Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 28 febrero 2013

 

 

SERIE DE VINOS BLANCOS CON UVAS CHARDONNAY.

200x700_PFCras_PF_ClassicUnknown-17Cuatro vinos elaborados con la misma variedad de uva Chardonnay: tres procedentes de Borgogna y otro del Somontano. Ver en el detalle de vinos las Appellations de los primeros. Dos de ellos son «Château de Beauregard», Climat uno y Classique el otro, y ambos de la Appellation Pouilly-Fuisé Contrôlée. Las uvas proceden de viñedos de 30 años de edad media,  con aromas de fruta blanca, algunos tonos minerales. Vinos frescos, fáciles de beber. Un poco «tardos» en revelar sus aromas, que tienen intensidad media cuando aparecen. Untuosos en boca. Buen cierre de boca. Calificación de Muy Bueno para ambos. (87 p. para el Climat y 85 el Clasique). El tercer vino francés, Appellation Mâcon Solutré Pouilly Contrôlée, de parecido carácter en sus tonos de frutas blancas, estaba bien estructurado y equilibrado, tanto en boca como naria. Calificación: Muy Bueno (85 p.). El vino de Enate, bien presentado, como los restantes de la cata, presentaba aromas de manzana y flores. Aunque muy poético lo que no hallaron los catadores fueron «la sugerente brisa marina de su íntimo contacto con la levadura.» Tampoco apareció por ninguna parte «el tacto crujiente y tónico…., ni la agradable voz alcohólica…» A este respecto cabría recomendar al redactor de las características de los vinos, que no se pierdan en expresiones más poéticas y etéreas que las auténticamente enológicas. De lo contrario casi nadie entenderá nada, y no está para eso el mundo del vino. A pesar de lo cual los catadores adjudicaron en Muy Bueno (84 p).

SERIE DE VINOS TINTOS CON TEMPRANILLO – LUIS CAÑAS.

images-19Unknown-18bodegas-luiscanas_pxl_620bd2c3c2022539cedccca19373e1c1bodegas-luiscanas_pxl_620bd2c3c2022539cedccca19373e1c1Cuatro vinos de las bodegas riojanas de Luis Cañas: La del mismo nombre y Amaren, donde se elaboran los dos vinos dedicados a la madre (Amaren). Dos de los vinos eran iguales, en diferente añada. Luis Cañas Reserva de la Familia 1999 y 2004. Un ercero era el HIRU 2004 y, por último, el Amaren Reserva 2005. Un festival de vinos a nada que se conozcan los vinos de esta bodega y la trayectoria ascendente que lleva desde hace años, en especial desde que se pusiera al frente de la misma Juan Luis, fiel seguidor de las enseñanzas de su padre.

Vinos de muy buena elaboración, nada nuevo a estas alturas, diferenciados unos de otros, a pesar de que la principal uva es la Tempranillo y los pasos y permanencias en barrica con semejantes de unos a otros. Espléndido el HIRU como vino grande que es, elaborado con uvas de una pequeña parcela «carasol», cepas «viejas» y con producción de tres racimos -pequeños- que dan un fruto sorprendente. Vino potente, concentrado, con larga esperanza de guarda, en el que la fruta se combina a la perfección con la madera. Vainillas, frutas rojas y en compota, taninos «celestiales», paso de boca aterciopelado. Boca muy sabrosa y potente. En definitiva, un gran vino que mereció un EXCELENTE (95 p).

De los dos vinos Selección de la Familia gustó más el de la añada de 1999, con poca diferencia desde luego sobre el 2004. Posiblemente el primero ha evolucionado más en botella y aunque el corcho se deshizo al abrir la botella, el vino estaba en perfectas condiciones. Vinos elegantes, con mucha fruta, especiados, madera bien ensamblada, buen comportamiento en la boca, intensidad y largueza de aromas, sedoso. Buen cierre de boca. Ambos vinos alcanzaron el grado de EXCELENTES, con 93 p. el del 99 y 91 el del 2004.

Cerrando la serie un Amaren Reserva 2005, con uvas procedentes de vides de más de 60 años. Al igual que sus «hermanos» un vino muy potente, con aromas de frutas compotadas y frutillos rojos, especiado, madera sin excesos bien asimilada, aunque presente. Tostados. Intensidad aromática en nariz y en boca. Untuosidad. Taninos maduros, agradables. Buen paso y final de boca. Persistente. Calificado como EXCELENTE (91 p.)

Información de los vinos: >¡Click!> G-III. Cata mes de Febrero

 

 

Read Full Post »

image001

import_7205338_1Quince años hace que Manu Martín iniciara su primer Salón-Aretoa de «vinos con alma», y una vez más hemos tenido la oportunidad de asistir y disfrutar con los vinos presentados, así como con los comentarios y charlas que es posible mantener con los bodegueros o sus representantes. Hasta tal punto se ha convertido en un «hábito cotidia» que quienes acostumbramos a visitar el Salón año tras año, los expositores habituales casi «nos pasan lista».

Esta es una muestra palpable del ambiente que se disfruta en este evento, en el que los aficionados al vino y su mundo, encontramos un lugar de conocimiento tanto de los derroteros por los que discurre el mercado de los vinos, como de disfrute con la cata y degustación de las novedades, las nuevas añadas, los «nuevos» vinos -que siempre los hay-, y en último término saber donde poder adquirir ese vino que interesa o gusta. Bien por Manu y su equipo, así como el agradecimiento a quienes concurren al Salón por su paciencia e interés en mostrar sus «obras». A todos muchas gracias.

Sin entrar en números, que no soy el llamado a hacerlo, he de destacar el montaje de 40 mesas expositoras, con vinos nacionales procedentes de un buen número de Denominaciones de Origen y de Vinos de la Tierra -bien  representadas las más importantes- y junto a ellos los llegados de más de una docena de países extranjeros, con distintas procedencias de cada país. ¿Y vinos? Los suficientes para degustar durante días y días, lo que indica que en un día de presentación se ha de ser muy selectivo y probar los que a uno más le  gustan, o aquellos que se desconocen y dan la oportunidad de probarlos.

Porque por si ya fuera poco el «trabajo» de cata, en torno al mediodía hubo una conferencia titulada «Denominación de Origen Digital: La revolución táctil en el mundo del vino», a cargo de Miguel Ángel Blázquez y José Carlos Rodríguez Palacin, ambos de VINIPAD; y por la tarde una Mesa Redonda sobre «Cocina Natural – Vinos Naturales», a cargo de los cocineros Aitor Elícegui y Álvaro Garrido, el sumiller Antonio Casares y José María Pujol, bodeguero.

De los vinos poco he de decir. Apenas tuve oportunidad de catar una parte de los presentados, y aunque lo hice selectivamente, dejando a un lado los más conocidos para mí, no cabe duda que se me quedaron muchos por el camino. Y como sería muy pretencioso por mi parte señalar éste, aquel o el de más allá, sin haber catado un número relevante de ellos, me limitaré a confirmar que los que probé me gustaron, otros los he anotado para comprar y catar, y que me fui encantado del Salón, dando las gracias a Manu Martín por ello, y a cuantos juzgan que su presencia en Bilbao y su entorno más próximo, les resulta interesante como mercado, real o potencial, y por confiar en que los aficionados al vino, o los simples consumidores sin más, somos merecedores del gasto, trabajo y hasta esfuerzo que todo ello representa para las bodegas y sus distribuidores y representantes.

A veces me asalta la duda de tales merecimientos. Y más si tenemos en cuenta que Bilbao es, o fue, aliada a Logroño, ciudad internacional del vino. Algo que debería mover a sus autoridades a tomarse más en serio la cuestión, no para que sufraguen de las arcas públicas saraos, convenciones y otros eventos que solo sirven para «para salir en la foto». Me refiero a cuestiones de más enjundia y que favorezcan el consumo, desde luego, pero fomenten el conocimiento de jóvenes, educadores, padres, etc. Alguien dijo que «no solo del botellón bebe el hombre y la mujer». Y si no lo dijo,escrito queda.

 

 

Read Full Post »

Hablemos de vinos: Es usual que tendamos a asociar calidad con cuerpo en los vinos.

pinot-noir-grapesA más cuerpo, mejor lo que bebemos. Es por eso también que muchos han salido escapando de la moda del pinot noir porque, al menos en apariencia, no es una cepa que dé tintos cargados.

Lo mismo sucede, por ejemplo, con uvas como el malbec o el cabernet franc que, por genética, no tienen la fuerza del cabernet o del syrah. No llenan la boca como estos lo hacen. Es comprensible que a uno le gusten los vinos más impactantes.

Esas bofetadas que llaman inmediatamente la atención. Los sutiles cuesta más verlos. Y también es comprensible que un productor de malbec, por ejemplo, viendo que a los consumidores les gustan los vinos superconcentrados, intente ponerle carga de más a su botella para que así sea más ‘del gusto de la gente’. Travestismo enológico, por ponerlo de alguna manera.

Lo que usualmente se reconoce como cuerpo es el ancho de los vinos. Vinos más gordos que se encargan de llenar la mitad del paladar con su dulzor, su madurez o su peso específico.

Eso se puede obtener madurando más las uvas y también reduciendo la carga de racimos por planta a niveles extremos. Sin embargo, los grandes vinos no son solo los que llenan esa mitad del paladar, sino que además con ‘largos’: es decir, aquellos que mantienen la entretención de beberlos hasta el final de la boca, dejando incluso un recuerdo por largos segundos una vez que los hemos bebido, o lo que también se conoce como “persistencia”.

Esa es una cualidad que hay que buscar. Puede que el pinot noir no sea una variedad que dé vinos gordos, pero sí se caracteriza, cuando es buena, por dar vinos muy largos, de larga persistencia, acompañada de punzante astringencia que se obtiene gracias a sus taninos genéticamente dotados de una fuerza eléctrica. He tenido muchas conversaciones con productores de malbec a este respecto.

La tendencia es a engordar, a sobremadurar las uvas y a obtener muy pocos kilos por parra para finalmente llegar con estos vinos tremendos en la mitad de la boca, pero que por lo general se van rápido, un coitus interruptus sensorial que se produce porque esta excesiva madurez ha quemado los ácidos cruciales para que el vino sea largo y, además, ha ablandado de tal forma los taninos que estos –con su astringencia– no son capaces de sostener el vino por mucho tiempo.

En estos años de columnas en EL TIEMPO nunca les he pedido que reconozcan aromas a tierra mojada. Esos son solo decorados. Sin embargo, sí les pido que se fijen en el largo de los vinos, más que en el peso o concentración; que pongan su paladar a trabajar observando cómo es la arquitectura de lo que tienen en la boca. Si solo es ‘ancho’ o más bien es ‘largo’. O, incluso, si es ‘largo’ pero sin gran cuerpo.

Yo prefiero esto. Los vinos que entregan sabores desde un comienzo, y que los siguen entregando incluso cuando ya no están en la boca. Puede ser un cabernet, puede ser un merlot. No importa la cepa.

 

Fuente:

Patricio Tapia, Especial para EL TIEMPO

18.2.2013

El Tiempo.com – Bogotá

Read Full Post »

images-16

&

42-logo

La Vinoteca Belostikale anuncia una nueva cata de vinos, en esta ocasión procedentes de la conocida Bodega de S. Arroyo, s.l.u., de Sotillo de la Ribera, Burgos. con la asistencia en la presentación de Víctor Martínez, enólogo de la bodega.

 

188172_521206884590271_488959157_nVINOS DE LA CATA:

1.Viña Arroyo 2012 100% Verdejo D.O.Rueda

2.Arroyo Joven 2012 Bacus de Oro. D.O. Ribera del Duero

3.Arroyo Crianza 2009 Medalla Oro Bruselas. D.O. Ribera del Duero

4-Arroyo Reserva 2006 Medalla Oro Du Vin. D.O. Ribera del Duero

5.Arroyo Gran Reserva 2004.  D.O. Ribera del Duero

Regalo de 1 Botella Crza 2009 a cada asistente 

15.00 €/pers.


Reserva de Plazas por email, Tlfn: 946.793.851 o en la Vinoteca 

 

bodega-135-2

Read Full Post »

images-16

 

La Vinoteca Belostikale acogió en la tarde del pasado jueves día 21, la cata de vinos de la Bodega EMILIO VALERIO, situada en las Laderas de Montejurra, en Dicastillo, Navarra.

Ejercieron con eficacia de anfitriones de la nutrida concurrencia (lleno total) Ramón Y Mónica, y la presentación de los vinos corrió a cargo de Alvaro Valero.

Emilio Valerio-Laderas de Montejurra es una empresa familiar, integrada por un grupo de personas comprometidas en un proyecto de agricultura biodinámica, destinada a elaborar vinos en las laderas sur del histórico Montejurra. En total se cultivan más de 50 pequeñas parcelas en torno al municipio de Dicastillo, en Tierra Estella, bajo la premisa de defender la biodiversidad y el carácter singular. Los propietarios entienden el vino como un producto cultural, intrínsecamente ligado a las personas y a la tierra, vinos de autor que reflejen el terroir del que proceden y respeten la naturaleza.Una sesión audiovisual sirvió para mostrar las parcelas de las diferentes viñas, con sus características de situación, terrenos, además de algunas labores y trabajos en las mismas. Vistas de la bodega situada en una altura que domina las tierras que la circundan, y el interior de la misma con vistas de fudres, depósitos, barricas, junto a diversos elementos y maquinaria.

276902_505020936210801_520302126_nSituados los aficionados en la filosofía, dimensión de tierras y bodega, a través de unos breves vídeos informativos, dio comienzo la cata con un blanco “La Merced” elaborado con uva Malvasía riojana, fermentado en barrica y con 13,5% vol. de alcohol. Están en fase de inicio y aun con poca producción. Bien presentado, a la vista es limpio y brillante Recién servido está poco expresivo en nariz. En boca es seco con una expresión de vino “serio”. Tiene un buen paso en boca. A  medida que gana temperatura el vino se “crece” mostrando aromas de fruta blanca y un cierta complejidad resultado de su carácter frutal y el proceso de fermentación, pues la madera está discretamente incorporada y colabora en dar cuerpo al vino.

A continuación se degustaron varios tintos, empezando por el EMILIO VALERIO 2010

EV10-BRUvas: Garnacha, Cabernet Sauvignon, Merlot. Alcohol: 13,5% vol.

Características: Proceden las uvas de viñas en pequeñas parcelas con diferentes suelos, orientaciones y altitudes de 400 m. a 665 m. en el municipio de Dicastillo, en Navarra.

Vinificación: Cada viña y variedad vinificadas por separado: Merlot despalillado y macerado durante 20 días en depósitos de hormigón de 90 hl. Cabernet Sauvignon despalillado y macerado también durante 20 días en depósitos de madera y hormigón de 80 y 90 hl. La Garnacha, una parte despalillada y macerada durante 20 días, y otra parte se vinificó en maceración carbónica  10 días. Crianza en depósitos de roble francés de 50 y 80 hl. y en barricas de 500 l. Ensamblaje final en depósitos de hormigón de 90 hl.

Cata.- No tiene paso por madera ni realmente lo necesita, pues la fruta se percibe con amplitud y con un impacto en nariz y boca. La garnacha con maceración le da un carácter particular, grato. Un vino aromático con abundante fruta, que ofrece tonos de compota, frutos rojos, etc. Placentero en boca, fácil de tomar, taninos equilibrados contrastados por la fruta en compota. Largo en el posgusto.

EV10-BRLe sigue un AMBURZA 2009, monovarietal de Cabernet Sauvignon. Alc.: 14% vol. uva procedente de la viña de Amburza, con suelo arcilloso, altitud de 400 m., en el municipio de Dicastillo. La viña de Amburza está muy cercana al yacimiento arqueológico de las Villa Romana de las Musas del siglo I d.C. donde se han localizado todas las dependencias y útiles de una importante bodega.

Vinificación: Despalillado de la uva, dividida en dos grupos diferentes vinificados en depósitos de roble u hormigón de 80 y 90 hl. Maceración: 20 días. Posteriormente crianza en barricas de roble francés, nuevas (15%) y de segundo y tercer vino. Permanencia: 15 meses. Embotellado en Julio del 2011 sin ningún tipo de filtración.

Cata.- La permanencia del vino durante  15 meses en barricas no nuevas en su mayor parte, permite disfrutar de la “naturaleza” frutal del vino, no “marcado” con exceso de “leño”, como actualmente se estila en este tipo de vinos. Y no es una cuestión baladí, pues además de enmascarar  vinos de “poco recorrido”, las barricas gravan ¿innecesariamente? El costo de los vinos. Al menos esta es la opinión de este modesto catador.  Capa alta, color picota, limpio y brillante. Bien presentado. Intenso en nariz con olores de frutos rojos pequeños, y algo de fruta en compota. Tonos suaves de vainilla. Complejo. Buena entrada en boca con predominio de tonos frutales y florales. Intensidad en boca y buen cierre de boca. Taninos bien estructurados. Un buen vino.

US10-BRLe sigue un USUARAN 2010, elaborado con Garnacha, Tempranillo y Graciano y 14,5% vol. alcohol.

Características: Embotellado uvas de las viña de El Palomar a una altitud de 550 m., y una selección de diferentes parcelas como La Abejera, Santosma, Villaplana y El Monte. Alguna de las viñas con más de 60 años de edad, localizadas en el municipio de Dicastillo.

Vinificación: Cada lote de variedad y viña se vinificaron de forma independiente: la Garnacha  con uva entera, y técnica tradicional del pisado. Tempranillo y Graciano se despalillaron y maceraron entre 20 y 28 días dependiendo de la viña. Fermentación y maceración en depósitos de madera de 20, 30 y 50 hl. Después cada lote se crió por separado en barricas de roble francés de segundo y tercer vino, sobre sus lías finas, alrededor de 14 meses, realizando en las barricas la fermentación maloláctica. Transcurrido ese tiempo se llevó a cabo el ensamblaje en un fudre de 48 hl., y finalmente se embotelló sin filtración ni encolado.

Cata.-Predominan los aromas de Garnacha y Tempranillo, pues el Graciano apenas aporta nada. De entrada está un poco ajustado en la nariz. A medida que transcurre la cata del vino, se abre más en nariz, pero sin “alegrías”. En boca está sedoso; “circula” bien en boca, pero con un carácter sutil más propio para tomarlo “a cappella”, que para acompañar alimentos, a menos que sean de sencilla elaboración.

Concluyó la cata con un Viña de SAN MARTIN 2010,  elaborado al 95% de Garnacha y 5% de Tempranillo, lo que en la práctica es casi un varietal de Garnacha. Contenido Alc.: 15,5% vol.

SM10-BRCaracterísticas: Es el vino superior de la gama de la bodega y corresponde a un vino de Pago, embotellado con Garnacha (cepas de más de 60 años) y algunas uvas de Tempranillo de la viña de San Martín, a una altitud de 580 m. el valle de San Martín, en las laderas de Montejurra. La viña de San Martín posee suelos calcáreos, geográficamente se sitúa en el piedemonte de Montejurra, con orientación Norte, lo que le proporciona una importante influencia atlántica.

Vinificación: La Garnacha se elaboró con uva entera, siguiendo la técnica tradicional del pisado. Fermentación y maceración durante 30 días, en un fudre de madera de 20 hl., con remontados suaves al final de la maceración. Posteriormente se crió en varias barricas de roble francés, sobre sus lías finas, durante 18 meses, y finalmente en Abril de 2012, se embotelló sin ninguna filtración ni encolado.

Cata.- Se trata de un vino llamativo, bien presentado y con muy buena nariz, en la que destacan los aromas de la variedad. Intenso, duradero, frutas maduras, hierbas secas, vainillas, complejidad. En boca se reconocen los aromas de la garnacha anunciados en nariz. Especiado, vainillas, madera combinada con taninos suaves carentes de aspereza; buena acidez; complejo con una estructura que no denota el elevado contenido de alcohol. Vino contundente para comer, disfrutando con la combinación adecuada, al gusto de cada uno.

Después de degustar estos vinos, deseo dedicar un recuerdo a las uvas, que como la garnacha, han sido injustamente tratadas, dedicando muy poco interés a los vinos de sus tradicionales zonas de elaboración con garnacha, al igual que otras zonas, no es necesario nombrarlas, se deshicieron de las plantaciones, sustituyéndolas en unos casos con uvas foráneas y en otros con la variedad autóctona, si bien con poco cuidado al trabajar con sus vinos.

Ahora nos hallamos en la fase de recuperación de una de las variedades más extendidas en el mundo, y con la aportación de estudio y conocimiento, se están logrando vinos de “nuevo” diseño y elevada categoría. Gracias a quienes han apostado, como es el caso de EMILIO VALERIO-Laderas de Montejurra por hsberse sumado a los nuevos “descubridores” de la garnacha.

Read Full Post »

elvino-femenino

La Jornada Vino en femenino, una iniciativa del Ayuntamiento de Segovia, celebrará su segunda edición el lunes 4 de marzo, como acto previo a las celebraciones del Día de la Mujer, el 8 de marzo. El acto tendrá lugar en La Alhóndiga (sala de exposiciones y sede del Archivo Municipal de la ciudad) y el acceso, solo para mujeres, será gratuito.

 El programa está compuesto por una charla-conferencia para la que se ha contado con dos mujeres muy vinculadas al mundo del vino: Mónica Muñoz, editora de Mercados del Vino y la Distribución; y Estrella Orti, directora comercial y propietaria de la bodega familiar Gosálbez Orti.

Mónica Muñoz tratará el tema de La comunicación en el marketing del vino y las oportunidades de las exportaciones en la actualidad. Por su parte, Estrella Orti hablará sobre El enoturismo, un encuentro necesario.

Tras conocer más de cerca el mundo que rodea al vino, tendrá lugar una cata de diferentes caldos que se completará con una degustación de comida vegetariana, con patés vegetales y tortilla vegana, entre otras propuestas.

FUENTE: JUEVES, 21 DE FEBRERO DE 2013 – DIARIODEGASTRONOMIA.COM

Read Full Post »

Supondrá vender todas de las cerca de 100.000 botellas de “Macán”

Agroinformacion.com22022013_114145

La bodega que Vega Sicilia y Benjamín de Rothschild tienen en Rioja ya tiene comprometida la totalidad del primer vino -cosecha 2009- que en dos meses saldrá oficialmente al mercado, que supondrá cerca de 100.000 botellas de “Macán”, marca que en unos días tendrá asignada su etiqueta definitiva. Su consejero delegado, Pablo Álvarez, asegura en una entrevista con Efeagro que había tanta expectación que la demanda ha superado la oferta existente, por lo que tendrán que organizar un reparto entre las peticiones de los clientes. Álvarez es prudente y reconoce que “el menor problema de una bodega como esta es vender los primeros vinos, sino seguir haciéndolo cuando vas por la 20 ó 25 cosecha, y lograr que no se pase de moda”.

Apunta que el nombre de “Macán” para el nuevo vino se adapta de la denominación de “macanes” con la que tradicionalmente se alude a la gente del paraje en el que se encuentran las fincas de las viñas riojanas de San Vicente de Sonsierra (en referencia a la macana -la maza- con la que se soltaban los travesaños de la prensa del vino).

La gestión de la Bodega Benjamín de Rothschild & Vega Sicilia, en cuyo consejo se sientan cuatro miembros de cada una de las dos familias, la llevará Vega Sicilia, explica Álvarez, quien apunta que el objetivo en el futuro es que “cuente con una estructura propia de gerencia, pero con nuestro asesoramiento”.

Avanza que las previsiones de venta para la nueva bodega, cuando se encuentre en sus máximos niveles de producción, se sitúan entre los 6 y 7 millones de euros, un nivel que supondría la producción de 200.000 botellas de “Macán”.

Bajo el modelo francés bordelés, la bodega elaborará dos vinos; Álvarez considera a “Macán” como el “gran vino de la bodega”, del que prevé sacar al mercado -cuando se alcance la plena producción- unas 200.000 botellas, mientras que “Macán Clásico” será la segunda marca, con producción de 130.000 botellas.

La gestión de las ventas de la nueva bodega se realizará bajo el mismo sistema que aplica Vega Sicilia de relación directa con los clientes: pedidos personales y precios iguales para todos, “independientemente del número de botellas compradas”, subraya.

En la actualidad, el 80% de los clientes de Vega Sicilia son particulares y el 20% restante, restaurantes y comerciantes, aunque estos últimos son los que hacen el mayor volumen de ventas.

El vino de la nueva bodega seguirá los mismos pasos de los de la bodega Vega Sicilia, “estamos en 110 países y ‘Macán’ seguirá el mismo camino”, precisa.

“Macán” verá la luz trece años después de que Benjamín Rothschild “nos propusiera hacer algo juntos, y tras dos reuniones -en Burdeos y Valbuena (Valladolid)- acordamos hacer un proyecto en La Rioja”, rememora Álvarez.

Sobre esta zona, Álvarez destaca que es la gran zona de España vitivinícola por muchas razones, entre ellas históricas, pero además en Rioja “no hay que descubrir grandes vinos, ya sabemos que es un una zona capaz de hacerlos”.

La nueva bodega, que en su totalidad supondrá una inversión de 26 millones de euros, cuenta con 70 hectáreas de viñedo -adquiridas en unas 50 operaciones de compra a pequeños viticultores- y 35 hectáreas limpias, que serán las que en el futuro permitan sustituir las vides que se vayan arrancando por rotación y descanso.

El hecho de que pudieran comprar las tierras con viñas con una edad entre 30 y 35 años de antigüedad les ha permitido acortar el proceso; de no ser así, el primer vino no habría visto la luz hasta dentro de diez años, el tiempo que las vides elegidas, plantas de clones de baja producción, necesitaban para hacer el caldo que buscaban, detalla.

El complejo bodeguero se levantará en 5 hectáreas en Samaniego (Álava) y, en breve, la compañía designará, después de dos concursos (el primero para arquitectos jóvenes y el segundo abierto), al arquitecto que llevará a cabo el proyecto.

FUENTE: AGROINFORMACION.COM – 22/02/2013 – http://www.agroinformacion.com/noticias/25/

Read Full Post »

Older Posts »