Feeds:
Entradas
Comentarios

La subregión adscrita a la D.O.C. Vinho Verde, Melgaço y Monçao, se erige como la zona de producción internacional donde nacen algunos de los proyectos más sólidos y modernos en torno a la alvarinho, sinonimia de nuestra albariño.

Situada frente al Condado de Tea pontevedrés y separada únicamente por el caudal del Miño, la reconocida subregión de Melgaço y Monçao bien podría competir de tú a tú por ser la más prestigiosa de las subzonas acogidas a la D.O. Rías Baixas si estuviera en suelo español. Por singladura, originalidad de los proyectos y, fundamentalmente, por la interpretación del terroir, Melgaço y Monçao se han convertido en los dos municipios que actúan como punta de lanza de las elaboraciones llevadas a cabo con la autóctona alvarinho.

Una comarca beneficiada por un clima atlántico suave, debido a la protección que ofrecen el precioso Parque Nacional Peneda-Géres y, fundamentalmente, las pequeñas montañas gallegas que la cobijan de los vientos procedentes del océano. Aunque el nivel pluviométrico en la zona supera de media anualmente los 1.200 mm, elrainfall –precipitaciones durante el ciclo vegetativo– apenas alcanza, en el mejor de los casos, los 300 mm. Un dato que se traduce en niveles bajos de humedad y, por tanto, que mantiene alejadas enfermedades como el mildiu –muy sensible–, el oídio –medianamente– o la botrytis –en menor medida–. De hecho, resulta realmente sorprendente escuchar a algunos de los bodegueros y enólogos responsables de los vinos de la zona sobre el emparrado con el que se conducen a día de hoy buena parte de los viñedos de albariño gallego. Sencillamente, es un atractivo sin parangón para la humedad que afecta a las uvas dotándolas, igualmente, de una mayor concentración de ácido málico. De ahí, que actualmente en Melgaço y Monçao compartan cada vez menos protagonismo los históricos emparrados con un variopinto tipo deconducciones en espaldera –sobre todo en cordón ascendente y cordón “retumbante”– , muchas de ellas en régimen ecológico.

Otro de los factores que influye, decisivamente, en la personalidad de los blancos de esta región granítica es su exposición.  A diferencia de sus vecinos gallegos del Condado, las viñas de alvarinho de Melgaço y Monçao también descienden hacia el río Miño desde los 230 hasta los 50 metros, pero están orientadas hacia el norte. Esto garantiza maduraciones más ralentizadas, que se traducen en recolectas más tardías de vinos elegantemente más frescos y con genuino nervio.

Si las bondades de la alvarinho cultivada en esta subzona acogida a Vinho Verde no han calado en el consumidor español cabe interpretar un desconocimiento de la trayectoria recorrida en los últimos lustros y de la situación actual de estos vinificados, que la globalización se está encargando de reparar. Hace poco más de una década, comercializar alvarinho en España era como vender un mencía de Ribeira Sacra en Ponferrada o uno del Bierzo en Chantada. Pero actualmente, apabulla la cantidad de productores portugueses que cruzan la raia –el Miño– hasta el corazón de Rías Baixas para presentar sus vinos en templos vinícolas pontevedreses como Viñoteca Bagos. Exposiciones repletas de acólitos de Baco y ligadas a una distribución, que están obligadas a competir con los albariños locales y que, preocupantemente para los bodegueros nacionales, birlan merecidamente un trozo del pastel del consumidor final.

Origen de la uva

[Img #12261]Vilipendiada como prima lejana de la noble riesling, los estudios genéticos son claros al respecto: la alvarinho/albariño no tiene nada que ver ni con la casta centroeuropea ni con ninguna otra vinífera reconocida internacionalmente. Una uva autóctona del noroeste peninsular, cuyos orígenes están cada vez más ligados al Valle del Salnés pontevedrés. De unos años a esta parte, Bodegas Gil Armada junto con Bodegas Zárate están trabajando para corroborar si el origen de la variedad se encuentra en el Pazo de Fefiñanes de Cambados, donde habitan unas cepas centenarias de una uva popularmente conocida como albariño tinto. Y hay serios indicios sobre si su transformación genética a casta blanca se debió al carácter frío de Galicia.

Su actual éxito en los mercados internacionales más importantes, como Estados Unidos o Gran Bretaña, se debe a sus magníficas peculiaridades, que la diferencian significativamente de otros varietales autóctonos del noroeste peninsular como la godello, la loureira, la treixadura o la avesso. En su piel gruesa reside el atractivo de los vinos de guarda más importantes que se elaboran al otro lado del Miño. Olvidaos de aquellos blancos con un punto de carbónico y con la acidez desproporcionada, que todavía se pueden encontrar con cierta facilidad, e imaginad un amplio abanico de elaboraciones modernas. Las escasas 800 hectáreas de viñedo acogido a la subregión Melgaço y Monçao dan para mucho. Viñedos ecológicos y biodinámicos van ganando terreno en la zona de producción. Y con la misma delicadeza que se trata la viña, también se procesa la uva en las bodegas. Depósitos de acero inoxidable para las gamas más asequibles comparten espacio con barricas de todos los tamaños, tinas de los robledales más deseados de Francia, huevos de cemento… Amén de los vinos espumantes y de los aguardientes, de contrastada calidad, que merecen otro capítulo aparte.

Uno de los primeros monçanenses en dotar de grandeza a sus alvarinhos fue Anselmo Mendes, descendiente de viticultores durante varias generaciones. Corría la excelente añada 2001 cuando diseñaCurtimenta, una expresión que hace referencia a la fermentación con las pieles de la uva. “El mercado no entendió aquel vino entonces y no se vendió toda la cosecha hasta varios años después”, asegura Mendes al respecto. Pero con aquél y otros blancos –también gallegos– ya se habían cruzado las líneas preestablecidas de vinificación con la variedad alvarinho. Hoy, aquel Curtimenta solo lleva un porcentaje de los hollejos en su elaboración. Tempo, su elixir más sobresaliente, mantiene aquella filosofía al 100% y se sitúa como uno de los blancos más caros y reconocidos de Portugal. Pero Anselmo Mendes elabora vinos para todos los gustos y precios, como el delicado Contacto –hace referencia a su estancia con lías– o la amplia gama de vinos de Muros Antigos, con un monovarietal muy asequible de alvarinho.

[Img #12258]Aunque para relaciones calidad-precio imbatibles, la cooperativa de su pueblo constituida hace casi 60 años y rebautizada como Adega de Monçao, se lleva la palma. Una iniciativa que ha sabido modernizarse con los años sin perder su esencia ni competencia en los precios. Valga como ejemplo su Alvarinho Deu La Deu Estagiado o su Murallas de Monçao –con un mínimo porcentaje de treixadura–, que todavía se puede beber en restaurantes lusos por menos de 10 euros, con su cubitera y sus copas de calidad.

Quinta da Cheira es otra de las casas elaboradoras a tener en cuenta, pero entre las últimas bodegas en asentarse en la región destacan el proyecto del grupo bodeguero João Portugal Ramos, dirigido por Antonina Barbosa, y el de Quinta da Pedra, que apunta buenas maneras. Su preciosa bodega, encajada entre bloques naturales de granito, fue proyectada fulgurantemente por Carlos Dias, alma mater y propietario. Junto a este inmueble  inspirado en las murallas de Monçao se topa el mayor latifundio de la región, con 43 hectáreas de viñedo cultivado. Una viña conducida en cordón al estilo de los viñedos bordeleses que ofrece, entre otros, un par de alvarinhos muy serios, Milagres y Quinta da Pedra, elaborados por el enólogo Pascal Chatonnet –descendiente de la conocida saga de vitivinicultores del Pomerol–. Vinos de guarda vestidos con botellas personalizadas, aunque tremendamente aparatosas.

 

 

FUENTE: SOBREMESA. Revista Española del Vino y la Gastronomia.

 Autor: Marcial Pita. Imágenes: Archivo

Martes, 18 de abril de 2017

 

El viernes, 10 de marzo, con motivo de la visita de la delegación japonesa de Niigata  a nuestro convivium celebramos, tras la Junta Ordinaria de la Asociación en el restaurante Boroa, la firma del importante acuerdo de colaboración entre Peace Kitchen Niigata y Bilbao-Bizkaia Slow.

Se presentaron las actividades propuestas por Peace Kitchen Niigata entre las que se encuentran:

-la formación de técnicos del departamento de cultura culinaria y urbanismo del ayuntamiento de Niigata

-la cooperación para la formación de cocineros con programas de intercambio culturales y gastronómicos de ambas ciudades en los que también participará la Escuela Superior de Hostelería Bilbao.

-la cooperación para ayudar a agricultores de productos locales.

– y la organización de un premio para la conservación de la cultura culinaria.

Tras la exposición Yutaka Yokoyama, representando a Peace Kitchen Niigata, Eduardo Ubieta, como Presidente de Bilbao-Bizkaia Slow y Mariano Gómez,  como Presidente de Honor sellaron el acuerdo con una firma que deja patente la excelente relación entre ambas instituciones.

Por otra parte, desde Niigata quisieron reconocer a Mariano Gómez su excelente trabajo con la ciudad de Niigata, otorgándole una placa de “Embajador de Honor de la ciudad de Niigata”. Mariano, agradecido, les dedicó unas palabras tras intercambiar otros regalos.

Los sumilleres que participaron en la Asamblea Anual de la UAES que se celebró los días 27 y 28 de febrero en Bilbao, organizada por la Asociación de Sumilleres de Euskadi, estuvieron cenando la noche del  27 en nuestra sede de Mendibile. Fue una cena maridaje en la que medio centenar de profesionales venidos de todo el país pudieron catar los siguientes doce txakolis de nuestra DO, previamente seleccionados por los aspirantes al Campeonato de Euskadi de Sumilleres celebrado el mes de febrero:

Amunategi (2016), de la bodega Anton Aranburu;

Berroja (2015), de la bodega Berroja;

Bikandi (2016), de la bodega Miren Bikandi;

Bitxia (2016), de la bodega Talleri;

Erdikoetxe (2016), de la bodega Andoni Ojanguren;

G-22 (2013), de la bodega Gorka Izagirre;

Gorena (2015), de la bodega Abio;

Itsasmendi 7 (2013), de la bodega Itsasmendi;

Lexardi (2014), de la bodega Bizkai Barne;

Magalarte FB (2015), de la bodega Iñaki, Andoni Aretxabaleta;

Mendraka (2015), de la bodega Elizalde,

Señorío de Otxaran (2016), de la bodega Virgen de Lorea.

El menú estuvo compuesto por Anchoas del Cantábrico sobre pan con A.O.V.E de la Rioja Alavesa; Bonito del Cantábrico con cebolla de Zalla encurtida; Crema de Alubias con Guindilla de Ibarra; Pollo guisado al Txakoli y cúrcuma con crujiente de maíz; Brocheta de Ternera con setas y pimientos; y Queso con nueces de caserío.

Un total de 32 txakolis y dos vinos de vendimia tardía producidos por 11 bodegas adscritas a la DO Bizkaiko Txakolina, han conseguido sumar entre 90 y 94 puntos, horquilla que se traduce como una calificación de EXCELENTE,  en la última edición de la Guía Peñin.

Por primera vez en la historia de la DO, uno de sus txakolis ha obtenido 94 puntos, lo que le sitúa a uno solo de la calificación deEXCEPCIONAL. Se trata del Itsasmendi 7 Magnum de 2013, de la bodega Itsasmendi, de Gernika.

Otros dos txakolis han sumado 93 puntos. Son el G22 de Gorka Izagirre Magnum 2013, de la bodega Gorka Izagirre, de Larrabetzu y el Itsas Artizar Magnum de 2011, de la bodega Itsasmendi, de Gernika.

Además de estas dos bodegas, txakolis de otras nueve han obtenido entre 90 y 94 puntos. Son las bodegas Axpe, de Markina Xemein; Bizkaibarne, de Orozko; Ados Basarte y Doniene Gorrondona, de Bakio; Berroja, de Muxika; Elizalde, de Elorrio; Talleri, de Morga;Ulibarri, de Gordexola: y Virgen de Lorea, de Zalla.

La cosecha 2015 de Bizkaiko Txakolina ha obtenido en la Guía Peñín la calificación global de MUY BUENA

DIVERSIDAD DE AÑADAS

Cabe destacar que los txakolis que han obtenido estas puntuaciones son de distintas añadas, siendo ésta su distribución:

  •  Cosecha 2015: 15
  • Cosecha 2014: 10
  • Cosecha 2013: 4
  • Cosecha 2012: 2
  • Cosecha 2011: 1

 

Esta variedad de cosechas demuestra que Bizkaiko Txakolina es mucho más que un vino de año y que gracias al trabajo de los enólogos y productores de la DO, el txakoli es ya un vino de gran complejidad y estructura, susceptible de ser tratado con técnicas como la fermentación en barrica de roble, o la crianza en sus propias lías, y capaz de evolucionar y mejorar con el paso del tiempo, tanto en barrica como en botella.

Del 9 al 11 de febrero, Cerdeña acogió el concurso Grenaches du Monde

Organizado por el Conseil Interprofessionnel des Vins du Roussillon, el Concurso Internacional Grenaches du Monde se ha convertido en una cita ineludible para los profesionales de la viticultura.

Un récord de participación, un reconocimiento internacional.- Después de 3 primeras ediciones celebradas en Perpiñán (Francia) desde 2013 hasta 2015, la cuarta edición del concurso se celebró en Zaragoza (España), en colaboración con la DOP Campo de Borja. Para esta nueva edición, la agencia para el desarrollo de la agricultura LAORE, en nombre de la Región Autónoma de Cerdeña, en colaboración con el CIVR, fue el principal socio del Concurso.

Más de 100 profesionales del vino, procedentes de 15 países compusieron el jurado (Inglaterra, Australia, Corea, Bélgica, Francia, Grecia, Países Bajos, Italia, España, Japón, Lituania, Eslovenia), y en total, se cataron 684 vinos (un 19% más que en la edición anterior) procedentes de 8 tierras de garnachas: España (322 vinos), Italia (204), Francia (149), así como Macedonia, Australia, Grecia, y por primera vez, el Líbano.

Estos buenos resultados ilustran el dinamismo internacional de esta variedad y de su concurso de referencia.

Las garnachas – y el cannonau – son los protagonistas. Este país cuenta con 24.000 ha de viñas de las cuales 7.500 ha. son cannonau (el nombre de la garnacha tinta en la isla).

Como en cada edición, para clausurar el concurso, se organizó en Cagliari la 5ª Noche de las Garnachas, en la Manifattura Tabacchi (antigua fábrica de tabaco). Fue una verdadera vuelta al mundo de las garnachas abierta al público, y en la cual participaron unas 700 personas, profesionales y aficionados, que pudieron evaluar la diversidad y la riqueza de los vinos procedentes de esta variedad, catando los vinos inscritos en el concurso.

Próxima edición de Grenaches du Monde en Terra Alta (Cataluña)

Durante la conferencia de prensa del viernes pasado, se confirmó el próximo destino del evento: la Denominación de Origen Terra Alta en Cataluña. Se desplazó la Consellera d’Agricultura, Meritxell Serret para ilustrar el compromiso de todos los productores e instituciones en el proyecto.

Los resultados completos de los participantes españoles figuran en la página adjunta.

FUENTE: VINETUR


txakoli--575x323

“Somos una Denominación pequeña que apuesta por la calidad”, afirmaba el presidente de la DO Bizkaiko Txakolina en la presentación del balance del ejercicio 2016, subrayando que la Denominación quiere crecer, pero de una manera mesurada y sostenible.

La DO Bizkaiko Txakolina presentó esta semana el balance del ejercicio de 2016, que registró una producción de 1.825.195 litros de txakoli. El presidente del Consejo Regulador, Iñaki Aretxabaleta, recordaba en este acto que, a petición de la propia Denominación de Origen, el Ministerio de Agricultura solo ha permitido un crecimiento de un 1% del territorio plantado, un total de cuatro hectáreas.

foto-rueda-prensa-2017“Queremos crecer de una manera mesurada y sostenible”, aseguraba Iñaki Aretxabaleta, añadiendo que “por la geografía abrupta del territorio de Vizcaya y un clima difícil, nuestra producción nunca podrá ser elevada, así que seguimos haciendo una apuesta decidida por la calidad y la diversidad”.

El vicepresidente del Consejo Regulador, José Ramón Calvo, subrayó también la especificidad de Bizkaiko Txakolina: “Nuestra apuesta es por la calidad, la diversidad y la excepcionalidad. Estamos hablando de un vino que se produce con uva Hondarrabi Zuri, Hondarrabi Zerratia y Hondarrabi Beltza, únicas en el mundo y que solo se cultivan aquí”. En este sentido, hay que destacar que, si bien el txakoli blanco sigue siendo la producción mayoritaria alcanzando un 98,66% del total del txakoli elaborado, los txakolis tintos empiezan a tener cierta presencia y a llamar la atención de los consumidores y los mercados, principalmente extranjeros.

En cuanto a cifras, el ejercicio 2016 se ha saldado con un crecimiento del 2,25% respecto a la anterior vendimia, lo que supone un nuevo record de producción. Este crecimiento obedece, fundamentalmente, a la entrada en producción de 75 hectáreas de viñedos que se plantaron entre 2009 y 2012. Estados Unidos, el Reino Unido, Holanda y Japón siguen siendo los principales mercados exteriores de Bizkaiko Txakolina, cuyos responsables no creen que los acontecimientos políticos recientes, como la elección de Donald Trump o el Brexit, tendrán incidencia en la comercialización del txakoli, al menos en el corto y medio plazo.

Novedades en Bizkaiko Txakolina

El Consejo Regulador dio cuenta de los proyectos llevados a cabo durante el último ejercicio. El cambio de la contraetiqueta fue una de las novedades del año: “La nueva contraetiqueta es más moderna y clara, y ofrece de un vistazo al consumidor toda la información de la botella que está comprando”, comentaba Iñaki Aretxabaleta, destacando la importancia de la fecha de la vendimia porque “cuando hablamos de txakoli ya no estamos hablando solo de un vino blanco joven, que se consume en el año. Llevamos tiempo produciendo txakolis criados en sus propias lías o fermentados en barrica, por no hablar de los Vendimia Tardía, que ya están teniendo una presencia significativa en los mercados exteriores. El dato de la fecha en la contraetiqueta es importante porque hoy en día hacemos txakolis complejos, capaces de mejorar en botella en cuatro años”.

El proyecto estrella del Consejo Regulador ha sido la reforma del procedimiento de calificación, que ha culminado con la designación de un nuevo y ampliado comité de cata, formado por veinticinco catadores, que disponen de una nueva ficha de cata y un método que permite una calificación más objetiva y sistematizada. Por primera vez, además de sumillers y enólogos, en el comité participan algunos bodegueros que han superado un periodo de formación teórica y práctica y de adiestramiento para aplicar los nuevos métodos que sitúan a la DO Bizkaiko Txakolina en la vanguardia de esta faceta.

La vendimia

El vicepresidente, José Ramón Calvo, describió los pormenores de la última vendimia: “Tuvimos un verano muy seco que provocó que las plantas sufrieran estrés hídrico. Afortunadamente las abundantes lluvias de comienzos de septiembre corrigieron la situación y se normalizó la vendimia. Las catas de calificación que estamos llevando a cabo estos días nos están diciendo que vamos a tener un txakoli de muy buena calidad”. ´

Tanto el presidente como el vicepresidente abundaron en la idea de la apuesta por la calidad. “Nunca vamos a sacar al mercado un vino barato. Bizkaiko Txakolina tiene un valor añadido en la especialización de la uva, en su incidencia en la sostenibilidad del medio rural en un territorio como Bizkaia, y en que las botellas de Bizkaiko Txakolina son el fruto de los fríos, las nieblas y los soles de cada año, lo que hace que siempre sea un vino diferente. Los que prueban Bizkaiko Txakolina descubren siempre un gran vino”.

FUENTE: Diario de Gastronomía. 5 de febrero de 2017

Los vinos biodinámicos están en boca de todos. Cada vez es más frecuente ver en la etiqueta o la descripción del vino la palabra biodinámico, pero realmente hay confusión sobre qué son exactamente y en qué se diferencian de los vinos naturales o los vinos ecológicos. Con este artículo queremos aclarar los principios de los biodinámicos, qué son, cómo se elaboran y qué los diferencia de los demás.

Principios de la biodinámica. La viticultura biodinámica se considera uno de los desarrollos más positivos en las dos últimas décadas en el mundo de la viticultura y estos son algunos de sus principios básicos.

 Orudolf steiner vinos biodinamicosrigen biodinámica

El padre de la agricultura biodinámica es Rudolf Steiner. Concibe a las granjas y bodegas como organismos complejos cuya dinámica natural incluye a los animales y al hombre y los entiende como un todo holístico, un sistema en equilibrio y cuyo equilibrio hay que preservar.

Bodegas que elaboran vinos biodinámicos

bodegas vinos biodinamicosLa primera bodega que aplicó los principios biodinámicos fue la familia Saahs, de la bodega Nikolaihof, en Austria, en el año 1970. Desde entonces, ha ido ganando cada vez más popularidad por parte de los viticultores y bodegas y hay que tener en cuenta que en la actualidad la mayoría de las grandes bodegas del mundo cultivan y elaboran en biodinámico. Por algo será, ¿no? Os ponemos dos buenos ejemplos: la francesa Domaine Leroy y la más próxima, Celler Can Credo. Las dos fervientes defensoras de lo biodinámico.

Dificultades de apreciación de los vinos biodinámicos

El cultivo biodinámico requiere de más recursos y cuidados a la viña, por lo que es el producto final es más caro. Esto hace que para una parte de los consumidores sea más difícil acceder a estos vinos y por ende más difícil que la gran mayoría pruebe, note y valore las diferencias resultantes.

Agricultura biodinámica

La viticultura que se practica para obtener vinos biodinámicos es, básicamente, priorizar la salud del viñedo. Así como la viticultura tradicional se focaliza en combatir las enfermedades y las plagas, la viticultura biodinámica estimula la salud de la viña para que las enfermedades no sean un problema, entendiendo que el viñedo es un sistema de vida en si mismo y que hay que tratarlo como tal, holísticamente. Muchos consideran la biodinámica como una forma más avanzada de viticultura ecológica y de hecho, en un estudio publicado en 1993 por John Reganold, en el que compara agricultura tradicional con biodinámica demuestra que la calidad del suelo en el biodinámico ganaba y tenía mucha más actividad y vida. De todos modos, no pudieron demostrar que fuera más “eficaz” un viñedo bajo agricultura biodinámica que otro 100% orgánico.

¿Cómo se hacen los vinos biodinámicos?

La agricultura biodinámica busca el equilibrio con el ecosistema, preservar la diversidad biológica y la recuperación de la actividad microbiana del suelo. La meta de este tipo de agricultura es tener viñedos equilibrados naturalmente, sanos, que produzcan uvas de mejor calidad y gran expresividad del terroir. Para ello, por supuesto no utilizan ningún tipo de fungicida o pesticida, ni químico alguno. La biodinámica lleva la agricultura ecológica un paso más allá, siguiendo el calendario lunar y astronómico (calendario biodinámico) como guía de los ciclos naturales y planta hierbas sanadoras en el viñedo, como valeriana, ortiga, diente de león o manzanilla. Y se fertiliza mediante compuestos biodinámicos, como compost en cuernos de vaca enterrados.

Preparados biodinámicospreparados agraicultura biodinamica vinos biodinamicos

Puede que esto sea lo que más ha trascendido sobre la biodinámica, la existencia de unos preparados hechos con diversos elementos, todos de origen natural. Según Steiner, estos preparados conferían poderes sobrenaturales terrestres y fuerzas cósmicas al suelo. Hay 9 preparados biodinámicos, dos de los cuales se utilizan para la preparación de los campos, los otros 7 como compost. Los más famosos son los números 500 y 501, compuestos respectivamente por boñiga y slice de cuarzo puestos en cuerno de vaca. Son famosos porque se requiere su uso continuado para obtener la certificación Demeter, de la que hablaremos un poco más adelante.

Calendario agricultura biodinámica

La biodinámica asegura que los ciclos de la luna tienen influencia sobre la vida de las plantas. Esto no es un invento moderno sino que vuelve la vista atrás a la agricultura tradicional. El calendario lunar no es lo único que tiene en cuenta el calendario biodinámico, creado hace más de 50 años por Maria Thun, también se tienen en cuenta los astros, los efectos cósmicos de estos sobre las plantas. En palabras del mismo Rudolf Steiner, “es necesaria la armonía en la influencia de los astros para que la planta sea capaz de desarrollar correctamente en su interior el poder nutritivo y la fuerza reproductora”

Bases calendario agricultura biodinámica

Se basa en la relación entre las fuerzas cósmicas y el crecimiento de las plantas así como la influencia de la luna y sus ciclos. Después de múltiples ensayos Thun determinó los días flor, hoja, raíz y fruto, que afectan tanto al cultivo del viñedo como a los días en que se aprecian mejor los vinos. Así pues el calendario biodinámico regula los trabajos en el campo e indica cuáles son los mejores días para hacerlos. Dada la influencia de la Luna y los planetas en los ritmos de la naturaleza hay 4 categorías a seguir:

  • Días de fruta: son los mejores días para realizar la cosecha.
  • Días de raíz: son estupendos para podar.
  • Días de flor: no realizar trabajos en la planta para que esta pueda dar su fruto.
  • Días de hoja: días apropiados para regar la vid.

Y sobre el consumo del vino, el calendario marca también días en las mismas categorías. Si queremos tenerlo en cuenta para catar, las reglas son las siguientes:

  • Días de fruta: los mejores días para catar (la Luna se encuentra en un signo de fuego)
  • Días de flor: más neutros para la apreciación de sabores (la Luna está en un signo de aire)
  • Días de hoja: no es un buen día para catar, excepto ciertos vinos blancos (la Luna está en un signo de agua)
  • Días de raíz: no es para nada un buen día para catar, las notas frutales se esfuman y se acentúan los taninos (la Luna está en un signo de tierra)

Certificaciones vinos biodinámicos

Demeter es la organización líder de certificación biodinámica. Demeter, que debe su nombre a la diosa de la agricultura, es una entidad no gubernamental y cobra tasas para pertenecer a ella y para las inspecciones que realiza. En EEUU Demeter es la organización m
ás importante, pero en Europa encontramos alternativas como Biodyvin, pero a diferencia de Demeter, esta solo certifica el viñedo, no la producción en bodega. Demeter tiene estándares que regula para la elaboración del vino biodinámico. Los más importantes son:

  • No usar microorganismos modificados genéticamente
  • No usar clarificantes no autorizados
  • Uso maximizado de técnicas de gravedad para el trabajo en bodega
  • Mínima rectificación del resultado de la vendimia
  • Uso únicamente de levaduras autóctonas
  • Mínimo o nulo uso de sulfuroso

Todos los vinos que cuentan con esta certificación salen al mercado con esta etiqueta demeter certificación vinos biodinamicos

Diferencias entre vinos naturales, biodinámicos y ecológicos

Pese a que comparten mucho, hay diferencias notables entre ellos. Los vinos biodinámicos se hacen bajo una filosofía concreta, respetando los ciclos de la naturaleza y el calendario lunar y astral, entre otros parámetros. Es una forma holística de hacer las cosas, va de principio a fin. Los vinos naturales se hacen sin añadidos durante su elaboración y con la mínima intervención en los procesos. Por contra, en los vinos ecológicos se atiende a la viticultura, al respeto a la tierra, al quehacer tradicional del trabajo de la viña pero se les puede añadir sulfuroso, por ejemplo. Así pues, el foco en los ecológicos está más al inicio (tierra), en los naturales en el fin (elaboración) y en los biodinámicos en el todo.

Pros y Contras de la Biodinámica

Muchas de las bodegas más prestigiosas del mundo son biodinámicas pero la viticultura biodinámica también ha sido tachada de “enfoque místico sin rigor científico”. Es fácil encontrar detractores de estas prácticas pero los resultados, bien sea por las prácticas ecológicas, bien sea por el respeto global, son positivos. Aunque no se ha podido comprobar que el rendimiento respecto a un viñedo cultivado en orgánico sea mejor, lo cierto es que cada vez hay más bodegas que se convierten a este modelo. Y vosotros, ¿qué pensáis? ¿es un factor que tenéis en cuenta al elegir vuestros vinos?.