Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Divulgación’ Category

¿Qué es el vino?, ¿por qué nos hace disfrutar?, ¿qué papel juega la naturaleza en la producción del vino?, estas y otras muchas cuestiones ya tienen respuesta gracias al primer tomo del Sapiens del Vino: “Contextualización y viticultura”. Este libro aplica al mundo del vino el método Sapiens, desarrollado por el equipo de elBulli de Ferran Adrià.

Tecnovino Sapiens del Vino

Portada del libro Sapiens del Vino

El primer tomo del Sapiens del Vino, una obra deBullipedia en la que se contextualiza y se profundiza sobre el vino y la viticultura. La obra, dirigida por Ferran Adrià y Ferran Centelles, aplica el método Sapiens, desarrollado por el equipo de elBulli, al mundo del vino.

Esta obra representa el primer escollo con el que se encuentra Sapiens del Vino que es, precisamente, su mayor ambición: la contextualización del vino. Responder a una pregunta tan básica y, a la vez, tan amplia y ambigua como: ¿Qué es el vino?

Aproximación al actual concepto de “vino”

Para ello, en este primer volumen se hace una aproximación al actual concepto de “vino” desde distintos ángulos, a partir de múltiples preguntas: ¿Es el vino un producto natural? ¿Parte de un proceso artesanal o industrial? ¿Es el vino una bebida? ¿Qué papel juega la naturaleza en la producción del vino? ¿Por qué bebemos vino? ¿Dónde bebemos vino?…

Además, se compara el vino con otras bebidas analizando aspectos como la producción, el mercado, el entorno sociocultural, etc. Seguidamente, se exponen los otros usos del vino: como inversión, como medicina, como estimulante, etc.

Este primer volumen aborda también la agricultura y, siendo más precisos, la viticultura, un sector empresarial primario que ejerce su actividad para la obtención y transformación de productos a partir de recursos naturales. La viticultura aporta el producto básico del vino, la uva, a partir de la aplicación de una tecnología agrícola. En este capítulo se habla de los viñedos, los viveros, los viticultores, los bodegueros con uvas propias, las diferentes filosofías que se aplican al cuidado del viñedo y, con un especial énfasis, de las condiciones geológicas y climáticas que hacen que los vinos sean tan diferentes entre sí: ¿Os imagináis un mapamundi en el que se recojan los principales tipos de rocas? ¿Y una organización global climática de los principales viñedos del mundo?.

En opinión de Ferran Adrià, “este libro permite, aplicando la metodología Sapiens, comprender qué es el vino, porqué nos hace disfrutar y cómo se obtiene el producto no elaborado básico para su producción: la uva. Es una obra esencial, pensada y escrita para profesionalizar y motivar a las personas integrantes del equipo de sala, pero también a cualquier aficionado al mundo del vino”.

FUENTE: TECNOVINO – 23.1.2019

http://www.tecnovino.com/primer-tomo-sapiens-del-vino-bullipedia-trata-sobre-contextualizacion-y-viticultura/

Anuncios

Read Full Post »

Cartel anónimo que invita a hacer acopio de vino europeo antes del Brexit 

 

Reino Unido es un mercado clave para el vino tanto en cifras como por su capacidad para introducir tendencias. Con una facturación de 17.300 millones de libras (19.300 millones de euros), según cifras de la Asociación del Sector del Vino y Bebidas Espirituosas (WSTA en sus siglas en inglés), el país es sexto en el ranking mundial y segundo en volumen solo por detrás de Alemania.

Los que barren para casa creen que el Brexit puede ser una oportunidad de oro para el vino inglés, especialmente ahora que un estudio dirigido por la empresa de estudios de mercado YouGov ha revelado que el vino se ha convertido en la bebida favorita de más de la mitad de la población británica. Hoy en día, el 99% del vino que se consume en Reino Unido es importado.

Algunas cifras

Según datos del Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX), en 2015, el año anterior al referéndum, el valor de las importaciones de vino español a Reino Unido fue de 343 millones de euros. En 2017, sin embargo, la cifra descendió a 319 millones.

Estudios recientes como el Wine Nation realizado por la multinacional australiana Accolade Wines apuntan a un cambio de tendencia en el consumo: beber menos, pero de mayor calidad. No preocupa solo el aumento de precios sino los efectos del alcohol para la salud.

El gasto en vino está aumentando. En los supermercados británicos, el crecimiento más fuerte (23,7%) se sitúa en la banda de precios entre 7 y 9,99 libras. En la restauración y la hostelería premium el precio de los vinos de calidad aumenta casi tres veces más rápido que en el resto del sector según datos de la distribuidora Liberty Wines.

La temida subida de impuestos

Además de lidiar con los cambios en los patrones de consumo y la caída de la libra, los profesionales del sector tendrán que afrontar la subida del impuesto al vino (duty tax) anunciada el pasado mes de octubre por el Ejecutivo británico y que entrará en vigor en febrero.

Partidaria de permanecer en la Unión Europea, la WSTA es crítica con la subida y alerta de los primeros síntomas pre-Brexit. “Está teniendo un impacto en el coste de los vinos. Desde el voto a favor de abandonar la Unión Europea, el precio medio por botella ha subido casi 30 peniques por la caída de la libra esterlina, la inflación y el aumento de los costes de importación. La decisión del gobierno de subir el impuesto al vino en línea con la inflación en los presupuestos en octubre ha añadido mayor presión y significará una subida adicional de nueve peniques para vinos tranquilos y 12 para los espumosos”.

Para la WSTA, “esta subida es extremadamente injusta, injustificada y contraproducente. Reino Unido es el mayor comercializador de vino del mundo y como tal, se merece el apoyo del gobierno, no un castigo”.

La WSTA ha publicado recientemente una hoja de ruta con sugerencias para que la transición hacia la nueva realidad se realice de la forma menos traumática posible. Entre sus apuntes destaca la necesidad de mantener los estándares europeos de producción para no minar la confianza del consumidor y exige al gobierno la garantía de acceso al mercado europeo bajo un marco libre de tarifas o cuotas y la rebaja de los impuestos al consumo de vino en Reino Unido.

La opinión de los especialistas

José Etura es director de Sabor, uno de los restaurantes españoles con más renombre de la capital británica. Regentado por la chef Nieves Barragán, su labor ha sido reconocida con una estrella Michelin cuando aún no se ha cumplido un año de su apertura. Como responsable de compra de vinos, Etura opina que “las consecuencias del Brexit para el vino español dependerán del acuerdo aduanero al que se llegue y del tiempo que se tarde. Está claro, y ya se ha visto, que a los mercados no les gusta la incertidumbre. La devaluación de la libra con respecto al euro ha encarecido el vino una barbaridad. Si a esto añadimos que aún no sabemos si se aplicarán aranceles a ciertos productos o si se continuará de algún modo con el libre comercio, el panorama es difícil de predecir”.

Etura no augura un futuro fácil para la restauración en el país. “El coste de la vida se va a encarecer por la subida de los costes laborales”. Asimismo, ve difícil prepararse para lo que viene “cuando ni el propio gobierno se pone de acuerdo. Solo se podrán tomar medidas cuando nos digan claramente a qué nos enfrentamos”, explica.

El estudio Reino Unido y los mercados de vino globales para el 2025, elaborado por los economistas Kym Anderson y Glyn Wittwer pronostica para 2025 una subida del precio del vino para el consumidor británico del 22% (20% por la depreciación de la moneda, 4% por las potenciales nuevas tarifas a los vinos europeos y -2% debido al crecimiento negativo de los ingresos) y caídas del 28% en el consumo y del 27% en el valor de las importaciones.

Álvaro Ribalta, jefe de ventas de Indigo Wine, una importadora especializada en pequeños productores con un 40-50% de españoles en sus filas, recuerda muy bien el rápido aumento de precios tras el referéndum: la botella pasó de 15 a 17 ó 18 libras en tienda y subió entre cuatro y cinco libras en restauración. “Fueron incrementos muy altos y sucedió de la noche a la mañana. Si el trato es desfavorable para el Reino Unido, no es difícil que suceda lo que predice ese estudio: la libra seguirá cayendo, los impuestos seguirán subiendo, habrá algún arancel… es fácil que el precio del vino suba un 22%”.

¿Se verá especialmente perjudicado el vino de calidad? “Cuando sube el duty los vinos baratos son los más perjudicados porque se trata de un aumento absoluto del precio, pero cuando la libra se devalúa afecta a todos los rangos de precios”, explica Ribalta. “Si sigue subiendo el duty y se implanta además algún arancel, afectará sobre todo al vino barato, pero no creo que sea tan significativo como la caída de la libra”.

Ribalta reconoce que los productores españoles con los que trabajan están preocupados. “Reino Unido es un mercado importante, sobre todo por exposición”.

Para Ana Gómez, una de las fundadoras de L’Oculto, vinoteca-restaurante español en el sur de Londres, “los grandes problemas del Brexit para el vino español serán la aduana y los impuestos”. Gómez espera una subida de precios considerable. “He decidido comprar varios palés antes de marzo de 2019 porque Hacienda ya nos ha mandado una carta diciendo que a partir de marzo los impuestos se van a ver afectados. También creo que el sistema aduanero se va a colapsar, al menos los primeros meses. Francia, de hecho, ya está tomando medidas y realizando un control mucho más exhaustivo”.

¿Todos en la misma situación?

Las grandes empresas del sector del vino en Reino Unido también están tomando posiciones. Majestic Wines se ha aprovisionado de un millón de botellas extra para evitar complicaciones ante un posible Brexit sin acuerdo.

Alistair Viner, jefe de compras en Hedonism Wines, la tienda de vinos más lujosa y con mayor variedad de la capital británica, cree que es muy difícil saber qué va a pasar. “Si me preguntas la semana que viene la respuesta podría ser completamente distinta. Estamos exportando mucho: tenemos envíos diarios a Estados Unidos y a Europa que se podrían ver afectados. Al final, seguirá habiendo gente que quiera comprar vino, y lo que suceda afectará a toda la industria en general porque todos estaremos en la misma situación”.

“Nadie sabe realmente cómo será el Brexit”, afirma Mike Veseth, autor de varios libros relacionados con el vino, editor del blog The Wine Economist y profesor emérito de Economía Política Internacional en la Universidad de Puget Sound (EE.UU.). “Lo único que podemos hacer es especular con la información de la que disponemos”.

En palabras de Veseth, “cualquier tipo de Brexit ralentizará el crecimiento económico y provocará la depreciación de la libra esterlina perjudicando las importaciones de vino. Las cadenas de supermercados británicas ya están sufriendo el estancamiento de la demanda y el aumento de los costes de importación, y están dispuestas a proteger sus beneficios trasladando la presión a los proveedores. Las importaciones de vino español para supermercados con precios muy ajustados pueden resultar especialmente vulnerables mientras se ajustan a los nuevos márgenes”.

FUENTE: SPANISH WINE LOVER. Mónica R. Goya | 15 de Enero del 2019

https://www.spanishwinelover.com/descubre-356-que-puede-suponer-el-brexit-para-el-vino-espanol

Read Full Post »

Joan Puig, presidente de Aecork y portavoz de Iniciativa Cork, pone en valor el tapón de corcho como cierre para vinos y nos traslada en esta entrevista las novedades del sector, las innovaciones en las que se está trabajando desde las empresas corcheras y las campañas de comunicación sobre este elemento unido de forma tan especial al mundo vinícola.

1. ¿El corcho sigue siendo la principal opción de cierre de vinos para las bodegas?

Joan Puig – Absolutamente. Según datos del Closure Survey Report realizado por la revista Wine Business Monthly en 2017, el 70% de las botellas de vino y cava de todo el mundo fueron tapadas con tapones de corcho natural.

2. Iniciativa Cork, agrupación de asociaciones e instituciones del sector del corcho en España, ha recogido algunos de los resultados de estudios independientes, de ellos se extrae que el tapón de corcho es la preferencia para más del 90% en los principales mercados consumidores. ¿Cómo valoráis este resultado?

J.P. – Con el auge de internet y de las redes sociales, la comunicación ha dejado de ser unidireccional empresa-consumidor. Ahora, el consumidor interactúa con las marcas, quiere conocer sus valores y está muy bien informado. Y el consumidor de vino, no solo en España, sino que son datos de estudios a nivel mundial, conoce perfectamente la importancia que tiene el tapón de corcho, sobre todo por la calidad y los matices sensoriales y organolépticos que aporta al vino.

Y también, cada vez más, los valores como sostenibilidad y respeto por el medio ambiente y el consumo local son determinantes, por eso, el 95% de los consumidores prefieren vinos tapados con tapón de corcho natural.

3. En los estudios además se asocia el cierre con corcho con los vinos de alta calidad, es una buena noticia para el sector del corcho, ¿queda mucho trabajo aún por hacer?

J.P. – Creo que cualquier sector debe innovar constantemente para ser competitivo. La apuesta por la investigación y la mejora constante debe guiar a cualquier proyecto que quiera sobrevivir en un mundo globalizado y que cambia constantemente. Y, por supuesto, el sector del corcho es plenamente consciente de la importancia de apostar siempre por la excelencia, como ha demostrado en las últimas décadas, donde la innovación tecnológica ha sido impresionante.

Joan Puig: “Tenemos la tranquilidad de saber que trabajamos en una industria 100% sostenible, que tiene un impacto positivo en el medio ambiente y que, gracias a las características naturales del corcho y a toda la evolución tecnológica constante, es, indiscutiblemente, el mejor cierre para vinos del mundo”.

4. A través de iniciativa Cork se promociona el uso del corcho y se materializa en la campaña #ElijoCorcho, ¿cómo está funcionando? ¿Qué objetivos se han marcado? Y sobre su alcance, ¿en qué mercados se centra?

J.P. – Sinceramente, estamos muy satisfechos con los resultados obtenidos en las distintas campañas de comunicación de Iniciativa Cork.

Esta iniciativa, en la que participan las asociaciones del sector corchero español (AECORK) y portugués (APCOR), además de empresas a título personal como Grup Oller, J. VigasManuel Serra y Trefinos junto con el Instituto Catalán del Corcho, se centra en el mercado español.

El objetivo principal de Iniciativa Cork es la divulgación, a través de estudios y expertos independientes, de la importancia del tapón de corcho para la calidad del vino, el mantenimiento del ecosistema mediterráneo y el medio ambiente en general.

Realizamos esta divulgación a dos niveles, tanto a los fabricantes de vino como al consumidor final. Por ejemplo, sabemos que las bodegas españolas están muy interesadas en los mercados de EEUU y China. Por eso, organizamos un Workshop de Exportación con expertos traídos directamente de estos mercados que dieron a las bodegas datos claves sobre cómo crear su estrategia para entrar o consolidarse en ambos mercados. Y fue muy interesante conocer la importancia que tiene el tapón de corcho a la hora de posicionarse en Estados Unidos o China, como, por ejemplo que el 90% de los estadounidenses asocia el tapón de corcho a vinos Premium o que el 84% de los chinos prefiere comprar vinos tapados con corcho natural.

Tecnovino tapon de corcho tapones detalle

5. ¿De qué forma se acerca la actividad corchera a las bodegas? ¿Cómo potencian que esa relación de confianza siga por el buen camino?

J.P. – El tapón de corcho es un aliado natural del vino. Le ayuda a evolucionar y también a posicionarse en el mercado, al ser el cierre preferido por los consumidores.

Desde el sector, tratamos de ponernos en el lugar de las bodegas, entender sus necesidades e intereses y lograr que nuestros tapones respondan a los más altos niveles de exigencia y calidad.

Desde Iniciativa Cork elaboramos campañas de comunicación centradas en estudios independientes, charlas con expertos o vídeos de prescriptores como Álvaro Palacios, Peter Sissek o Josep Roca que, voluntariamente y sin ninguna contraprestación, explican por qué el corcho es para ellos el mejor cierre para el vino.

La última acción la hemos llevado a cabo en colaboración con la DOCa Rioja y la DOP Cava, las dos Denominaciones de Origen españolas más conocidas a nivel mundial. Partiendo de la tendencia de las etiquetas de vino creativas, creamos una acción que llamamos ‘EnoDesign Experience’, en la que quisimos extender la creatividad de las etiquetas al tapón de corcho, de manera que la bodega viera el tapón de corcho natural como un elemento estratégico de comunicación ya que, si bien la etiqueta es un reclamo atractivo para posicionar el vino, no tiene un impacto en la calidad del mismo como sí tiene el tapón de corcho natural.

Además, el tapón se convierte en un lienzo al servicio de la bodega desde el que establecer una relación con el consumidor.

Para esta experiencia escogimos a diez diseñadores gráficos especializados en etiquetas de vino y cavaque disfrutaron de una experiencia enológica inmersiva en la DOP Cava y DOCa Rioja. Cada diseñador presentó una propuesta de diseño que fue votada por el jurado y la entrega del premio tuvo lugar en la noche Gla d’Or, que organiza AECORK.

6. España y Portugal son dos potencias productoras de corcho, ¿en ambos países el vino trata al corcho como se merece?

J.P. – Por mi experiencia en ambos mercados, puedo decir que sí, ya que son zonas históricamente vitivinícolas y, al igual que ocurre con otros mercados como Francia o Italia, allí donde existe cultura del vino, el corcho sigue siendo la opción preferida con diferencia.

Tecnovino tapon de corcho vino ElijoCorcho

7. En España, Cataluña, Extremadura y a más distancia Andalucía son las principales zonas productoras, ¿son diferentes las maneras en que se hace la extracción del corcho según la zona del país?

J.P. – En España cabría diferenciar Cataluña, por un lado, y Andalucía y Extremadura por otro. En el sur de España encontramos grandes extensiones de alcornocales en dehesas, que suelen tener una superficie bastante plana y son de fácil acceso. Además por la climatología, la saca(extracción del corcho del árbol) se puede hacer cada nueve años. Sin embargo, en Cataluñaencontramos los alcornoques en bosques más densos, en paisajes montañosos y, por tanto, de difícil acceso y gestión. La climatología más fría hace que la saca se pueda hacer cada 14 años en los bosques catalanes. La extracción en sí se realiza de la misma manera, pero la dificultad añadida del bosque catalán hace que no se explote tanto.

8. ¿Qué aporta el corcho al vino? ¿Cuáles son sus principales ventajas con respecto a otros cierres?

J.P. – Podría citar numerosos estudios científicos llevados a cabo por muchas universidades de EnologíaQuímica, Biología, laboratorios independientes…

Podríamos hablar de la microoxigenación, conocida como OTR (Oxigen Transmission Rate), que es una de las características naturales del corcho ya que las células del corcho están formadas por un tipo de gas idéntico al aire. Esta característica es vital, sobre todo porque el oxígeno es uno de los factores más importantes para la evolución del vino embotellado. Otra de las características que posee el corcho de forma natural es la capacidad natural de adaptarse al formato del cuello de la botella, lo que ningún tapón artificial consigue. Así, el tapón de corcho impide que el vino se vierta, pero no le impide respirar y evolucionar.

Algo para nosotros muy importante es la huella negativa de carbono del tapón de corcho. No solo es reciclable, reutilizable y sostenible. Además todo el proceso de fabricación y transporte tiene una huella de carbono inferior al que genera el árbol en esos nueve años entre saca y saca.

9. ¿Hay innovación en el sector cochero? ¿En qué proyectos de innovación se está trabajando?

J.P. – ¡Por supuesto! Muchísima innovación y de forma constante. A nivel particular, cada empresa mediana y grande dispone ya de laboratorio propio para hacer controles de calidady elaborar sistemas propios de detección de desviaciones y métodos de mejora.

Y, además, en determinados asuntos colaboramos de forma habitual en proyectos de investigación de más envergadura, en los que contamos con organismos independientes y especializados en investigación, como el Instituto Catalán del Corcho.

10. El tricloroanisol (TCA) es el responsable del mal olor de algunos vinos. Una molécula que se puede encontrar no solo en el alcornoque de donde se parte para producir el corcho sino también en el agua, suelo de los bosques, en madera, barricas o tanques, etc. ¿Se ha explicado o se conoce lo suficiente este hecho para que no toda la responsabilidad o culpa recaiga sobre el corcho?

J.P. – No cabe duda que las personas que saben de vino, conocen las particularidades del TCA y entienden que no solo puede ser debido al tapón. Pero creo que queda todavía camino por recorrer en la divulgación para llegar a todos los consumidores, así como aconsejar a las bodegas que realicen analíticas para controlar las bodegaslas barricas…

A nivel más general, es nuestro deber explicar que, actualmente, estamos en un grado de afectación del 0,03% (o tres botellas de cada mil) y que estamos trabajando duro desde todo el sector para lograr que el TCA sea algo del pasado dentro de muy poco.

11. Recientemente el sector cochero y sus empresas se están enfrentando a la problemática del TCA con diferentes tecnologías. ¿Cómo valora estas iniciativas?

J.P. – Como he explicado anteriormente, el sector corchero no es distinto al resto de industrias, por lo que la innovación y mejora constantes son imprescindibles para nosotros. En este sentido, cada empresa está investigando distintos enfoques para erradicar definitivamente el TCA. Además, el sector corchero catalán está trabajando de forma colaborativa en una investigación coordinada por el Instituto Catalán del Corcho.

Joan Puig: “Estamos muy satisfechos con los resultados obtenidos en las distintas campañas de comunicación de Iniciativa Cork. El objetivo principal es la divulgación, a través de estudios y expertos independientes, de la importancia del tapón de corcho para la calidad del vino, el mantenimiento del ecosistema mediterráneo y el medio ambiente en general”.

12. ¿De qué forma se enfrenta el tapón de corcho a sus competidores, como los cierres sintéticos?

J.P. – Para nosotros es importante trabajar día a día en ofrecer el mejor cierre para vino y cava del mundo. Es normal que surjan otras iniciativas, que tal vez tengan mercado para ciertos vinos. Pero nosotros tenemos la tranquilidad de saber que trabajamos en una industria 100% sostenible, que tiene un impacto positivo en el medio ambiente y que, gracias a las características naturales del corcho y a toda la evolución tecnológica constante, es, indiscutiblemente, el mejor cierre para vinos del mundo.

13. Ahora que se habla tanto de economía circular, cabe destacar la contribución del sector de corcho en este aspecto, ¿qué factores reseñaría que aporta el tapón de corcho para cumplir con los criterios que forman parte de la economía circular?

J.P. – No es casualidad que se ponga a la industria corchera como ejemplo paradigmático de la economía circular. Gracias al sector, se preservan ecosistemas tan frágiles como las dehesas, hábitat natural de especies en peligro de extinción como el lince ibérico. En la industria, se aprovecha todo el corcho extraídoEl corcho que no sirve para hacer tapones se destina a otras aplicaciones como la construcción y el polvo producido se quema para generar energía limpia. Es una industria que no genera residuos, que apenas utiliza productos químicos y que ayuda a la preservación del bosque mediterráneo.

14. ¿Qué más nos falta por ver en la campaña “ElijoCorcho”? ¿Qué nuevas acciones están previstas?

J.P. – En este momento la campaña INTERCORK, conocida en España como ElijoCorcho, ha finalizado, pero muy pronto volveremos con nuevas acciones, esperamos que sorprendentes y de interés para las bodegas. Estén atentos…

FUENTE: TECNOVINO. 14.1.2019

http://www.tecnovino.com/joan-puig-presidente-de-aecork-el-tapon-de-corcho-es-un-aliado-natural-del-vino/

 

Read Full Post »

La clase media más numerosa del mundo está en China y se prevé que en poco más de una década se llegue a duplicar. Actualmente son 300 millones de personas. Con esos datos no es de extrañar que aumenten las iniciativas empresariales para conquistar el mayor mercado de Asia. Superada la barrera de la exportación, hay que centrarse en el márketing y en la imagen que conquistará a su (nueva o ya no tanto) clase media urbana.

La prestigiosa consultora británica Wine Intelligence acaba de presentar las conclusiones de una investigación sobre preferencias de etiquetas de vino importado y consumido en China. A partir de una muestra de diez etiquetas de vinos disponibles en el mercado chino, se ha identificado una decena de prototipos basados en el estilo de la etiqueta y su conexión con el comprador. En una encuesta online elaborada por Vinitrac® China se preguntó por el atractivo de esas 10 etiquetas a mil bebedores de vino importado (insistimos que pertenecientes a clase media urbana).

El informe categoriza cada etiqueta con una breve descripción que la relaciona con el vino deseado (fig. 1):

  • Traditional Prestigious– Prestigioso tradicional
    • Vineyard Stately – Finca de viñedos
    • Prestigious – Prestigioso
    • Classic – Clásico
    • Simple Elegant – Elegante simple
    • Contemporary – Contemporáneo
    • Artisan – Artesano
    • Vibrant Classic – Clásico vibrante
    • Vibrant – Vibrante
    • Bold Illustration – Ilustración en negrita
  • igura 1: Las diez etiquetas estudiadas en el informe Wine Label Design en China 2018.

Los resultados arrojan algunos datos interesantes. Las etiquetas de vinos convencionales tienen el mayor atractivo y la mejor intención de compra entre los consumidores chinos. Estas etiquetas se caracterizan por sus detalles cuidados y, sobre todo, por el uso de imágenes de algún castillo, finca con viñedos o motivos heráldicos con fondo neutro. Todos El informe también detalla resultados sobre el uso del color rojo, tan extendido en China como símbolo cromático para las celebraciones, y apunta una tendencia que se aparta del tópico de exportar a Asia con etiquetas con imágenes brillantes y predominio del rojo, excepto cuando se trata de celebrar el Año Nuevo chino en casa.

En cuanto a las etiquetas con diseños menos convencionales tienen el potencial de atraer a los bebedores de vino más comprometidos, a los nuevos consumidores y, por supuesto, a los aventureros, quienes buscan nuevas experiencias, descubrir otros vinos. Los jóvenes, por su parte, muestran preferencia por diseños accesibles y distintivos, que enfaticen los conceptos de diversión y de individualismo, rasgos distintivos de una sociedad que relaciona el consumo con el bienestar e incluso con la felicidad.

El tesoro se muda… del castillo a la cueva de Ali Babá

En un país en el que el comercio electrónico está implantadísimo entre las clases urbanas, también es importante qué imagen transmitir del vino a esos consumidores abiertos a nuevos productos y formas de consumo.

En la última edición de la feria Vinexpo Asia, celebrada el pasado mes de mayo en Hong-Kong, el gigante Alibaba (la mayor tienda online de China) estaba presente con un stand. Según Ivy Ke, responsable de asuntos corporativos del grupo, «la tecnología aplicada al consumo puede llegar a todos los mercados, y el del vino es sin duda uno de los que más crecimiento tiene en China y seguirá ganando protagonismo en el futuro».

Alibaba presentó una instalación de «tienda de vinos» en la que todas las botellas estaban integradas con una etiqueta de seguimiento para que el cliente pudiera obtener información inmediata del producto a través de pantallas ubicadas en el mismo espacio. La misma instalación dispone de reconocimiento facial, de manera que unos sensores identifican a compradores, botellas elegidas, pagos pendientes… en definitiva, gustos.  ¿Acaso en este contexto importan los castillos?

 

FUENTE:30.10.18.- ACENOLOGIA. Revista de Enología Científica y Profesional.

http://www.acenologia.com/noticias/diseno_etiquetas_china_not1018.htm

 

 

Read Full Post »

El hermoso bosque de Darney, en el noreste de Francia, alberga uno de los robledales más antiguos e imponentes de Europa. De allí proceden las valiosas barricas donde reposan, añada tras añada, los mejores vinos del planeta.

Si el mundo de la enología resulta un tanto enigmático para el público en general, la elección del tipo de madera para la crianza de los vinos es, a juicio de muchos enófilos, uno de los misterios más insondables que existen. A día de hoy sí sabemos que, aunque hay otras alternativas más o menos interesantes o pintorescas (castaño, cerezo, acacia, pino), no hay ninguna madera mejor que la del roble para que el vino se equilibre, aumente su longevidad y despliegue un abanico mucho mayor de aromas y sabores. Evidentemente, hay diferentes tipos de roble y no todos valen para la crianza de vinos. Por sus características, los dos más empleados en todo el mundo son el americano y el francés, pero, ¿cuál es la razón fundamental de que se utilice uno u otro? La eterna pregunta que se formula el aficionado desde tiempos inmemoriales tiene, a priori, una respuesta rápida y contundente: el precio. Es de sobra conocido que el roble francés es mucho más caro que el americano, pero si hacemos memoria,la mayoría de los grandes vinos del mundo reposan única o parcialmente en barricas de roble galo, y esto incluye a muchas de las mejores etiquetas del norte y el sur de América. Por tanto, existen más razones que justifican el prestigio del roble francés, y nada mejor que buscarlas donde germina la semilla de este gigante de madera: en el corazón del bosque.

En Francia hay cerca de 20 millones de hectáreas de bosque, de las cuales el 80% son de propiedad privada y el resto están gestionadas por la Office National des Forêts (ONF), responsable de salvaguardar los recursos y mantener la población forestal de forma sostenible. Los mejores robledales de Quercus petraea o Quercus robur, las dos especies principales que crecen en suelo galo, se encuentran en el centro del país (Nevers, Allier, Troncais, Limousin) y en el noreste, en la región de Lorena, quizá la zona menos conocida por enólogos y bodegueros, aunque en los últimos tiempos firmas de toda Europa (como la riojana Luis Alegre) han puesto sus ojos en este rincón de Francia y trabajan felizmente con tonelerías locales. Allí, en las faldas de los Vosgos y a tiro de piedra de Borgoña, se encuentra el bosque de Darney, asentado sobre terrenos pobres y con unas condiciones climáticas que favorecen la calidad del roble: inviernos muy fríos, veranos secos y primaveras templadas, que son las que dotarán a la madera de una mayor riqueza aromática.

La medida exacta

La gestión forestal que allí se lleva a cabo es igual de eficaz que en el resto de Francia y está a años luz de la de otros países europeos –de España ni hablamos–. La explotación de los robledales se realiza en zonas muy delimitadas, de forma metódica y con una precisión milimétrica. Solo el 5% de los robles, los de mayor calidad, se destinan a la elaboración de barricas, mientras que el resto acaba convertido en papel. Los mejores ejemplares se talan en plena madurez, a partir de los 180 años, cuando aún les queda medio siglo de vida. Después de la tala y la correspondiente tasación económica del ejemplar en pleno bosque, el tronco es trasladado al aserradero para su despiece y conversión en duelas. Allí también se lleva a cabo el secado a la intemperie, un proceso importantísimo que dura entre 24 y 36 meses y que sirve para degradar el tanino y afinar la madera. Si esto no sucede, será el vino el que pague las consecuencias en forma de una excesiva potencia tánica y un desagradable sabor a madera sin curar.

 

El trabajo que comienza en el bosque finaliza en la tonelería. Allí, los maestros toneleros ensamblan las barricas y les dan diferentes grados de tostado a petición de sus clientes. Acaba así un proceso que dura cerca de dos siglos, desde que surgen los primeros brotes del roble hasta que su madera pasa a albergar a los mejores vinos del mundo. ¿Quién dice que eso no es una vida plena?

Valor de ley

Una vez talado el roble, un tasador del aserradero que explota esa zona determinada del bosque se encarga de medir, valorar y establecer el precio del tronco. Es imprescindible que marque los nudos, porque es la parte inservible de la madera y hay que restarlos del importe final que pagará la tonelería. El metro cúbico del roble puede variar entre los 2.800 y los 4.000 euros dependiendo de su calidad, y con él se pueden llegar a fabricar nueve o diez barricas.

El arte del hendido

La madera de roble francés es muy especial. Debido a su composición, hay que cortarla mediante la técnica del hendido, siguiendo la trayectoria de los radios medulares para garantizar la permeabilidad de las duelas. Esto obliga a descartar mucha cantidad de madera y es una de las razones por las que el coste final de las barricas es mucho mayor que el de otros tipos de roble, como el americano o el de Europa del Este, muy de moda desde hace algunos años.

FUENTE: SOBREMESA. REVISTA DEL VINO Y LA GASTRONOMIA. 9-Enero-2018

Autor: Alex calvo.

https://sobremesa.es/not/3382/la-magia-del-roble-frances-desde-el-bosque-a-la-bodega

Read Full Post »

Subidas difíciles de trasladar.

Oportunidad de premiumización

 

Elaborado por el OeMv. Observatorio Español del Mundo del Vino

Próximos ya a una nueva vendimia en el hemisferio sur que puede afectar a los mercados in-ternacionales, el vino español se enfrenta al reto de cómo trasladar las consecuencias de una vendimia escasa y más cara al mercado y cómo aprovechar la oportunidad para un mejor posi-cionamiento de nuestros vinos que ayude a generar valor, imagen y margen en el conjunto de la cadena.

10 enero 2018 – Aprovechando el respiro navideño, analizamos brevemente (i) la in-formación de que disponemos en estos momentos sobre evolución de los mercados del vino español y (ii) las previsiones sobre cómo puede terminar la actual campaña. Ir más allá del primer semestre del año parece complicado por el gran efecto que pudieran tener las previsiones sobre la próxima vendimia, para las que aún es muy pronto.

GENERAL.-

Un año complicado por la reducción de cosecha en 2017 y las subidas de precio en vendimia, que afectarán a los mercados y a las empresas. “¿Cómo?” es la gran duda. Muy resumidamente:

– Previsible pérdida de mercados en términos de volumen, algo en mercado nacional y más en exportación, particularmente entre los de menor valor medio.

– Estrechamiento de márgenes en las empresas por la dificultad de trasladar el 100% de las subidas en vendimia, particularmente entre las menos diversificadas y las que concentran mayor parte de sus ventas en productos del año

MERCADO NACIONAL

La experiencia del 2012-13 y la importante subida de precios en vendimia en ese año muestra que, pese a la poca elasticidad de la demanda española de vino a las variaciones de precio, una repercusión en PVP, aunque sea parcial, de las subidas registradas en origen genera pérdida de consumo, particularmente en los segmentos más económicos, con posible traslación de más consumo a otras bebidas y, especialmente, la cerveza. Salvo que Horeca consiguiera compensar las previsibles caídas en hogares, esta evolución posiblemente nos haría volver nuevamente al nivel de los 10 millones de hectolitros de consumo interior que parecíamos estar superando en 2017.

Canal Hogares

Más sensible a las variaciones de precio, el consumo en hogares a octubre de 2017 (374 millones de litros por valor de 1.021 millones de euros) incrementa su descenso con tasas de variación en 12, 10 y 1 mes (interanual, acumula-do y del mes) del 1,7% à -0,6% y à -7,9% en valor y del -1,6% à -2% à -11,8% en volumen; compatibles con o causados por subidas de precios me-dios que se aceleran del 3,3% à 1,5% à 4,4%.

La caída en octubre es particularmente fuerte para los cavas y espumosos con DOP, que venían creciendo sostenidamente en meses anteriores. Pero también es acusada en vinos tranquilos con DOP, creciendo ligeramente hasta hace poco, y sin ella, que ya venían cayendo en los últimos meses.

Canal Horeca

No disponemos de información pública sobre el canal pero los datos anuales de 2016 y años anteriores así como las informaciones de los operadores muestran un mayor sostenimiento, de tal forma que la recuperación, muy fuerte desde 2015, puede suavizarse en 2017 pero todavía mantenerse en cifras positivas de variación.

Tercer Canal

Menos información aún existe sobre el tercer canal donde se incluyen las vías de comercialización no analizadas por las grandes empresas de análisis de mercado. Las todavía escasas ventas directas en bodega o por internet, así como las realizadas para catering y los autoconsumos pueden mantenerse fuertes pese a las subidas de precios, siendo el canal que menos notaría el efecto de las subidas.

EXPORTACIONES

La corta cosecha española, coincidente en 2017 con cosechas también cortas de nuestros principales vecinos y productores mundiales pero quizás parcialmente compensada por buenas vendimias en el hemisferio sur en marzo, hacen prever que se mantenga la ten-dencia actual de similar o menor volumen mundial comercializado, a precios medios más elevados, con una facturación ligeramente al alza. En el caso de España, todavía con un 55% del volumen de exportación de vinos a granel (20% del valor total) y más de 4 millones de Hl de mosto, la reducción de la cantidad disponible de vino y su consiguiente elevación de precios se dejará notar de forma especial. Los datos a octubre se ven todavía muy influidos por fuertes retiradas de granel y demanda muy sólida para los envasados, pero parece razonable esperar que el volumen disminuya en los próximos meses, vuelvan a recuperarse los precios medios y, como efecto combinado de ambos, la facturación internacional por nuestros vinos se mantenga ligeramente positiva, por en-cima de los 3.000 millones de euros.

Envasados

Vinos tranquilos. De movimientos tradicionalmente más suaves que los graneles, su actual ritmo de crecimiento a octubre (tasas de variación interanual, acumulado y del mes del 5,1% à 6,2% à 19% en valor y del 4,7% à 7% à 24% en volumen con precios estables o a la baja) permite esperar que se mantenga el ritmo de creci-miento interanual sobre el 5/7% en valor y sobre el 5/6% en volumen.

Espumosos. Por oposición a los vinos tranquilos envasados, su evolución en octu-bre se muestra peor que la de meses anteriores, particularmente en volumen, donde llegan a perder un 4,3% en el mes, acompañada de fuerte subida de precios medios. Sin embargo, la demanda mundial para esta categoría de producto se muestra muy fuerte y no parece que sea donde la escasez de la vendimia más haya podido afectar este año por lo que podría mantener tasas de crecimiento interanual en torno al 10% tanto en valor – más difícil – como en volumen.

Licor y aguja. Los datos muestran mala evolución de los vinos de aguja, sostenida a lo largo del año, y extraordinaria subida de los de licor en el mes de octubre frente a la atonía de meses previos. En total, ambas categorías se pueden mantener sobre los 34 millones de litros por importe de unos 90 millones de euros.

Granel.

Pese a no sentir las consecuencias de la vendimia en octubre, si consideramos que las fuertes salidas de este mes pueden ser fruto de (i) la retirada de vinos previa-mente contratados y (ii) la voluntad de garantizarse un suministro en época que se prevé de escasez, la tendencia razonable sería hacia pérdida incluso sensible de volumen, a precios notablemente más elevados (por necesidad de reflejar más rápidamente los sufridos en vendimia), dando como resultado una facturación ligera-mente al alza, que podrá mantenerse en tasas positivas mientras la pérdida de vo-lumen no exceda la revalorización del litro. A modo de ejemplo, recordamos que la relativa escasez de 2012 supuso una subida – que ya venía produciéndose – de los 32 céntimos/l hasta tocar los 60 cts/l en septiembre de 2013, con pérdida de más de 4 millones de Hls entre los 12,1 millones que se llegaban a vender (TAM) en marzo 2012 a los 7,8 millones de agosto 2013, pero compatible con un aumento de la facturación. Ahora, hemos pasado de los 13,6 millones de granel sin DOP alcanza-dos en octubre de 2015 a los 12 actuales, con precios que vienen remontando desde los 35 céntimos a mediados de 2016 hasta los 43 cts actuales y que pueden superar-se ampliamente en los próximos meses, (i) empujados por la relativa escasez actual, tanto propia como de otros grandes productores, frente a una demanda aparente-mente sólida, así como por la tendencia a ir pasando cantidades de vino hacia sali-das de más alto valor y mayor estabilidad (envasados y graneles varietales), aunque (ii) posiblemente frenados a partir de marzo/abril si se confirman las buenas perspectivas de cosecha en el hemisferio sur. Como ya ocurrió en 2013, posiblemente Chile marque un nivel de precio mundial que limite la subida.

Mosto

Viene creciendo muy fuerte este pasado año, particularmente en valor (+25%) por revalorización del litro en casi un 20%. De nuevo y aunque muy difícil de prever, puede suponerse que la subida en las salidas de octubre (+11,5%) derivan de las necesidades de los principales mercados, pero no se mantendrán en los próximos meses debido a su encarecimiento y a la existencia de alternativas de venta de más valor.

COMERCIO MUNDIAL 

Como se apuntaba más arriba, la menor cosecha en España, pero también en Italia y Francia este año, puede aumentar la tendencia, ya existente en los mercados, hacia menor volumen de comercialización a precios más elevados que sí permiten un aumento de la facturación mundial. Una tendencia en la que:

  1. i) se resienten particularmente las ventas de vinos a granel entre productores y tipo básico, pero
  2. ii) pueden impulsar las ventas de granel a destinos finales como forma de abaratar en transporte el coste por litro para aumentar – como ya se está dando – el intercambio entre compras de envasados por compras de granel para envasado local, y

iii) permiten un suave crecimiento de los envasados y, especialmente de los vinos premium y ultra-premium, más en valor que en volumen;

  1. iv) mientras se mantiene la moda de los espumosos no particularmente caros.

Entre los mercados y aunque no pueden repasarse todos, China – más ahora que Hong Kong y a menor ritmo que en años anteriores –, junto con Rusia – más Lituania – y Ho-landa están liderando las compras mundiales del vino en 2017 entre los principales im-portadores, mientras Brasil, Singapur y la República Checa presentan cifras de importación superiores al 10% frente al año anterior. EE.UU., Reino Unido y Alemania se mantienen como los tres principales mercados mundiales, por encima de los 10 millones Hls cada uno, pero a ritmos de crecimiento algo menores del 5,6%, 5,8% y 2% respectiva-mente en valor.

Read Full Post »

953.607 hectáreas de viñedo de uva

de transformación (‐0,2%)

 

De esas 953.607 hectáreas, 585.506 ha (‐2,4%) corresponden a secano y las 368.100 ha restantes (+12%), a regadío.

Castilla – La Mancha es la comunidad con mayor superficie: 474.907 ha que suponen el 49,8% de la superficie total (+0,3%). Le sigue Extremadura, con 81.218 ha (‐2,2%) y Castilla y León, con 66.425 ha (+3%).

Castilla y León (+3%) seguida de Baleares (+2,9%) son las comunidades que más aumentan su superficie, mientras que Murcia (‐4,5%) y Canarias (‐3,3%), son las que más la reducen.

26 de diciembre de 2017. Según la “Encuesta sobre Superficies y Rendimientos de Cultivos ESYRCE” del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA), con datos para 2017 analizados por el Observatorio Español del Mercado del Vino (OeMv), la superficie de viñedo en España registra una ligera caída del ‐0,2%, hasta situarse en las 953.607 hectáreas. Un año más, y ya van siete, la superficie de uva de vinificación en España se sitúa por debajo del millón de hectáreas. Si comparamos estos datos, con los del año 1980 vemos que se registra un descenso del ‐42%. En ese año, la superficie de uva de vinificación se situó en 1.642.622 hectáreas.

Por comunidades autónomas, Castilla‐ La Mancha posee la mayor superficie de viñedo para uva de transformación, con 474.907 hectáreas en 2017 (49,8% de la superficie total en España), que suponen un aumento de 1.576 hectáreas (+0,03%) con respecto a la superficie de 2016. Le siguen, de lejos, Extremadura con 81.218 hectáreas (‐2,2%), Castilla y León con 66.425 hectáreas y un aumento del 3% y la Comunidad Valenciana, cuya superficie desciende por primera vez de las 60.000 hectáreas (‐2,25%, hasta las 59.986 ha). Cataluña es la quinta comunidad autónoma en superficie de viñedo con 54.878 hectáreas (‐0,4%). La Rioja, sexta en el ranking, mantiene estable su superficie de viñedo en las 52.082 hectáreas. Es la última comunidad por encima de las 50.000 hectáreas. La superficie del resto de comunidades está por debajo de las 40.000 hectáreas.

Respecto a 2016, seis comunidades han registrado crecimientos, destacando el aumento de Castilla y León (+3%) y de Baleares (+2,9%). También aumenta la superficie de uva de vinificación en Castilla La Mancha (+0,3%), Cataluña (+0,01%), Andalucía (+0,5%) y Navarra (+0,04%).

En el lado contrario, cae la superficie de viñedo en Extremadura (‐2,2%), Comunidad Valenciana (‐2,3%), Cataluña (‐0,4%), Aragón (‐1,6%), Galicia (‐0,5%), Murcia (‐4,5%), País Vasco (‐0,6%), Madrid (‐2%) y Canarias (‐3,3%).

En cuanto al tipo de cultivo, si es de secano o de regadío, los datos muestran que de las 953.607 hectáreas de viñedo existentes en España en 2017, 585.506 (61,4% del total plantado) corresponden a secano, mientras que las 368.100 hectáreas restantes, el 38,6%, lo son de regadío.

Con respecto a 2016, secano ha perdido un ‐2,4%, mientras que el de regadío gana presencia al crecer un 12% (+12.538 hectáreas). Castilla‐La Mancha es la comunidad autónoma con mayor superficie de uva de transformación de secano con 244.464 hectáreas, el 41,8% de la superficie total en España, seguida muy de lejos por Extremadura, con 54.711 hectáreas (9,3% del total). Sólo 2 comunidades españolas, Navarra y Baleares, poseen más superficie de regadío que de secano. En 2017, La Rioja es la comunidad que más ha aumentado su superficie de regadío (+11,4%) y Navarra la que más la ha reducido (‐5,4%).

En cuanto al cultivo de secano, donde más se redujo en 2017 fue en Canarias (‐9,2%), La Rioja (‐7,3%), Extremadura (‐5,8%) y Murcia, (‐5,3%). El mayor crecimiento lo presenta Navarra (+8,9%).

Comparación 1980 – 2016

En el año 1980, España contaba con una superficie de viñedo para uva de transformación de 1.642.622 hectáreas, casi 700.000 hectáreas más que las existentes en 2017. Del total de comunidades autónomas, la superficie sólo ha crecido en dos de ellas, La Rioja (+66,6%), donde ha aumentado en 20.817 hectáreas, y País Vasco (+55,7%), que crece en 4.820 hectáreas, ambas compartiendo más o menos zona de cultivo. Por el contrario, la caída global la lidera Castilla – La Mancha, que ha pasado de más de 756.800 hectáreas en 1980 a 474.907 en 2017 (‐37,3%). También cae notablemente la superficie en la Comunidad Valenciana (‐79.979 hectáreas), Andalucía (‐78.637), Aragón (‐71.260), Castilla y León (‐53.718 hectáreas), Murcia (‐48.800 ha) y Cataluña (‐47.582).

En definitiva, tras unos años de descenso importante, coincidiendo con la ayuda de la Unión Europea al arranque de viñedo, parece que se estabiliza la superficie de viñedo en España, registrándose en 2017 una ligera caída del ‐0,2%, que supone 2.110 hectáreas menos de superficie de viñedo de transformación en España.

El cultivo de secano sigue predominando en España con el 61,4% de la superficie total, perdiendo un ‐2,4% respecto a 2016, mientras que el regadío gana presencia al crecer un +12%, hasta las 368.100 hectáreas.

FUENTE: OBSERVATORIO ESPAÑOL DEL MERCADO DEL VINO.

Read Full Post »

Older Posts »