Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Bodegas de vinos’ Category

img_11164

SAMANIEGO. La localidad alavesa es la sede del nuevo edificio de elaboración de la bodega, que funcionará desde esta vendimia y permitirá aumentar la producción.

Los vinos que la bodega de Benjamín de Rothschild y Vega Sicilia sacará a la venta en 2020 se elaborarán ya en su nueva bodega de Samaniego, un edificio en el que se han invertido 22 millones de euros y que permitirá aumentar la producción hasta las 350.000 botellas, además de, asegura la casa, mejorar la calidad de los vinos. Hasta este año, los vinos de la bodega se elaboraban en una nave de alquiler en Leza.

La bodega de Rioja Alavesa, donde se elaborarán desde esta cosecha los Macán y Macán Clásico, consta de tres edificios y abarca más de 9.000 metros cuadrados. Su estructura, que pretende simplificar lo complejo, en palabras de los responsables de la bodega, consta de tres naves, separadas entre sí, que se dedican, respectivamente, a la elaboración, el envejecimiento y la expedición de los vinos. De la inversión total, 16,5 millones de euros han correspondido a la obra en sí, y los cinco millones y medio restantes han sido para adquirir tecnología destinada a mejorar la calidad de los vinos, en concreto, en 25 depósitos de acero inoxidable y 20 tinos de roble francés con capacidad de 10.000 litros. Otros once depósitos de acero inoxidable se ubicarán en la nave de envejecimiento, junto a 800 barricas de crianza.

[Img #11163]

Todas ellas se comunican por un eje que recorre la bodega de un extremo al otro y permite atravesarla sin intervenir en los procesos que se llevan a cabo en cada una. La primera, llamada Nave del Agua y destinada a la elaboración, recibirá la uva de esta cosecha y las siguientes; la Nave de la Tierra, para el envejecimiento de los vinos, será un espacio silencioso que permita la mejor crianza posible en condiciones óptimas de luz y humedad. Y la Nave del Sol, para la expedición, se destinará a botellero y salida del vino al mercado. Agua y Sol representan a las dos familias, Benjamin de Rothschild y Vega Sicilia, y cada una está orientada, respectivamente, a Francia y a Ribera del Duero. La tercera nave, la de la Tierra, representa Rioja Alavesa, el vínculo por el que se unen las dos familias.

Esta primera cosecha en Samaniego recogerá uvas procedentes de las parcelas que la bodega compró hace doce años en las localidades de San Vicente de la Sonsierra Samaniego, Laguardia, Labastida, Elvillar, Abalos, Navaridas y Kripan, y que suman 100 hectáreas de viñedo.

Pese a lo elevado de la inversión en esta fase del proyecto bodeguero de los Rothschild y Vega Sicilia, Pablo Álvarez, presidente de esta última, comenta que lo primero, lo más largo y lo más caro fue comprar las tierras, y añade: “Buscábamos lo mejor y elegimos la zona de San Vicente de la Sonsierra y Samaniego. Allí adquirimos 100 hectáreas de viñedo y 30 hectáreas de terreno para poder mantener permanentemente en producción las 100 hectáreas de cosecha. Todo ello mediante 70 operaciones de compra que llevamos a cabo discretamente para no levantar sospechas. Y elegimos cepas con al menos 35 años de edad.”

Para el empresario, la bodega aunará lo mejor de dos tradiciones vinícolas y recoge la sabiduría de sus fundadores, al tiempo que la materializa en un edificio adecuado a las necesidades de la elaboración de un vino con la calidad que ambas familia se exigen.

FUENTE: SOBREMESA. Revista Española del Vino y la Gastronomía.
Autor: Redacción Sobremesa. Miércoles, 5 de octubre de 2016

Read Full Post »

dscf0241

Una nueva edición de la Cata del Barrio de la Estación. Un buen día para circular por el “barrio” en los escasos doscientos metros en los que se asientan las siete bodegas allí instaladas, todas ellas centenarias, al menos en sus bodegas y calados, elaboradoras de vinos reconocidos en el mercado internacional, dentro del conjunto de los que se elaboran en la D.O.C. Rioja.

dscf0232GOMEZ CRUZADO
 dscf0244 VINO BLANCO GOMEZ CRUZADO 2015. Viura 85% y Tempranillo blanco 15%. Toda la uva procede del mismo pago, zona de elevada altitud, en Haro. Mitad paso por barricas francesas sin tostar y el 50% restante 5 meses en depósitos ovoides de hormigón, con sus lías.
VINO TINTO HONORABLE 2012. Elaborado con los viñedos más antiguos; variedad mayoritaria Tempranillo, pero también aparecen Garnacha, Graciano, Mazuelo y Viura. Majuelos ubicados en las laderas de la Sierra Cantabria, la mayor parte son “carasoles” con orientación sur o sureste.
CUNE.    REAL DE ASUA. 2012. Vino que nació en 1994 como homenaje a los fundadores de la bodega, los hermanos Eusebio y Raimundo Real de Asúa. Sedscf0234 elabora a partir de uvas seleccionadas de los viñedos propios de Villalba, Rioja Alta.  Fermentación alcohólica en tinos de madera, con descube en barrica nueva de roble francés con fermentación maloláctica y posterior crianza, durante 18 meses.
CVNE. RESERVA 2010. Uvas: 85% Tempranillo 15% Garnacha, Graciano y Mazuelo. Las uvas son recolectadas manualmente de nuestras viñas de la Rioja Alta. Tras la fermentación maloláctica el vino pasa a barricas de roble francés y americano durante al menos dos años. Permanencia en botella a lo largo de un año.
LA RIOJA ALTA.       VIÑA ARDANZA. 2007.- El 80% es Tempranillo y el 20% Garnacha. su crianza en barrica. El Tempranillo permaneció 36 meses en roble americano de 4 años de edad media; y la Garnacha 30 meses en barricas de 2 y 3 vinos de roble americano, siendo trasegados manualmente en seis ocasionesdscf0252dscf0250. Este vino se embotelló en noviembre de 2011. – 
GRAN RESERVA 2004.Tempranillo (90%) y Graciano (10%) de viñedos de más de 40 años de las zonas de Briñas, Labastida y Villalba. En marzo de 2006 los vinos seleccionados pasaron a barricas de roble americano de fabricación propia de 4 años de edad, donde permanecieron hasta marzo de 2010. Trasiegas cada seis meses, de barrica a barrica. Embotellado en noviembre de 2010. –
BODEGASdscf0256 RODA,      RODA. 2011Variedades: 91% Tempranillo, 8% Graciano, 1%Garnacha. Crianza:En barricas de roble francés. 40% nuevas y 60% de segundo dscf0257uso. 14 meses en barrica y 30 meses en botella antes de salir al mercado.
RODA I. 2009. Variedades: 95% Tempranillo, 5% Graciano. Crianza: En barricas de roble francés. 50% nuevas y 50% de un vino. 16 meses en barrica y 20 meses en botella.

 

dscf0272

Animación musical a las puertas de las bodegas
dscf0274R, LOPEZ HEREDIA. “VIÑA TONDONIA”. VIÑA BOSCONIA.  2004. dscf0275Tempranillo (80%), Garnacho (15%), Mazuelo y Graciano (el resto), Crianza: Barrica: 5 años, sometido a 2 trasiegas por año, hechas a mano. Clarificado con claras de huevos frescos. El vino sale al mercado en esta cata. 
VIÑA TONDONIA. R. 2004. Variedades: Tempranillo (75%), Garnacho (15%), Graciano y Mazuelo (10%). Crianza: 6 años, sometido a 2 trasiegas por año. Clarificado con claras de huevos frescos.
dscf0284 dscf0283
BODEGAS MUGA. 
 Muga Reserva Selección Especial 2011. Variedades: 70% Tempranillo, 20% Garnacha, 7% Mazuelo y 3% Graciano. Crianza 26 meses en barricas hechas con robles seleccionados en nuestra tonelería. Previo al embotellado se realiza una clarificación con clara de huevo fresco. Una vez en botella sufre un proceso de afinado durante doce meses en nuestra bodega, como mínimo.
Prado Enea Gran Reserva 2004. Variedades: 80% Tempranillo, 20% Garnacha, Mazuelo y Graciano. Crianza de doce meses en depósitos de roble de 16.000 litros, treinta y seis meses en barricas de roble (mínimo), y treinta y seis meses (mínimo) en botella. Tras la crianza se realiza una ligera clarificación con clara de huevo fresco.
dscf0300BODEGAS BILBAINAS, S.A.:    Viña Pomal Rosado 2015. Uvas: Garnacha (70%),  Viura (30%).
La Vicalanda Reserva 2010. Variedad: 100% Tempranillo. Crianza: 14 meses en barricas de roble.

 

 

Otras fotos:

dscf0262

dscf0236

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

dscf0288

 

 

 

Read Full Post »

El enólogo de la bodega, José Agustín Marauri, es destacado como uno de los jóvenes valores de Rioja con gran talento en el Rioja 2015 Special Report elaborado por el experto Tim Atkin.

Sus vinos obtienen premios y buenas puntuaciones, tanto a nivel nacional como internacional, en concursos y guías de vino.

Ollauri (La Rioja), 4/enero/2016.-  La bodega riojana Marqués de Terán está de enhora-buena, ya que cierra 2015 con el reconocimiento a la calidad de sus vinos, tanto a  nivel nacional como internacional, mediante diversos premios y buenas puntuaciones en algunos de los más prestigiosos concursos y guías de vino del mundo. En el panorama internacional, la gama del vino Marques de Terán, marca emblemática de la bodega, y el vino Versum acaparan los reconocimientos.

Uno de los más destacados es la inclusión de dichos vinos en el Rioja 2015 Special Report, el primer informe realizado de esta zona productora por Tim Atkin -reconocido escritor y Master of Wine de Reino Unido- como resultado de una visita realizada a La Rioja el pasado verano. Dicho informe acaba de ser publicado y está disponible para su descarga en www.timatkin.com

Uno de los aspectos puestos en relieve por el prescriptor en este documento ha sido la irrupción de una serie de jóvenes valores de Rioja “con un talento impresionante”, que “están cambiando la cara de esta región”, e incluye en este grupo al enólogo de Bodegas Marqués de Terán, José Agustín Marauri.

En el informe, que parte de una cata de más de 530 vinos distintos, se ponen de relieve los mejores de la región en una serie de categorías. Marqués de Terán Crianza 2010 figura entre los 27 crianzas mejores del año. En la categoría de Mejores Vinos de Reserva, Atkin elige 30 de toda la Rioja, entre los cuales figuran dos de los vinos de la casa: Marqués de Terán Reserva 2009 y Marqués de Terán Reserva Edición Limitada 2007; de este último sólo se han producido 3.000 botellas.

Las puntuaciones recogidas por la bodega son las siguientes:
Marqués de Terán Reserva 2009: 94 puntos.
Marqués de Terán Cosecha Especial 2011: 94 puntos.
Marqués de Terán Reserva Edición Limitada 2007: 94 puntos.
Versum 2012: 94 puntos.
Marqués de Terán Crianza 2010: 93 puntos.

A este importante reconocimiento se une el obtenido por el vino Marqués de Terán Crianza 2010, que ha logrado Medalla de Oro en el International Wine Challenge 2016, uno de los certámenes más prestigiosos a nivel internacional. El mismo vino ha recibido Medalla de Plata en la competición The Rioja Masters 2015, convocada por la revista británica The Drink Business, y que acaba de salir en el número de diciembre de esta publicación.

Premios a nivel nacional

En España también se ha reconocido la calidad de los vinos de Marqués de Terán, ya que Marqués de Terán Reserva 2009 se alzó con el Bacchus de Plata, otorgado por la Unión Española de Catadores y además también ha conseguido una Medalla de Plata en el Catavinum World Wine & Spirits Competition 2015, celebrado en Vitoria. Certamen que premió igualmente con una Medalla de Plata al Marqués de Terán Crianza y dos Medallas de Oro para los vinos Marqués de Terán Selección Especial y Versum.

Las principales guías españolas también han valorado muy positivamente los vinos de la bodega. La Guía Peñín de los Vinos de España 2016, que acaba de salir al mercado, ha concedido más de 90 puntos (vinos excelentes) a tres de las 6 marcas presentadas: Marqués de Terán Cosecha Especial  2011 (93 puntos), Marqués de Terán Reserva Edición Limitada 2009 (91 puntos) y Versum 2012 (91 puntos). Por su parte, la Guía Repsol ha valorado con 90 puntos el Marqués de Terán Crianza y con 93 el Reserva Edición limitada.

Además de ser referente en materia de calidad vinícola, Marqués de Terán es ejemplo en el sector del vino español en materia de sostenibilidad, como lo demuestra su inclusión en el Catálogo de Buenas Prácticas en Innovación Responsable. La bodega de Ollauri es la única empresa vinícola reseñada como un ejemplo a seguir en materia de innovación y sostenibilidad, en particular por el uso de la energía geotérmica como fuente principal para la elaboración de sus vinos.

Estos reconocimientos obtenidos por Marqués de Terán en el recién concluido 2015 han ido acompañados  en estos últimos años de un incremento de sus ventas en un 20% tanto a nivel nacional como internacional. Asimismo, la bodega ha extendido su red comercial a 10 países del mundo de tres continentes: Estados Unidos, México, Guatemala, China, Japón, Malasia, Reino Unido, Alemania, Suiza y Bélgica.

Para los responsables de la compañía estos datos suponen “todo un orgullo”, pues son el resultado de un trabajo muy duro para “poner el nombre de Ollauri y La Rioja en lo más alto dentro del mundo del vino”.

NOTA.-
Marqués de Terán es una bodega constituida en el año 2004 bajo el nombre de Regalía de Ollauri por un grupo de inversores de Rioja, Madrid, y San Sebastián; entre ellos, los hermanos Azpilicueta, biznietos del fundador de Bodegas AGE, y Eduardo Paternina, Marqués de Terán.
La mayoría de los vinos de la bodega se comercializan bajo Marqués de Terán, marca que a lo largo de estos años ha adquirido un posicionamiento tal, que ha hecho que la que hasta hace poco era la bodega Regalía de Ollauri haya pasado a denominarse Marqués de Terán.
La arquitectura de Marqués de Terán ha sido concebida para una bodega que cuenta con el sistema de elaboración más vanguardista de La Rioja y uno de los más avanzados del mundo.
La fuerte apuesta por I+ D+ i, con la geotermia como eje principal, y la protección del medio ambiente son sus principales señas de identidad

FUENTE:

Gabinete de prensa: Guía Peñín. Victoria Lara.

T: 91 411 94 64

Read Full Post »

Bodegas Protos cierra una década de inversiones de más de 58 millones de euros para “mejorar en calidad e innovación”

protos-7

Bodega de Peñafiel

Bodegas Protos ha invertido más de 58 millones de euros en diez años en diversas áreas de su entramado empresarial para “mejorar la calidad” de sus vinos y adaptarse a los “nuevos tiempos”, para lo que ha apostado por la “innovación y el liderazgo en el sector”.

VALLADOLID, 20 (EUROPA PRESS)

En cuanto a sus instalaciones, Protos ha apostado entre los años 2004 y 2008 por construir en la Ribera del Duero “una de las bodegas más vanguardistas del panorama vinícola nacional”, diseñada por Richard Rogers y que ha supuesto una inversión inicial de 36 millones de euros, según ha informado la bodega en un comunicado recogido por Europa Press.

A ello se le suman nuevas inversiones en 2013, con la instalación de una nueva línea embotelladora, que supuso 1,3 millones de euros; la ampliación del parque de barricas en 2014, con una inversión de 1,4 millones de euros, además de implementar un Sistema de Gestión de Almacenes y de un Equipo de Depuración, que comprendieron entre ambos una partida presupuestaria de 400.000 euros.

La bodega también invirtió en 1989 en Anguix (Burgos), con el fin de estar “más próxima a sus viñedos viejos de mayor calidad”, y en 2004 acometió una ampliación de 2,5 millones de euros.

Tras casi veinte años de funcionamiento, este año, con el fin de “mejorar la calidad” de sus elaboraciones y acondicionarla para poder ofrecer en un futuro visitas guiadas, ha realizado una inversión de 1,65 millones de euros en la sede burgalesa.

En 2006 Protos construyó una bodega propia de elaboración en La Seca (Valladolid), lo que supuso una inversión inicial de 6 millones de euros. Dos años después, la bodega llevó a cabo la primera ampliación de las instalaciones, que ascendió a 3 millones de euros, y este año se ha realizado una segunda ampliación para poder acometer la “demanda existente” que supondrá la “duplicación de la capacidad actual” y contará con una inversión de 2,1 millones de euros adicionales.

4,2 MILLONES EN INVESTIGACIÓN

Estas bodegas han invertido más de 4,2 millones de euros en la investigación de varios proyectos entre los que destaca el ‘Proyecto Tinta del País’, con el que se busca la “excelencia” en la viticultura y enología a través de la “mejora de la calidad de la variedad de uva autóctona” y del estudio de las técnicas de cultivo, transformación y control en el vino.

Otro de los proyectos que ha puesto en marcha es el ‘Banco de germoplasma’ que es una iniciativa en la variedad ‘tempranillo’ originaria de Ribera del Duero, con el objetivo de “conservar la autenticidad” de la variedad típica de esta Denominación de Origen.

También ha llevado a cabo la ‘Caracterización de barricas’ a través de un estudio en el que se han incluido hasta 46 tipos distintos de barricas por año, desde las habituales de roble francés y americano hasta otras más diversas procedentes de Rumanía y Hungría.

El proyecto ‘Cenit- Demeter’ ha consistido en la alianza a otras bodegas de toda la geografía española cuyo objetivo es el “desarrollo de estrategias y métodos vitícolas y enológicos” frente al cambio climático y la aplicación de nuevas tecnologías que mejoren la “eficiencia de los procesos resultantes”.

Bodegas-Protos

Primitiva bodega

FUENTE;
http://www.europapress.es/castilla-y-leon/noticia-bodegas-protos-cierra-decada-inversiones-mas-58-millones-euros-mejorar-calidad-innovacion-20150820122551.html. 20 de agosto de 2015

Read Full Post »

img_7596

Con una historia que se remonta a finales del siglo XIX y un pasado con momentos de esplendor pero también de sombras, Bodegas La Marquesa- Valserrano es hoy uno de los referentes familiares del vino fino en Rioja Alavesa.

El nombre de la bodega ya remite a un pasado con título nobiliario. Pero no fue una marquesa, sino el marqués de La Solana, su fundador, quien con el trabajo de ampliación de los calados y la mejora en las labores de crianza de los vinos, consiguió sonar ya en la Exposición Universal de Barcelona en 1929, donde obtuvo una medalla de oro.

A su muerte a principios del nuevo siglo la bodega sufrió un revés, la llegada de la filoxera, que provocó que Rioja se quedara casi sin viñedo durante unos años, y la propiedad la heredó la hija pequeña del marqués, María, quien, al no heredar con ella el título nobiliario, que quedó en su hermano, le cambió el nombre por Bodegas de Crianza SMS, unas siglas que se refieren a los apellidos familiares. Sin embargo, siempre se conocería a la bodega con el popular nombre de La Marquesa.

[Img #7594]

A partir de la década de los 70 se empieza a acometer una profunda renovación de la propiedad, que iniciaron los padres de Juan Pablo de Simón, nieto de “la Marquesa”, pero al morir estos prematuramente, él continuo su labor. Se recuperaron y plantaron fincas antes arrendadas y se empezó una profunda transformación de la Bodega y así la antigua propiedad cobró nuevos bríos, gracias a la energía y cautela de Juan Pablo y la incorporación al trabajo en la Bodega de sus hijos, Pablo, Jaime y Maria de Simón, tres jóvenes que aseguran el buen rumbo de Valserrano,nombre de los vinos de la bodega y apelativo con el que también se le conoce.

Sin entrar en clasicismos o vanguardias, Juan Pablo de Simón apuesta por vinos bebibles y elegantes, procedentes en su mayor parte de las 65 hectáreas que poseen, sobre todo en Villabuena de Álava, sede de la bodega, y otras 10 de proveedores con los que existe una relación que se remonta a la historia viva de la bodega. De Simón asegura que fue La Marquesa la primera bodega de la zona en elaborar un blanco fermentado en barrica, cuya materia prima es la viura de sus propiedades.

DSCN2422

Además de las categorías clásicas, en las que destaca el Gran Reserva, un vino de guarda en el que Juan Pablo de Simón siempre ha tenido fe pese a no haberse puesto de moda hasta hace poco, en La Marquesa se elaboran también vinos que resaltan la importancia de las uvas propias de Rioja, graciano, garnacha y mazuelo, vinos de ediciones limitadas que expresan lo mejor de estas variedades, y dos vinos especiales, el elegante Valserrano Finca Monteviejo (procedente del pago del mismo nombre) y la última incorporación a esta familia de vinos, Nico by Valserrano, un vino con tintes modernos y frutal, que celebró en su añada 2010 el nacimiento de Nicolás, el primogénito de la sexta generación de la familia.

Si bien es Juan Pablo quien ha trazado la línea certera que siguen los vinos de la bodega, hoy son sus hijos, Pablo en la dirección comercial y la exportación, María, la benjamina, en las labores de administración y Jaime, el mediano, en la dirección técnica, los llamados a seguir llevando a buenos puertos a La Marquesa, con un rumbo firme que no teme desviarse, porque sabe el camino de vuelta.
FUENTE: SOBREMESA, 15.6.2015

Read Full Post »

Vamos a fijarnos en dos bodegas (probablemente las únicas) de la Rioja Alta que tienen en común, además de elaborar vinos de muy alta calidad, el hecho de estar formadas por pequeños  socios accionistas; esto es, que no responden a las típicas estructuras empresariales bodegueras al uso dentro de la DOC Rioja. Hablamos de VALENCISO Y TOBELOS.
bodega-valenciso-valentin-encisoCOMPAÑÍA BODEGUERA DE VALENCISO es el empeño personal, profesional, vital, de  Luis Valentín y Carmen Enciso. Hablar de Valenciso, de Luis y Carmen, es hablar de personas, de sentido común, de criterio, de profesionalidad y buen hacer. Pero quizá el término de referencia en su caso sea honradez. Quien esto escribe, conocedor de  la prehistoria de su proyecto, puede asegurar no saber de otro caso en que la creación de una bodega se haya efectuado tan sopesada, tan cuidadosa y acertadamente.

Avalados por sus trayectorias  en B. Palacios de Laguardia, en un punto decidieron  (con todas las dudas del mundo)   jugarse su pasado, presente y futuro y lanzarse en un proyecto: aglutinar amigos, conocidos y otros amantes del vino en una suerte de financiación marginal de pequeños accionistas  (que después se llamaría  ‘crowdfunding’).  Primeras añadas  en el mercado -con mucho trabajo y éxito evidente- sin bodega física; hasta que en 2006 empezaron ya a elaborar en su flamante bodega todavía sin terminar, en Ollauri.

Hay que decir que existen muy pocos lugares en La Rioja con el encanto especial que se respira en Ollauri. Sin duda, el enclave donde se asienta la bodega es idílico: natural, romántico, hermoso en la serenidad del paisaje; recogido y, a la vez, a  mano de todos sitios; un lugar perfecto para vinos que aspiran a la perfección.

Tuvieron claro que no querían dinero fácil,  trabajaban a largo plazo y la rentabilidad que iban a obtener las personas que entraban en el proyecto iba a ser parca (más o menos lo que siempre ha sido plantar viñas desde un punto de vista histórico).

Controlan y trabajan sus producciones, que son pequeñas, de una dimensión abarcable por sus personas… para ofrecer al mercado un único vino; concepto igualmente único que salta y supera todos los clichés al uso bodeguero de producir un montón de etiquetas diferentes.  Aquí radica lo más difícil, a la vez que es el factor diferencial de su bodega; se la juegan cada cosecha. Y la verdad que los resultados son realmente encomiables.

El vino ahora mismo en el mercado es Valenciso reserva 2008, presenta intenso color rojo cereza picota, de capa alta. En nariz es limpio, con una  frutalidad profunda, envuelta en nítidos especiados de buen roble. Aparecen notas de frutos silvestres, engarzados con otras que recuerdan a sotobosque umbrío (retamas, plantas aromáticas) con leves toques lácteos.

En boca, el vino es acariciante en la entrada.  Suave, sedoso; sabores que provocan sensaciones placenteras que trascienden a lo puramente táctil;  taninos vigorosos que regalan el paladar en el paso de boca con una fresca presencia frutal, con justa acidez en equilibrio (lo cual se corresponde con la añada). Final de boca donde prima la elegancia.  Vino con carácter, sin concesiones, auténtico, como pueden ser los riojas de antes y de ahora.

El vino tiene su embrujo: aúna en su fina estructura un paisaje sápido que evoca el terruño, la naturaleza, la belleza  de La Rioja y su impronta sensorial.

gerente2BODEGAS Y VIÑEDOS TOBELOS se encuentra en Briñas; y el edificio de la bodega, desde su emplazamiento espectacular a modo de avanzadilla en lo más al norte de La Rioja,  cual mascarón de proa desafía las Conchas de Haro, allá donde los Montes Obarenes  se transforman en la Sierra Cantabria.

Ricardo Reinoso es el hacedor de tal empeño. Después de ganar experiencia en otras bodegas, decidió fundar una distinta, aglutinando personas con inquietudes pero que no podían crearla por sí mismas. Y las captó, manejando el concepto de rentabilidad económico-social (también una suerte de ‘crowdfunding’)  y con unos principios claros:
Hacer buenos  vinos Invierto, sí, pero luego no me pidas más dinero Repartir dividendos cuando sea posible (realidad cumplida en los últimos años)
A día de hoy -y después de la que ha caído y está cayendo-  el proyecto no solo ha sobrevivido sino que se ha asentado y funciona. ¿Factores de éxito? La experiencia y tiento medido de Ricardo, quien tenía muy claro:
La dimensión de la bodega para que fuera factible poder conseguir la inversión Segmentos de precios de los vinos en consonancia con lo que se ofrece en Rioja Cuidar los mercados exteriores
A lo anterior se debe añadir, por supuesto, el acierto lúcido de asentar la bodega en un enclave realmente de impresión, como es Briñas y su paisaje impactante y con raigambre histórica sobre el río Ebro,  en la entrada a La Rioja, mirando de frente los farallones de San Felices y su asentamiento romano; y con el  Toloño vigilante a la otra orilla del río.

Se debe añadir igualmente la infraestructura técnica de la bodega; y la importancia fundamental de las viñas de los alrededores que aportan uvas con savia de la margen izquierda del Ebro y rioja alta; uvas marcadas por la autenticidad del ambiente geoclimático donde medran.

En fin, decir que su vino ‘top’ Leukade le fue presentado al rey emérito Juan Carlos hace poco, cuando estuvo comiendo en el Echaurren de Ezcaray. El vino catado en esta ocasión, Tobelos Garnacha 2010,  con fruta del microclima y terreno únicos de San Vicente de la Sonsierra, presenta un bonito color rojo granate; limpio y de capa media.

En nariz se manifiestan discretos aromas de frutos rojos en sazón, golosos; notas de monte bajo mediterráneo (tomillo, hinojo); guindas en alcohol; caramelo y un punto entre polen y resina sobre un fondo especiado de maderas finas.

En boca, el carácter es de una suavidad sutil: textura, sabores, experiencia táctil agradable. Frutal en el paso de boca y acidez que conforma un final amplio y redondo con taninos pulidos. Retronasal con recuerdos de toffe. Vino honrado, versátil, fácil de beber y de disfrutar.

Para quien quiera guardar botellas, es seguro que el vino transitará en el tiempo, llegando a acercarse a esos perfiles clásicos de vinos finos de rioja. No olvidemos que la garnacha jugaba un papel importante junto a la tempranillo en el éxito de lo que ha llegado a ser La Rioja en sus vinos de guarda.

Que el éxito continúe derramando chorros de pasión en forma de vino para estas dos bodegas, especiales en su conformación.

FUENTE. larioja.com.  24.4.2015

Fuente original.

http://blogs.larioja.com/a-ojo-de-buen-cubero/2015/04/24/dos-eran-dos-y-las-dos-eran-buenas/

 

Read Full Post »

 

 

 

 

 

 

 

eff7a424efb7cba47333de2cfbece187_M

 

Desde el siglo XIX Vinos Guerra ha vivido miles de vendimias y decenas de altibajos. Ahora saca lustre a sus mejores valores, sus 1.000 viticultores, su viña vieja y nueva, y los convierte en vinos de estilo nuevo, frescos y minerales y, atentos a los gustos de la vanguardia, en unos vermouths reserva, complejos y deliciosos, que se están convirtiendo en la estrella de las barras de moda.

El Bierzo en general y Cacabelos en particular ostentan una tradición vinícola que tuvo su apogeo en la Edad Media, en el feudo del mítico obispo Gelmírez y en la condición de parada y fonda en el Camino de Santiago. Con inevitables altibajos, esa herencia se ha perpetuado e incluso florece en los últimos tiempos, desde que la producción y elaboración se organizan como Denominación de Origen, y más aún después, cuando la moderna enología redescubre este joyero de la uva Mencía.

Pioneros entre los pioneros

Pero la bodega es muy anterior. Los vinos de los hermanos Guerra eran famosos a uno y otro lado del Atlántico mucho antes de que se constituyera la denominación de origen. En 1879 pusieron en el mercado sus primeras botellas, encorchadas a mano. Eso sí, cuando llegó la electricidad fueron de los primeros en aplicarla al embotellado y, con ese talante pionero, su teléfono llevaba el número 2, justo detrás del del gobernador. Pero fue su sucesor, Antonio Díez Guerra, quien conseguiría consolidar el comercio del vino muy lejos de las fronteras locales, y así lo reconoce como homenaje su busto que preside la Plaza Mayor de Cacabelos.

Las cifras son sorprendentes: en 1930 vendían 15 millones de botellas en las que al vino de la zona tenían que sumarse otros venidos de Jerez o de La Mancha, ya que la producción local no era suficiente. Y resulta aún más admirable su concepción del marketing y merchandaising, incluso antes de que estos palabros se acuñaran. Banderines pintados y bordados, botellines individuales de 20 cl tapados con chapa, oficina comercial en La Habana…

Vino y más que vino

… y en la producción, no solo vino sino coñac, anís, el espumoso que aun podía llamarse Champagne y, en los años cincuenta, a la vuelta de un viaje a Norteamérica, la Cola York, con fórmula diseccionada de la original por el farmacéutico del pueblo. Un exitazo.

Bien es verdad que al introducirse Coca-Cola en España presentó un pleito largo y tenaz. Al final ganó Guerra, pero había dejado en ello su pecunio, de modo que, arruinado pero imparable, impulsa la Cooperativa Vinos del Bierzo, que hasta hoy cuenta con 1.000 socios.

Nació en 1963 como cooperativa comarcal con los propietarios de 1.000 hectáreas de viñedo controlado en varios municipios vecinos. El volumen y la extensión de sus instalaciones la bautizan como la Catedral del Vino en la región. También sus instalaciones, que les permitían elaborar cantidades astronómicas y vender, por ejemplo en Madrid, 30.000 botellas semanales.
A finales del pasado siglo, la enología del Bierzo se revoluciona; la uva Mencía y esa tierra agreste, donde vegeta superando las dificultades del suelo y del clima, despuntan con capacidad de dar vinos elegantes, potentes pero complejos y deliciosos, modernos.

Los Guerra clásicos mantienen su enorme mercado en la línea de alimentación, pero hace un par de años un nuevo equipo encabezado por Pablo Franco y Mario Rico redefine el modelo de viticultura y el estilo de los vinos. Ahora el control del campo funciona destacando entre los viticultores de cada pequeña zona un coordinador que promueve para todos las labores que garantizan la calidad de la uva, los tiempos y modos de poda, el calendario perfecto de vendimia, el estilo de los vinos y, como novedad con enorme éxito, los vermouths, ahora que el aperitivo los ha vuelto a imponer en barras y copas. El Tinto Reserva se elabora con vino rosado de Mencía, mientras que el Blanco Reserva es fruto de un coupage donde prima la Godello. A eso se suman 50 ingredientes en la maceración, se cría durante 18 meses y se sirve desde el grifo para que mantenga siempre intacta su complejidad, su intensidad.

En los vinos actuales, en los que combinan el acero inoxidable con el tradicional hormigón, su ejemplo es el estilo del Ródano: vinos atlánticos, vinos frescos, no excesivamente intensos, con fruta y que destaquen la mineralidad, la memoria del terruño. Así nacen, jugando con su nombre, los jóvenes Armas de Guerra, cuya etiqueta, en tinto y delicado rosado, es un homenaje a la viticultura, a la Mencía y, en blanco, al Godello y la Doña Blanca. Y en botella borgoñona, el Mencía Roble, que pasa cuatro meses en barrica, el Godello que gana complejidad criado durante tres meses, y el Mencía Crianza, que reposa en barrica 12 meses y aun así resulta fresco, frutal, con recuerdos florales y una armonía deliciosa con los tonos minerales.

Vinos nuevos de viñas viejas, vinos con historia que abren la puerta al futuro, vinos para disfrutar en la mesa cada día.

Recomendación: Visitar http://www.vinosguerra.com

 

FUENTE: Mi Vino – Vinum. Marzo 2015 – Nº:203.

 

 

Read Full Post »

Older Posts »