DEL POSEI.
Durante el encuentro, el viceconsejero recordó a los representantes de esta Denominación de Origen que este mes la Consejería publicó la convocatoria de ayudas del POSEI destinadas a la transformación y embotellado de vinos con Denominación de Origen Protegida (DOP) producidos en el archipiélago.

Estas ayudas también van destinadas a la mejora de la competitividad en la comercialización exterior de estas producciones, correspondientes a la ficha adicional para 2013 y dotadas con 590.000 euros, con las que el Ejecutivo liquidaba la cuantía pendiente de abono de la denominada ayuda de Estado para dicha campaña.

Además, la Consejería efectuó en julio el pago de 4,2 millones de euros correspondientes a las ayudas a la comercialización local de frutas y hortalizas y al mantenimiento del cultivo de vides destinadas a la producción de vinos con DOP también del POSEI adicional para esta misma campaña.

Morales destacó también que el Gobierno de Canarias aprobó el pasado mes de junio la incorporación de 4 millones de euros de fondos propios a la ficha adicional de este programa de ayudas, con lo que esta partida cuenta este año con un total de 9 millones.

Fuente: EUROPA PRESS. Vinetur. 19 de agosto de 2016

LA SEGUNDA EDICIÓN DE LA CATA DEL BARRIO DE LA ESTACIÓN

SE CELEBRARÁ EN SEPTIEMBRE DE 2016

imgres
Las siete bodegas de este enclave de Haro organizarán nuevamente el 17 de septiembre de 2016 una jornada festiva con protagonismo del vino y la gastronomía

 El Barrio de la Estación de Haro (La Rioja) acogerá el próximo 17 de septiembre la segunda edición de su fiesta, la Cata del Barrio de la Estación. Así, uno de los destinos enoturísticos más destacados del mundo celebrará por segundo año consecutivo una fiesta enológica única en España, organizada por siete de las bodegas más emblemáticas del mundo vinícola, concentradas en un mismo Barrio, cuna del vino de Rioja. Éstas son López de Heredia Viña Tondonia, CVNE, Bodegas Gómez Cruzado, La Rioja Alta S.A., Bodegas Bilbaínas,Bodegas Muga y Bodegas Roda.

El elemento diferencial de este emblemático Barrio respecto a otros destinos enoturísticos a nivel mundial es que cuenta con la mayor concentración de bodegas centenarias del mundo, ya que todas ellas se ubican en un espacio reducido, alrededor de la Estación del Tren de Haro, entre edificios de piedra y madera construidos en el siglo XIX.

El próximo día 17 de septiembre, sábado, es la única fecha del año donde el Barrio se cerrará al tráfico para poder pasear tranquilamente por sus calles y visitar en una misma jornada estas siete maravillosas bodegas, disfrutando de actividades relacionadas con el mundo del vino animación y música en directo, además de degustar sus afamados vinos, acompañados por la mejor gastronomía de la Rioja y conocer sus instalaciones, junto con la destacada arquitectura que las envuelve.

Para que todos los amantes del vino y la gastronomía puedan disfrutar de esta interesante jornada se pondrán a la venta paquetes de viajes desde las principales capitales españolas, que además de participar en este evento tan destacado, permitirán conocer los fantásticos paisajes vitícolas que rodean Haro y su comarca.

slide_programa_6-1700x662

Destino enoturístico mundial

Éste es un encuentro promovido por la Asociación para el Desarrollo Turístico del Barrio de la Estación (ADT), una agrupación integrada por las siete bodegas del Barrio de la Estación de Haro, que fue fundada con la finalidad de promover el desarrollo turístico de la zona mediante la realización de acciones conjuntas, que consoliden a este prestigioso lugar como uno de los principales destinos enoturísticos a nivel internacional.

El Barrio de la Estación de Haro es un espacio que nació en plena Revolución Industrial, alrededor de una de las primeras estaciones de ferrocarril de España, con el objetivo de aprovechar los avances del S.XIX y hacer llegar el vino a más lugares. Actualmente el Barrio está formado por López de Heredia Viña Tondonia, CVNE, Bodegas Gómez Cruzado, La Rioja Alta S.A., Bodegas Bilbaínas, Bodegas Muga y Bodegas Roda. Todas ellas, referentes mundiales y de la Denominación de Origen Calificada Rioja, han realizado grandes inversiones para el desarrollo del enoturismo y se pueden visitar durante todo el año, superando 2015 los 120.000 visitantes.