Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 31 julio 2016

WFS AWARDS 450_260

Dos vinos producidos al amparo de la DO BIZKAIKO TXAKOLINA figuran este año en el palmarés de los Wines From Spain Awards, un certamen organizado por la Oficina Económica de España en Londres cuya cata final se celebró el pasado 8 de julio.

El certamen, que este año ha alcanzado su quinta edición, ha contado en su panel de cata con un equipo de jueces de reconocido prestigio presidido por el Master of Wine Tim Arkin. Alrededor de 650 referencias diferentes de todos los puntos de la geografía española han concurrido en este concurso, aunque finalmente sólo 116 etiquetas han superado la puntuación mínima para formar parte del palmarés de ganadores.

En el apartado de vinos blancos, el txakolí Berroja, añada 2014, de Bodegas Berroja, de Muxica, ha recibido el gaardón, y en el de vinos dulces el galardón ha sido para el Arima Vendimia Tardía, cosecha 2015, de Bodegas Izagirre, de Larrabetzu.

Desde aquí transmitimos nuestra enhorabuena a ambas bodegas por su éxito al conseguir este galardón.

Los vinos premiados se engloban en las categorías de: Sparkling Wines, White Wines, Rosado Wines, Red Wine y Sweet & Fortified Wines. Este evento, que en 2016 ha celebrado su quinta edición, está organizado por la Oficina Económica de España en Londres.

Hay que tener en cuenta que el Reino Unido representa el segundo mercado para los vinos españoles. Pero siendo su primer destino de vinos de alto valor. En 2015, se exportaron 158.770.756,82 Lt. de vino a este mercado por un valor de 341.277.460,12€.

El concurso ha estado dirigido a vinos que ya cuentan con presencia comercial en el mercado británico. Wines from Spain UK elaborará una guía impresa con información de cada vino ganador. Además, en el mes de septiembre, se celebrará una cata en Londres para dar a conocer los resultados del concurso ante la prensa especializada y el sector.
Tras la divulgación de los resultados del concurso, en los próximos meses se llevarán a cabo una serie de actividades y eventos como showrooms y presentaciones que apoyarán la promoción de los vinos galardonados en uno de los principales mercados de exportación de España.

Para ver bodegas y vinos premiados: Pinchar aquí >: Listado-de-vinos-premiados

Read Full Post »

673x6731259697576_vinoscuriosos

Una nueva entrega que se añada a la que publicaba este blog el pasado día 25 del mes en curso. Sin duda es este un tema que hará correr mucha tinta, y respecto al que, antes o después nos pronunciaremos los aficionados a los vinos, en especial a los de Rioja. ¿Serán iguales? ¿mejores? ¿distintos? A estas preguntas podemos adelantar la respuesta desde ahora: en esencia nada cambiará para el vino situado en el mercado. Pero sí parece que algo ha de cambiar para quienes lo elaboran. Que sea para bien de todos, y que la sangre no llegue al río. Para “batallas del vino” bastan las que se celebran en las fiestas de los diferentes pueblos, pero para las otras, sean políticas, económicas, o de otro tipo, no están los tiempos para meterse en ellas. Desde este sencillo mirador, en el que lo que nos mueve tan solo nuestra afición compartida por el conocimiento de los vinos, y desde la perspectiva que ofrecen los más de cuarenta años de catar vinos, visitar bodegas, escribir de vinos, pertenencia a grupos y sociedades de cata, y otra serie de actividades relacionadas con el llamado “mundo del vino”, lo mejor que podría suceder es que todo tenga la mejor solución posible, dentro del respeto a cuantos integran el mercado del vino de Rioja, castellana o alavesa, pues no cabe duda que la D.O.C. Rioja necesita varias acciones importantes, dada la complejidad adquirida en los últimos años, y no hará falta señalar.Están en la calle, o por mejor decir, el mercado en el que todos, grandes y pequeños, trabajan, se afanan cada día y concurren en un mercado que no es de nadie y es de todos.

Lo que sigue es copia del artículo publicado  el martes día 26, en El Correo, por Julián Méndez.

El pliego de condiciones de la futura Denominación de Ori­gen Protegida Arabako Mahastiak-­Viñedos de Álava’, al que ha tenido acceso en exclusiva este periódico, establece que en las etiquetas de las botellas que elaboren sus asociados podrá figurar la indicación Euskadi-País Vasco. Una llamativa decisión pese a que la la Asociación de Bodegas de Rioja Alavesa (ABRA), promoto­ra de ‘Arabako Mahastiak-Viñedos de Álava’, desvincule su iniciativa de cualquier elemento que pueda considerarse «político». En la actua­lidad, los vinos producidos en la co­marca alavesa y amparados por la Denominación de Origen Califica­da Rioja pueden utilizar la referen­cia Rioja Alavesa en sus botellas, peto ninguna otra indicación que iden­tifique la comunidad autónoma de origen de los vinos.

El hecho de que en la DOC Rioja estén representados productores de cuatro comunidades distintas (La Rioja, País Vasco, Navarra y Castilla y León con hacienda El Ternero, de Burgos) complica sobremanera la gastión territorial de las marcas. De hecho, Juan Carlos López de Lacalle (Bodegas y Viñedos ARTADI), el productor de Laguardia que abandonó la DOC Rioja en diciembre de 2015, etiqueta ahora sus vinos de parcela como “Laguardoa-Álava-España”.

Asímismo, el pliego ampara lapo­sibilidad de que las bodegas puedan distinguir sus botellas con referen­cias a la «parcela, polígono o corro» de donde se obtengan las uvas, una reivindicación largamente reclama­da por los cosecheros alaveses ante el Consejo Regulador.

La normativa que maneja la DOP Viñedos de Álava presta especial atención al amparo de pequeñas in­dicaciones geográficas, terrenos, par­celas o territorios singulares carac­terizados por la excepcionalidad o singularidad de sus uvas. Al mismo tiempo, el reglamento señala «como máxima expresión» de tipicidad de la comarca los vinos «de maceración carbónica», método tradicional de elaboración de vino tinto, predominantemente de la variedad tempranillo (90% del viñedo alavés).

Producciones limitadas

También llama poderosamente la atención las limitaciones a la producción que se establecen en la futura normativa viñas de tinto de hasta 25 años de edad (con un rendimiento máximo del 70%), 5.500 kilos para viñedos de entre 25 y 50 años y

4.500 en los de más de 50. En blancos se establecen límites de 8.000, 7.000 y 6.000 kilos con rendimientos del 65% para las tres edades de viña catalogadas. Como comparación, la DOC Rioja ha autorizado para 2016 vendimiar

  • 6.995 kilos por hectárea de uva tinta y 9.630, los de uva blanca con rendimientos del 72%. Son cifras muy restrictivas. Hay que pensárselo mucho y tenerlo muy claro para dar el paso, asegura un bodeguero alavés que no se ha sumado al manifiesto de ABRA.

La futura DOP Viñedos de Álava ampara la producción de vino dulce natural, práctica no autorizada por la DOC Rioja y “otorga” competencias para su control a la Dirección de Calidad Alimentaria del Gobierno Vasco, a un futuro Consejo Regulador de la DOP y a un organismo de control: Hazi Fundazioa, sociedad pública que desarrolla, entre otras tareas la gestión de la marca eusko Label. El pliego de condiciones al que ha tenido acceso El Correo abiga por el “respeto a los usos tradicionales” en las prácticas de cultivo y desautoriza, de forma expresa, “cualquier modificación sustancial de la morfología del relieve”, es decir, el empleo de maquinaria para el desmonte o el acondicionamiento de nuevas parcelas dedicadas a viñedo. Asimismo se prohíbe la vendimia mecánica, la utilización de “sacauvas” y el empleo de prensas continuas y máquinas estrujadoras.

images-12

Y a modo de conclusión, un pequeño apéndice para quien no tenga muy claro lo de la D.O.P.:

LAS DENOMINACIONES DE ORIGEN EN ESPAÑA
Las Denominaciones de Origen Protegidas (D.O), también llamadas Denominaciones de Origen Protegidas (D.O.P) constituyen el sistema utilizado en nuestro país para el reconocimiento de unacalidad diferenciada, consecuencia de características propias y diferenciales debidas al medio geográfico en el que se producen las materias primas, se elaboran los productos y a la influencia del factor humano que participa en las mismas.
Nos apasiona el vino y a la hora de degustarlo es muy importante conocer su procedencia porque el sabor y la calidad pueden variar mucho según su origen.
Para que un vino obtenga la Denominación de Origen debe cumplir los siguientes requisitos:
Los vinos deben ser elaborados en la región o el lugar determinado de la Denominación de Origen con uvas procedentes exclusivamente de esa zona geográfica.
  • Deben tener unas características especiales y una calidad que solo se puedan conseguir gracias al medio geográfico en el que se han elaborado.
  • Deben gozar de elevado prestigio por su origen en el mercado.
  • Para conseguir el reconocimiento de Denominación de Origen, tienen que haber transcurrido al menos cinco años desde que se reconoció al vino como producto de dicha zona.
En España existen 70 Denominaciones de Origen del vino.

Read Full Post »

vendimia-rioja--575x323

ABRA explicará su proyecto de DOP a los vecinos en asambleas populares

Queremos conquistar nuestro espacio dignamente. y sentimos que desde la Denominación no se nos ha tratado con respeto». Carlos Fernández, viticultor de Tierra Agrícola (Labastida) y vicepresidente de la Asociación de Bodegueros de Rioja Alavesa (ABRA), se atreve a decir en voz alta lo que, hasta ayer mismo, era un secreto a voces en la comarca.

La DOC Rioja y sus grandes bodegas -representadas en el Grupo Rioja-, que detentan el poder en el Consejo Regulador, ningunean a las más pequeñas y hacen oídos sordos a sus peticiones y necesidades. Ellos son la china en el zapato del gigante del vino, las moscas cojoneras que pinchan a «esa simbiosis de la derecha riojana más recalcitrante con el lobbie bodeguero» como ha calificado al Consejo Regulador Miguel Larreina, el guipuzcoano responsable de la Casa del Vino de Laguardía.

Este puñado de pequeñas bodegas alavesas están dispuestas a dar guerra. y a qe se las escuche. Tienen a su disposición, nada menos, que al altavoz del Gobierno vasco de Vitoria y el apoyo expreso de la Diputación alavesa. Y la idea, mal disimulada, de que los tintos de Rioja Alavesa servirían para completar la trilogía festiva del país junto a la sidra y los txakolís.

El movimiento ya no tiene vuelta atrás. En diciembre del pasado año, la asamblea de ABRA decidió «por unanimidad» desarrollar «un estudio que verificara la viabilidad» de una Denominación de Origen Protegida en la cuadrilla de Laguardia Rioja Alavesa con el nombre de ‘Arabako mahas-tiak – Viñedos de Álava’. Para ese viaje, que será muy largo, han contado con el apoyo de la universidad Rovira i Virgili, de Tarragona, y del Parque Tecnológico del vino. El dossier con los estudios y trabajos elaborados sobre Rioja Alavesa (resaltando sus características agrícolas, históricas, climáticas…) fue presentado ante el Departamento vasco de Desarrollo Económico. Desde Agricultura se limitan a «confirmar» que han recibido la documentación para poner en marcha la nueva DOP (a expensas de lo que decida Bruselas) y que procederán a su estudio, que se ralentizará con las vacaciones y las elecciones autonómicas.

Demasiados zorros.

«¿Por qué crear una nueva DOP? No hay motivos políticos detrás sino puras razones socioeconómicas. No somos rupturistas, pero nuestros bodegueros se lo juegan todo. A diferencia de las grandes bodegas, ellos van a legar su patrimonio, su bodega, sus viñedos y su forma de vida a sus hijos. No queremos que este modelo desaparezca», asegura Inés Baigorri, gerente de ABRA.

De las 116 bodegas inscritas en la asociación solo 42 se han sumado a la iniciativa. Como resaltó ayer el Consejo Regulador las bodegas que integran ABRA «representan en torno al 15% de la comercialización de vinos de Rioja Alavesa (el 5% sobre el total de la Denominación) » y «dos terceras partes de los miembros de la Asociación no han respaldado la iniciativa, lo que hace menos comprensible aún el que se haya emprendido con tan escaso apoyo».

Mucho ruido y pocas uvas viene a decir. En este mismo territorio alavés están también asentadas grandes firmas, desde El Coto y Faustino-Campillo, a Viña Real, Torres, Garcia Carrión o Marqués de Riscal y Bodegas Palacio, además de las cooperativas de Labastida y Lapuebla. En el fondo, es la lucha entre dos modelos: un modo artesanal de entender el viñedo y otro, más industrial. Con todas las comillas que Vds. les quieran poner.

Sólo un puñado de bodegas (como Tierra Agrícola o Bodegas Hermanos Frías del Val) han confirmado su apoyo expreso a la iniciativa. La próxima semana, integrantes de este colectivo presentarán la iniciativa a la población en asambleas populares. «Necesitamos apoyo para sumar más gente a esta iniciativa», apuntan. «Esto no es flor de un día, sostiene Baigorri. «La Rioja es un gallinero lleno de zorros», se sonríe un veterano bodeguero de Laguardía que resume con esa frase certera la revolución provocada por el anuncio de ABRA. La mayoría, viene a decir, está a la espera, al acecho de lo que pueda pasar. Por si acaso.

FUENTE: Julián MENDEZ. EL CORREO. 23.07.2016

Read Full Post »

miguelangel-672xXx80

Aunque se le ha calificado en innumerables ocasiones de “niño terrible”, el manchego-riojano tiene los pies muy anclados en la tierra, o mejor dicho, en el viñedo, con el que cada vez se entiende mejor. Y se nota en sus vinos.

Uno de los artífices de esa nueva Rioja que se gesta a finales de los 80 y principios de los 90, cuyos vinos están fijos en el podio de los mejores de España. Miguel Ángel de Gregorio nació en Ciudad Real, pero llegó a Rioja con nueve meses cuando su padre empezó a trabajar en Marqués de Murrieta. “Tuve la suerte de criarme en una bodega que en aquel momento era el paradigma del mimo y el respeto a la tradición”, recuerda. En 1986, ya formado como enólogo, realizó un estudio sobre la vendimia mecánica en Briones y se enamoró del terruño de este municipio situado en la margen derecha del Ebro. Muy pronto, empezaría a mover los cimientos de Rioja desde la dirección de Bodegas Bretón, donde lanzó Dominio de Conté, su primera exploración de lo que debería ser un gran rioja. En 1995 ya vuela en solitario y elabora su primer Allende en una bodega tradicional de cosechero en Briones.

Fue uno de los enfants terribles de Rioja. ¿Se encuentra todavía a gusto con el calificativo? Ahora soy más bien el ancient terrible (risas). La verdad es que siento que nada ha cambiado en estos 25 años y sigo defendiendo los mismos postulados que me dieron ese calificativo. En este tiempo todos hemos aprendido a hacer mejores vinos, pero en lo que se refiere al establishment, creo en la famosa frase de la novela de Lampedusa de que “todo tiene que cambiar para que todo siga igual”.

¿Cuáles fueron los pilares de la revolución riojana de los años 90?  Lo primero que tendríamos que preguntarnos es si fue revolución o algarada. Si uno analiza lo que ocurría entonces, las bases de aquel movimiento fueron el retorno al viñedo, a nuestras variedades y a formas de cultivo tradicionales; además de quitarnos el complejo de los vinos que habíamos probado fuera. A 25 años vista, hemos avanzado mucho en hacer buenos vinos, pero la corriente de fijarse en el terruño y explorar el viñedo sigue siendo minoritaria. Ha costado muchos años que haya una nueva generación, que también es minoritaria, que tome el relevo y quizás eso nos ha obligado a ser creativos durante todo este tiempo. En Rioja y en España el 98% del mercado sigue controlado por los grandes volúmenes y por los vinos de relación calidad-precio, con la suerte de que estos últimos también han mejorado su calidad. Pero se siguen encontrando muy pocos vinos mágicos.

img_10711

¿Está superada la dualidad de los riojas clásicos y modernos? Creo que nunca existió esa dualidad. La alta expresión, el vino de autor, etcétera, fueron apellidos que se pusieron desde las administraciones por ese empeño en clasificarlo y reglamentarlo todo, pero hemos probado riojas de los años 40 y 50 que no eran muy diferentes a los que hacíamos nosotros. La gran dicotomía está entre los vinos procedentes de la enología industrial trabajados en bodega y los vinos que vienen del campo en los que intentamos reflejar la esencia de la tierra.

¿Puede definir lo que es un gran Rioja?   No (pausa). Rioja es una de las mejores zonas vitícolas del mundo. Creo que la mejor de este país: reúne un clima privilegiado, una variedad increíble de suelos y variedades autóctonas. Tiene una tradición, milenaria primero y centenaria después, en el cultivo de la viña y la elaboración de vinos que existe en muy pocas regiones del mundo. Ha vivido un éxito sin precedentes del que, en cierto modo, hemos sido esclavos ya que es enormemente complicado romper el molde que establecieron los négociants  franceses en el siglo XIX de unos señores que cultivan la uva y otros que hacen el vino. Esto ha llevado a que se acabe ignorando el campo y a crear un modelo que segmenta los vinos por tiempos de envejecimiento. En este contexto da igual que un productor honesto y cuidadoso mime sus viñas, sus barricas y sus métodos de elaboración o que un pillo no los mime tanto porque al final el supuesto marchamo de calidad que se traduce en crianza, reserva y gran reserva en realidad no indica calidad, sino tiempo de permanencia en barrica. Es un modelo en el que resulta fácil esconder la mediocridad bajo un paraguas que unos productores prestigian y otros explotan. Pero tanto los vinos finos de Haro, como los más estructurados que firman pequeños productores, son grandes riojas y ahí reside la grandeza de la región.

Si tuviera poder para decidir, ¿cuál sería su propuesta de ordenación en Rioja? Yo creo que Rioja no necesita ninguna ordenación. Creo que los vinos de municipio sí pueden ser regulables, pero es mucho más difícil ordenar los vinos de finca. Las propuestas que he escuchado me han parecido intentos maquiavélicos de poner vallas al campo. Soy partidario de la libertad absoluta y de que cada productor sea responsable de sus actos, porque quien va a valorar la credibilidad de un vino de finca o de pago es el mercado y no una mayor o menor regulación. Algo que la historia ha regulado en Borgoña y Burdeos durante 200 años no podemos establecerlo aquí por decreto ley en un momento. Esto solo servirá para encubrir mediocres vinos de finca de grandes compañías que fracasan en el mercado.

Si en Francia se viene de una tradición de viticultura no industrial y se identifica el vino con el terroir y el municipio, en España identificamos el vino con un proceso de bodega. Pasar de un modelo a otro de la noche a la mañana es imposible y comunicarlo al consumidor también, porque no lee y estamos en unas cifras de consumo ridículas.

¿Se ha planteado Miguel Ángel de Gregorio abandonar la D.O.Ca. Rioja?  No. Creo en Rioja, creo en la denominación, en los vinos de municipio y en la fijación de un vino a un territorio que es lo que le da la singularidad, pero si las furias normativas hunden los vinos singulares en un mar de mediocridad tendremos que buscar el camino fuera de los órganos de gobierno de los consejos reguladores. Hoy el consejo regulador está controlado por grandes compañías que mueven millones de litros y las grandes decisiones no se toman en Rioja sino en Londres, París o Valdepe-ñas. Si no somos capaces de crear un marco en el que todos estemos cómodos, habrá gente que tenga que salir. Espero que impere la sensatez porque el problema de España es un problema de comunicación y no normativo.

En Finca Nueva, su segundo proyecto, elabora 1,5 millones de botellas. ¿Es necesario tener una retaguardia de volumen para cubrir las espaldas de los vinos de terruño?

Una cosa es entrar en las líneas blancas y de distribución con producciones de 25 millones de botellas y otra elaborar vinos de relación calidad-precio. En Finca Allende no podemos crecer más porque tenemos la viña que tenemos. Estamos en 62 países y el mundo de la distribución nos exige una presencia cada vez mayor; por otro lado, cada vez necesitamos más gente en laboratorio, viñedo… Como empresa nos hace falta una masa crítica que nos permita cubrir todo eso y crear sinergias. Finca Nueva es un proyecto diferenciado con cara y ojos propios y en ningún momento escondemos que somos nosotros. Lo movemos todo en el canal Horeca, no hemos entrado en alimentación y su primera misión es permitirnos crecer como empresa y elaborar vinos que en Allende no podíamos hacer porque habría implicado prostituir nuestro proyecto. No es una idea de retaguardia, sino de vanguardia.

¿Hay esperanza en la nueva generación de productores de Rioja?    Sí. Yo he probado cosas muy ricas y sobre todo vinos con alma. Y ya está bien de tener que estar aguantando todo el peso los cuatro de siempre. Algunos ya son la segunda generación como Eduardo Eguren o Juan Carlos López de Lacalle, pero hay por lo menos media docena de jóvenes que lo están haciendo muy bien.

¿Cómo cree que se percibe el vino español?    La imagen país es importantísima. Ferran Adrià o los hermanos Roca han hecho más por el vino español que ningún consejo regulador a la hora de proyectar la imagen de país-gastronomía, le duela a quien le duela. Hace 10 años en Estados Unidos estábamos vendiendo vinos de precios más elevados; ahora hemos perdido nuestra imagen como país. Rioja es un negocio de éxito en el que se gana mucho dinero. Hemos ganado en conocimiento y hemos perdido en prestigio.

¿Qué tiene pendiente por hacer?     Mucho. Mejorar mis vinos, enseñar a mis hijos a hacer mejores vinos que los que he hecho yo y mejorar la viña. Cada vez respetamos más el ciclo natural de la planta, usamos menos tratamientos en el campo, vamos hacia niveles más bajos de sulfuroso y somos más respetuosos con aquello que hacemos. Aparte de eso tengo dos asignaturas pendientes: Ribeiro y el sur; y en este último caso no tengo claro si me seduce más Jerez o Montilla.

FUENTE:

REVISTA ESPAÑOLA DEL VINO Y LA GASTRONOMÍA
Autora: Amaya Cervera. 4 de Julio de 2016

Read Full Post »