Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Vinos espumosos’ Category

  • Cinco bodegas de Rioja comparten ‘sello’ en la Denominación de Origen Cava  y elaboran “espumosos” comerciales.

 

imgres-52imgres-50

cava-de-la-rioja-conde-de-haro-imgres-51

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

cavabrut

 

 

 

 

 

 

 

 

Tradición, historia, clima, suelo y variedades de uva. Las condiciones en Rioja, al menos en algunas zonas, son idóneas para la elaboración de espumosos y, mientras la iniciativa planteada hace unos meses para elaborar este tipo de vinos bajo el sello de la DOC parece haberse quedado ‘dormida’, la realidad es que desde primeros del siglo XX ya se elaboraban espumosos en esta región vitícola.

Bodegas Bilbaínas, uno de los cinco elaboradores de cava riojano, comercializaba entonces el ‘Champán Lumpen Gran Rioja’, Más de un siglo después, la bodega, propiedad de Codorníu, vende unas 100.000 botellas anuales de Royal Carlton: «Lo hacemos de nuestros viñedos de Haro, con la peculiaridad de que incorpora cerca de un 50% de uva malvasía, que queda muy poca en Rioja, y que, junto con la viura en la zona de San Felices, da la acidez necesaria para estos vinos», explica el enólogo Diego Pinilla. Codorníu es uno de los dos grandes de Cava, pero Royal Carlton es una marca propia con su propio recorrido: «Tenemos un mercado local, del País Vasco y de Madrid muy consolidado y es un producto que se pide por su nombre».

Amador Escudero es otro elaborador de espumosos anteriores a la DO Cava: «Mi padre, Benito, estudió en Villafranca del Penedés y Champagna y comenzó a elaborar casi para los amigos y luego en volúmenes más importantes». Hoy en día, Bodegas Escudero, con sus marcas Dioro Baco y Benito Escudero, comercializa unas 200.000 botellas anuales con una fuerte posición exterior, pero también en el mercado local y del norte de España: «Más del 50% de las ventas las hacemos en Navidad, pero el cava es un producto para consumir todo el año», indica el bodeguero. Sus cavas cuenta con la frescura de Grávalos, donde cultiva viura y chardonnay -es pionero en España con esta uva- con la acidez suficiente que precisan los buenos espumosos.

El Grupo Faustino (Oyón) es el principal elaborador, con 300.000 botellas anuales: «Comenzamos en 1983, con unas 1.000 botellas, y en 1985 salimos al mercado», recuerda Rafael Martínez, enólogo de la compañía. «Al principio lo hacíamos por exceso de uva blanca, pero al final se ha consolidado con una cuota de exportación del 60%». Faustino elabora sus cavas con viuras y chardonnay fundamentalmente que ha ido plantando en los últimos años.

El caso de la familia Muga también su historia. «A mi padre le gustaban los espumosos y teníamos viñas en Cellórigo, Sajazarra…; allá por los años 70 apenas maduraban, así que se lanzó a elaborar cava», recuerdo el enólogo Jorge Muga. «Esas zonas altas -continúa- son ideales para este tipo de vinos». Hoy, la bodega comercializa unas 40.000 botellas de Conde de Haro, un brut nature casi artesanal: «Se exporta casi todo y, menos mal, porque no tenemos capacidad para embotellar de golpe en Navidad; en el exterior, el consumo de espumoso no es tan estacional».

Javier Martínez de Salinas, enólogo del grupo Ollara, elabora en Mendavia (Bodegas Ondarre) unas 50.000 botellas al año, con plantaciones de viuras viejas: «Se exporta muy bien a Reino Unido y también se consume en los mercados cercanos de Rioja y el País Vasco», explica. «Es una elaboración que tiene su público, y no hacemos más porque no tenemos más uva amparada».

En total, las cinco bodegas producen unas 700.000 botellas anuales que venden, más o menos, sin problemas. No hay ‘boicot’ al cava catalán en estas últimas campañas -sí lo hubo hace unos años con las famosas declaraciones de Carod Rovira y las ventas aumentaron aunque limitadas porque no había más uvas-, pero la comercialización de cava se asienta en Rioja por méritos propios.

FUENTE: LA RIOJA.com.  – A. GIL ALBERTO GIL  – LOGROÑO. 27.12.2014

Anuncios

Read Full Post »

scale-3

Fue en el año 2011 cuando Rías Baixas aprobó el nuevo reglamento que autorizaba la elaboración de vinos espumosos al amparo del Consello Regulador. Desde entonces, la producción de vino que se destina a este tipo de caldos no ha dejado de crecer. Aquella primera añada apenas llegó a los 18.000 litros. La del pasado ejercicio, en cambio, superará los 70.000. Los espumosos están de moda y cada vez son más las bodegas que quieren incluir este vino en su carta de productos. «Estamos muy satisfechos», explica Ramón Huidobro, gerente del consello regulador.

Cinco bodegas fueron las primeras en comenzar a elaborar espumosos al amparo de las etiquetas de Rías Baixas. Este año, han sido catorce las empresas que han solicitado al consello autorización para contar con un albariño de estas características. «No es solo que la producción haya crecido, es que cada vez son más las bodegas que elaboran estos vinos», añade Huidobro.

Las cifras son una prueba del crecimiento que están experimentando estas elaboraciones. En el año 2012, el consello regulador calificó un total de 24.822 botellas. Al año siguiente, esta cantidad se situó en el entorno de las 93.000 botellas. Durante este ejercicio, los técnicos han autorizado ya 2.324 botellas. Pero es que falta el grueso de la campaña, que se centra en la Navidad. Se espera que, a partir del mes de noviembre, este número se incremente de forma considerable.

Elaborar un espumoso no es tarea sencilla. Estos caldos tiene que superar las catas de los técnicos del consello un mínimo de dos veces. Y es que, primero, es el vino base el que tiene que cumplir con los parámetros del panel de cata. Posteriormente, una vez que el espumoso está terminado, debe volver al consello para superar un nuevo examen. «Es un proceso duro», argumenta Huidobro. Sin embargo, tanto las bodegas como el consello están muy satisfechos con el resultado que estas nuevas elaboraciones están logrando. «La variedad albariña tiene muchas posibilidades para elaborar un espumoso porque es una variedad muy adaptada a la tierra», añade Huidobro.

Mucho por aprender

Las primeras elaboraciones fueron todo un éxito, pero Huidobro considera que todavía hay mucho por aprender, «al igual que nos pasa con el albariño», argumenta. Exprimir al máximo esas posibilidades que la uva ofrece a la hora de elaborar un vino siguiendo el método champanoise es uno de los objetivos pendientes. «Iremos aprendiendo con el tiempo», sostiene. Mientras, ya son muchos los que eligen un Rías Baixas para brindar en sus celebraciones. Actualmente, en el mercado conviven una decena de marcas diferentes y son varias las bodegas que siguen trabajando para poder presumir, en breve, de burbujas.

El Mercado

El mercado regional es, por ahora, el principal destino de los vinos espumosos que se elaboran al amparo de la denominación de origen. Su producción es limitada y sus precios, más elevados que los de un albariño normal. Entre quince y cuarenta euros puede costar una de estas botellas en una tienda de alimentación. Todo depende de la marca. «Es un producto muy focalizado en el tiempo y muy estacional», reconoce Huidobro. Es en Navidad cuando su demanda se incrementa notablemente.

«En Galicia no tenemos costumbre de comer con espumosos», explica Huidobro. De ahí que la demanda de estos caldos sea limitada y se centre, sobre todo, en las fiestas navideñas. «Es cierto que se están haciendo cosas fuera pero, por ahora, su mercado es local», añade. Y recuerda que estas elaboraciones están compitiendo con dos gigantes, como son el cava catalán y el champán francés. «Son muy conocidos y tienen mucho prestigio», argumenta.

 El año pasado fueron ya una docena de bodegas de Rías Baixas las que solicitaron autorización al consello regulador para elaborar su propio espumoso, aunque no todos han salido al mercado. Entre las estanterías de las tiendas especializadas y la carta de los mejores restaurantes se pueden encontrar actualmente una decena de marcas diferentes. Su precio es variable, pero se sitúa en una media de veinte euros por botella.

FUENTE:  M. ALFONSO 19 de octubre de 2014

Texto y foto: La Voz de Galicia. es

Read Full Post »

  • Las bodegas familiares proponen en el Consejo la adaptación normativa que permita producir estos vinos

  • La iniciativa permitiría ‘desviar’ parte de la vendimia de blanco que se espera con las nuevas plantaciones

    cava-brut-nature-benito-escudero-rioja¿Un espumoso con la marca Rioja? Podría ser realidad en un par de cosechas. La Asociación de Bodegas Familiares de Rioja (Provir) presentó en la última reunión de la comisión técnica del Consejo Regulador una propuesta para que se estudie, si el sector lo considera oportuno, una adaptación normativa que permita acoger un nuevo producto bajo el paraguas de Rioja: vino espumoso.

    Juan Carlos Sancha, vocal de Provir en el Consejo Regulador, explica que «nuestras bodegas aprobaron por unanimidad el planteamiento y entendemos que estamos ante una oportunidad, aun siendo conscientes de que estaríamos siempre ante una producción minoritaria».

    20081110123148imgres-35

    En la actualidad, media docena de bodegas de Rioja elaboran vino espumoso acogido a la denominación de origen Cava, pero el planteamiento es permitir que todas las bodegas que lo deseen, incluso las que ya están bajo la marca geográfica catalana, puedan seguir haciéndolo pero para Rioja: «El Cava -explica Sancha- se ha convertido más en una forma de elaboración que en una indicación geográfica realmente, ya que poco tienen que ver los vinos de Cataluña con los de Rioja o con los Aragón, Valencia o de Extremadura». «Entendemos que sería el primer espumoso de España -continúa el bodeguero- ligado realmente el origen, por lo que es una oportunidad».

    El vocal de Provir tiene claro también que «las nuevas plantaciones de blanco, con la autorización de nueva masa vegetal, van a presionar a la baja a los precios en los próximos años, por lo que ofrecer esta salida con el vino espumoso, cuya elaboración no es complicada y la inversión también limitada, puede ayudar al conjunto del sector».

    Asimismo, y aunque no es una cuestión a la que quiera aludir directamente Juan Carlos Sancha, el conflicto entre Cataluña y España es también una oportunidad para el lanzamiento de un espumoso riojano, sobre todo en el mercado doméstico: «Es obvio, pero más allá de estos temas, lo importante es que un espumoso riojano sería nuestro y creo que es positivo ampliar el portafolio de productos con nuevos vinos, sobre los que, además, ya tenemos experiencia con las bodegas que elaboraban Cava y condiciones además idóneas para el cultivo de uvas blancas».

    El bodeguero considera que la cuestión «no debería demorarse mucho» y estima que podría ser una realidad en dos cosechas: «Es para cuando entran en producción las nuevas plantaciones de uva blanca y, aunque insisto en que la medida no va a permitir a nadie ‘hacerse rico’, desde las bodegas familiares le vemos muchas ventajas y ningún inconveniente». «Rioja ha ido autorizando nuevos productos históricamente, como rosados fermentados en barrica o semidulces, y por qué no vinos espumosos», concluye Sancha.

    FUENTE: Lo mejor del vino de Rioja.com. – ALBERTO GIL |  LOGROÑO
    27.07.2014

Read Full Post »

La Denominación de Origen gallega Rías Baixas lanza al mercado su primer vino espumoso. A mediados de noviembre, el panel de cata del Consejo Regulador realizó la primera cata de dos muestras de “Rías Baixas Espumoso”, que la semana pasada obtuvieron la contraetiqueta del Consejo Regulador.

En total siete bodegas adscritas a este Consejo Regulador proyectan sacar al mercado este nuevo vino, una de las cuales maneja la posibilidad de comercializar dos marcas, un espumoso blanco y otro tinto.

En opinión del director del departamento técnico del Consejo, Agustín Lago,  “las diferencias con respecto a otros espumosos del mercado están en la tipicidad propia de nuestros vinos, sobre todo marcado por la variedad albariño, así como los niveles de graduación que están medio punto por encima que otros espumosos como el cava”, añadiendo que “partimos de unas variedades con gran potencial, pero estamos al principio del camino, tenemos que buscar un hueco para este producto y no olvidarnos de que hay mucho terreno por recorrer y que el consumidor tiene mucho que decir”.

Variedades y tipos

La normativa aprobada por el Consejo Regulador sigue la ley general para vinos espumosos. De manera que admite variedades de todo tipo, las blancas como el albariño, pero también las tintas. Por tanto, la D.O. Rías Baixas acogerá espumosos blancos y tintos, que podrán ser elaborados con una variedad o con varias. En cuanto al método, será el tradicional de los espumosos, que requiere nueve meses de elaboración.

La etiqueta detallará el tipo, según el nivel de azúcar: brut nature (sin azúcar), extra brut, extraseco, seco, semiseco y dulce (que lleva más azúcar). La bodega no tiene la obligación de poner en la etiqueta ni el año ni las variedades de elaboración, que lógicamente son las autorizadas por la D.O. Rías Baixas.

FUENTE: diariodegastronomia.com – 26 noviembre 2012 – http://diariodegastronomia.com/vinoteca

Read Full Post »