Feeds:
Entradas
Comentarios
Los vinos biodinámicos están en boca de todos. Cada vez es más frecuente ver en la etiqueta o la descripción del vino la palabra biodinámico, pero realmente hay confusión sobre qué son exactamente y en qué se diferencian de los vinos naturales o los vinos ecológicos. Con este artículo queremos aclarar los principios de los biodinámicos, qué son, cómo se elaboran y qué los diferencia de los demás.

Principios de la biodinámica. La viticultura biodinámica se considera uno de los desarrollos más positivos en las dos últimas décadas en el mundo de la viticultura y estos son algunos de sus principios básicos.

 Orudolf steiner vinos biodinamicosrigen biodinámica

El padre de la agricultura biodinámica es Rudolf Steiner. Concibe a las granjas y bodegas como organismos complejos cuya dinámica natural incluye a los animales y al hombre y los entiende como un todo holístico, un sistema en equilibrio y cuyo equilibrio hay que preservar.

Bodegas que elaboran vinos biodinámicos

bodegas vinos biodinamicosLa primera bodega que aplicó los principios biodinámicos fue la familia Saahs, de la bodega Nikolaihof, en Austria, en el año 1970. Desde entonces, ha ido ganando cada vez más popularidad por parte de los viticultores y bodegas y hay que tener en cuenta que en la actualidad la mayoría de las grandes bodegas del mundo cultivan y elaboran en biodinámico. Por algo será, ¿no? Os ponemos dos buenos ejemplos: la francesa Domaine Leroy y la más próxima, Celler Can Credo. Las dos fervientes defensoras de lo biodinámico.

Dificultades de apreciación de los vinos biodinámicos

El cultivo biodinámico requiere de más recursos y cuidados a la viña, por lo que es el producto final es más caro. Esto hace que para una parte de los consumidores sea más difícil acceder a estos vinos y por ende más difícil que la gran mayoría pruebe, note y valore las diferencias resultantes.

Agricultura biodinámica

La viticultura que se practica para obtener vinos biodinámicos es, básicamente, priorizar la salud del viñedo. Así como la viticultura tradicional se focaliza en combatir las enfermedades y las plagas, la viticultura biodinámica estimula la salud de la viña para que las enfermedades no sean un problema, entendiendo que el viñedo es un sistema de vida en si mismo y que hay que tratarlo como tal, holísticamente. Muchos consideran la biodinámica como una forma más avanzada de viticultura ecológica y de hecho, en un estudio publicado en 1993 por John Reganold, en el que compara agricultura tradicional con biodinámica demuestra que la calidad del suelo en el biodinámico ganaba y tenía mucha más actividad y vida. De todos modos, no pudieron demostrar que fuera más “eficaz” un viñedo bajo agricultura biodinámica que otro 100% orgánico.

¿Cómo se hacen los vinos biodinámicos?

La agricultura biodinámica busca el equilibrio con el ecosistema, preservar la diversidad biológica y la recuperación de la actividad microbiana del suelo. La meta de este tipo de agricultura es tener viñedos equilibrados naturalmente, sanos, que produzcan uvas de mejor calidad y gran expresividad del terroir. Para ello, por supuesto no utilizan ningún tipo de fungicida o pesticida, ni químico alguno. La biodinámica lleva la agricultura ecológica un paso más allá, siguiendo el calendario lunar y astronómico (calendario biodinámico) como guía de los ciclos naturales y planta hierbas sanadoras en el viñedo, como valeriana, ortiga, diente de león o manzanilla. Y se fertiliza mediante compuestos biodinámicos, como compost en cuernos de vaca enterrados.

Preparados biodinámicospreparados agraicultura biodinamica vinos biodinamicos

Puede que esto sea lo que más ha trascendido sobre la biodinámica, la existencia de unos preparados hechos con diversos elementos, todos de origen natural. Según Steiner, estos preparados conferían poderes sobrenaturales terrestres y fuerzas cósmicas al suelo. Hay 9 preparados biodinámicos, dos de los cuales se utilizan para la preparación de los campos, los otros 7 como compost. Los más famosos son los números 500 y 501, compuestos respectivamente por boñiga y slice de cuarzo puestos en cuerno de vaca. Son famosos porque se requiere su uso continuado para obtener la certificación Demeter, de la que hablaremos un poco más adelante.

Calendario agricultura biodinámica

La biodinámica asegura que los ciclos de la luna tienen influencia sobre la vida de las plantas. Esto no es un invento moderno sino que vuelve la vista atrás a la agricultura tradicional. El calendario lunar no es lo único que tiene en cuenta el calendario biodinámico, creado hace más de 50 años por Maria Thun, también se tienen en cuenta los astros, los efectos cósmicos de estos sobre las plantas. En palabras del mismo Rudolf Steiner, “es necesaria la armonía en la influencia de los astros para que la planta sea capaz de desarrollar correctamente en su interior el poder nutritivo y la fuerza reproductora”

Bases calendario agricultura biodinámica

Se basa en la relación entre las fuerzas cósmicas y el crecimiento de las plantas así como la influencia de la luna y sus ciclos. Después de múltiples ensayos Thun determinó los días flor, hoja, raíz y fruto, que afectan tanto al cultivo del viñedo como a los días en que se aprecian mejor los vinos. Así pues el calendario biodinámico regula los trabajos en el campo e indica cuáles son los mejores días para hacerlos. Dada la influencia de la Luna y los planetas en los ritmos de la naturaleza hay 4 categorías a seguir:

  • Días de fruta: son los mejores días para realizar la cosecha.
  • Días de raíz: son estupendos para podar.
  • Días de flor: no realizar trabajos en la planta para que esta pueda dar su fruto.
  • Días de hoja: días apropiados para regar la vid.

Y sobre el consumo del vino, el calendario marca también días en las mismas categorías. Si queremos tenerlo en cuenta para catar, las reglas son las siguientes:

  • Días de fruta: los mejores días para catar (la Luna se encuentra en un signo de fuego)
  • Días de flor: más neutros para la apreciación de sabores (la Luna está en un signo de aire)
  • Días de hoja: no es un buen día para catar, excepto ciertos vinos blancos (la Luna está en un signo de agua)
  • Días de raíz: no es para nada un buen día para catar, las notas frutales se esfuman y se acentúan los taninos (la Luna está en un signo de tierra)

Certificaciones vinos biodinámicos

Demeter es la organización líder de certificación biodinámica. Demeter, que debe su nombre a la diosa de la agricultura, es una entidad no gubernamental y cobra tasas para pertenecer a ella y para las inspecciones que realiza. En EEUU Demeter es la organización m
ás importante, pero en Europa encontramos alternativas como Biodyvin, pero a diferencia de Demeter, esta solo certifica el viñedo, no la producción en bodega. Demeter tiene estándares que regula para la elaboración del vino biodinámico. Los más importantes son:

  • No usar microorganismos modificados genéticamente
  • No usar clarificantes no autorizados
  • Uso maximizado de técnicas de gravedad para el trabajo en bodega
  • Mínima rectificación del resultado de la vendimia
  • Uso únicamente de levaduras autóctonas
  • Mínimo o nulo uso de sulfuroso

Todos los vinos que cuentan con esta certificación salen al mercado con esta etiqueta demeter certificación vinos biodinamicos

Diferencias entre vinos naturales, biodinámicos y ecológicos

Pese a que comparten mucho, hay diferencias notables entre ellos. Los vinos biodinámicos se hacen bajo una filosofía concreta, respetando los ciclos de la naturaleza y el calendario lunar y astral, entre otros parámetros. Es una forma holística de hacer las cosas, va de principio a fin. Los vinos naturales se hacen sin añadidos durante su elaboración y con la mínima intervención en los procesos. Por contra, en los vinos ecológicos se atiende a la viticultura, al respeto a la tierra, al quehacer tradicional del trabajo de la viña pero se les puede añadir sulfuroso, por ejemplo. Así pues, el foco en los ecológicos está más al inicio (tierra), en los naturales en el fin (elaboración) y en los biodinámicos en el todo.

Pros y Contras de la Biodinámica

Muchas de las bodegas más prestigiosas del mundo son biodinámicas pero la viticultura biodinámica también ha sido tachada de “enfoque místico sin rigor científico”. Es fácil encontrar detractores de estas prácticas pero los resultados, bien sea por las prácticas ecológicas, bien sea por el respeto global, son positivos. Aunque no se ha podido comprobar que el rendimiento respecto a un viñedo cultivado en orgánico sea mejor, lo cierto es que cada vez hay más bodegas que se convierten a este modelo. Y vosotros, ¿qué pensáis? ¿es un factor que tenéis en cuenta al elegir vuestros vinos?.

Durante la Edad Media la vida del hombre se encontraba, ineludiblemente, unida a su fe y a la voluntad divina, y las actividades humanas estaban igualmente ligadas a la participación, y sobre todo, a la decisión de Dios. Por ello no es de extrañar que ante determinadas circunstancias adversas los viticultores se encomendaran al cielo para salvar su viña, su cosecha o sus vinos. Este recurso no solo se utilizó contra las invasiones de tipo atmosférico, sino también contra las plagas de origen biológico, fueran de origen vegetal, animal, etc.. Durante el período estudiado se generalizaron diversos tipos de ritos para salvar los cultivos de los numerosos enemigos que acechaban.

mitos-leyendas-29   La historia se inicia con la llegada a Navarra y Burgos, parece que por cuestiones de organización eclesiástica de España, de san Gregorio Ostiario para determinar los límites de las diócesis que era origen y fuente de numerosos conflictos y no sólo por interferencias de jurisdicción episcopal, sino también por la pertenencia a distintos soberanos. Se cuenta que en cierta ocasión libró el santo los campos riojanos de una plaga de insectos, y por eso le invocan los agricultores de manera especial contra la langosta. Murió alrededor del año 1044 y su cuerpo se venera en la iglesia de San Gregorio, en Sorlada, no lejos de Estella. A su muerta surgió la costumbre de “bendecir” los campos con agua pasada por la reliquia del santo, en forma de cabeza, en la que existe un orificio que la atraviesa y por el que se hacía pasar el agua “milagrosa”.

Documentos de pasados describen los medios usados para luchar contra los males atmosféricos y las plagas del campo. En los libros de cuentas de la Cofradía de los Herederos Propietarios, de la Villa de Bilbao, que gobernó vinos y chacolines en ella durante varios siglos, recogen pagos a los campaneros de las iglesias que entonces existían en la Villa, y como ejemplo valga el siguiente: “Manuel de Umaran, campanero de la Iglesia del señor San Nicolás recibe quince reales de vellón por tocar la campana a nube.” E igualmente hay testimonio de la traída de agua desde Navarra, como lo prueba un recibo: “En la Iglesia del Señor San Gregorio Ostiense, del Valle de Verrueza, Diócesis de Pamplona del Reyno de Navarra, a treinta días del mes de Abril del año de mil setecientos, y cinquenta y tres yo Don Joseph Yaniz, Capellán de la dicha Iglesia, di el agua pasada por las Reliquias de este Glorioso Santo a Francisco de Meñaca vecino del Lugar de Cuetto. Dio limosna para la fábrica quatro reales de vellón y para Misa otros quatro reales de vellón…”

La lucha contra las plagas del campo

Los llamados saludadores fueron utilizados durante los siglos XVI y XVII, en toda Bizkaia, pero quien mejor los describe es Don Martín de los Heros, autor de una interesante “Historia de Balmaseda”, que los tacha de embaucadores, aunque por la descripción que de ellos hace, es verdad que eran los propios Concejos los que a través de contratos y ajustes, les hacían venir de otros lugares, contándose entre los más afamados falsarios, a Juan Llorente, en 1529, al que siguieron otros muchos llamados para que preservasen las viñas del gujano.

El conjurador de nubes, fue un “oficio” del que se tiene noticia en Bilbao desde mediados del siglo XVI, ejercido por clérigo, presbítero o capellán de los de la Villa. En el año de 1566 el conjuro lo realiza don Pero, abad de Guriezo, y en 1587 don Baltasar de Usaola, cura de los Santos Juanes, a quien se le pagaron 10 ducados por realizar el conjuro durante el año. El cometido consistía en bendecir campos y nubes, rogando a Dios que salvara los frutos de la tierra de los malos tiempos atmosféricos, incluidos los turbones.

En 1700 la encomienda es para los presbíteros don Antonio de Mendieta y don Manuel Ybatao, y la soldada es de 300 reales. En 1780 es don Juan Bentura de Amorebieta el conjurador de nubes, y al comenzar el siglo XIX don Juan Francisco de Loredo y Olaeta. El encargo de exorcizar las nubes y salvar a los frutos y plantas del mal tiempo, se hizo siempre por encargo del Concejo de la Villa, que también sufragaba los gastos del “oficio”.

noticias-fotos_noticias-tentenublo_593904247Los regidores bilbaínos también acudieron al campaneo para remediar los males del campo, y entre los toques que a diario se hacían -alba, mediodía y queda, así como ángelus y ánimas-, se daban toques de turbón o tempestad en el verano.

Y aún podría añadir los conjuros usados contra seres más corpóreos que los demonios o las ocultas brujas: insectos, cocos y gusanillos destruyeron en más de una ocasión las viñas y se combatieron con rogativas y deprecaciones, amén de los conjuros, cuyo “tratamiento” alcanzaba a durar semanas y aún meses, ejecutados por varios clérigos y beneficiados, retribuidos y mantenidos por los ayuntamientos, mientras duraba el proceso de exterminio de los parásitos.

Ahora el vino español no se vende como siendo una imitación de los franceses sino como siendo vino típico español aunque tenga paladar francés debido al uso de variedades francesas, camuflándolo dentro de una DO de un vino típico español.

 

botellaspeqcanasta

¡Cuando en 1976 me hice cargo de la exportación de Freixenet el sector del Cava exportaba solo 3 millones de botellas, cuando el espumoso italiano DO Asti exportaba 60 millones!

Insistiendo en que el Cava no era una imitación del Champagne ya que entonces se producía exclusivamente con variedades autóctonas, conseguí que el precio medio del sector subiese de 50 PESETAS la botella en 1975 a 164 en tan solo 6 años y con un precio más razonable, Freixenet que en 1972 había exportado sus primeras 50 cajas a Estados Unidos, en 1984 fuera líder en ese país de todos los espumosos incluyendo el Champagne y en 1985 líder mundial excluyendo el Champagne, bien como la bebida española más exportada.

Ahora el vino español no se vende como siendo una imitación de los franceses sino como siendo vino típico español aunque tenga paladar francés debido al uso de variedades francesas, camuflándolo dentro de una DO de un vino típico español. ¡Es como si una DO garantizase que un CROISSANT producido en Mallorca es tan típico de esa isla como la ensaimada!

Este engaño disgusta al consumidor, que deja de confiar en las DO españolas que siguen siendo anárquicas como publicó la Master of Wine Jancis Robinson en el 2004. Los italianos no mezclan vinos típicos con los que no lo son dentro de una misma DO y gracias a no crear confusión al consumidor en el 2015 exportaron 1.600 millones de botellas al precio medio de € 2,47 mientras que España, con sus DO anárquicas solo 1.000 millones a € 1,53

Mientras las DO españolas no dejen de crear confusión al consumidor el vino español se tendrá que exportar, en gran parte, a granel a bajo precio.

¡Al Consejero de Agricultura de la Embajada de España en Paris no le parece mal que el vino español se exporte a 32 céntimos el litro y dice que si Francia lo exporta a 70 es porque ha perdido competitividad! ¿Ignora que ni a España ni a Francia les conviene exportar al precio más bajo posible sino al más alto? La vinicultura francesa es mucho más competente que la española: en el 2015 exportó 1.353 millones de botellas a € 3,69 mientras España solo 1.000 millones a € 1,53 ¡Las DO francesas garantizan un vino peculiar lo que les da prestigio, mientras muchas de aquí no!

¿Cuándo todas las DO españolas cumplirán lo establecido en el reglamento CE 607/2009 de la Unión Europea que exige a las DO preservar la PECULARIEDAD de sus vinos? La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha publicado que los Consejos Reguladores tienen excesivo poder y plantea redefinirlos, recordando que las DO nacieron para proteger la producción diferenciada.

El problema es que muchas DO piensan que eso significa que sus vinos tienen que ser diferentes entre sí y pueden ser iguales a los de otras DO, cuando es precisamente lo contrario. Por ejemplo: un vino hecho con cabernet en la DO Navarra es muy diferente a uno hecho con Garnacha en la misma DO e igual a uno hecho con cabernet en la DO La Mancha o en Sudáfrica. ¡¡¡La DO Navarra es una de las que no cumple el reglamento CE 607/2009!!!

FUENTE: Manuel Durán. VINETUR. Agosto 2016

Una investigación de la URV ha demostrado, por primera vez, que los polifenoles restablecen el mecanismo de control que el cerebro tiene sobre el apetito y que se encuentra alterado por la obesidad.

uvas_tinima20121120_0217_5


¿Qué son los polifenoles?

  • Ciertas sustancias presentes en alimentos de origen vegetal han llegado a ser “famosas” y su nombre y efectos han pasado a engrosar una terminología cada vez más en uso
  • Se han demostrado principalmente acciones antioxidantes, pero también acciones antiinflamatorias, antiagregante plaquetario, antitrombótico e incluso hipolipemiante.

Una de las causas con las que se relaciona la obesidad es la resistencia a la leptina, una hormona producida por el adipocito (la célula principal de la grasa corporal) que se ocupa de notificar al cerebro que ya se dispone de suficiente grasa acumulada para que dé la orden de reducir la sensación de hambre.

Cuando un cuerpo sufre obesidad, las células del cerebro que velan por mantener el peso corporal no hacen sus funciones adecuadamente, ya que el cerebro es incapaz de reconocer las señales químicas, como la leptina, que llegan del tejido adiposo. Las personas con obesidad muestran resistencia a la leptina, de forma muy similar a la resistencia a la insulina que presentan los pacientes con diabetes tipo 2.

Los investigadores del grupo de investigación en Nutrigenómica, del Departamento de Bioquímica y Biotecnología de la URV, han comprobado que administrar una subfamilia de compuestos fenólicos del vino -conocida como proantocianidines-, en casos de obesidad, permite que las células del cerebro recuperen la sensibilidad a la leptina. Consecuentemente, estas células ponen en marcha una serie de mecanismos compensatorios para reducir inmediatamente la ingesta y disminuir el exceso de grasa corporal.

En este experimento, llevado a cabo con ratas macho, los investigadores han conseguido que las proantocianidinas restauraran la sensibilidad a la leptina y que el hipotálamo reconociera la señal, interpretara la información y activara el mecanismo. Además, la resistencia a la leptina en la obesidad ha sido atribuida parcialmente a la inflamación del hipotálamo, debido a la sobrealimentación, y se ha evidenciado que administrar polifenoles de la uva reduce esta inflamación.

A pesar de estas mejoras en la sensibilidad a la leptina, las ratas tratadas con fenoles de la uva no redujeron el volumen del cuerpo de manera significativa con la dosis y el tiempo que duró el experimento, que no fue suficiente para ver restablecidas las disfunciones del mecanismo en su totalidad. Aun así, el peso y la masa corporal de las ratas tratadas se redujo del 10 % al 16 %, respecto de las que no fueron tratadas.

Los investigadores consideran, al trasladar estos datos a los humanos, que incluir estos fenoles en la dieta de las personas con obesidad puede ser una buena estrategia para reducir el hambre y mejorar la sensibilidad a la leptina, como complemento de otras terapias antiobesidad.

Referencia bibliográfica: Maria Ibars, Andrea Ardid-Ruiz, Manuel Suárez, Begoña Muguerza, Cinta Bladé y Gerard Aragonés: “Proanthocyanidins potentiate hypothalamic Leptis / STAT3 signalling and POMC gene expression in ratas with diet-induced Obesity”. International Journal of Obesity. 18 de octubre de 2016. Doi: 10.1038/ijo.2016.169. Fuente de información, Universitat Rovira i Virgili.

 FUENTE: VINETUR. 5 de Diciembre de 2016

0c5c00b405e6d642275fb1b02e25d3df_xl

Lías finas. Crianza sobre lías. Expulsión de las lías. Por no hablar de la fermentación maloláctica con sus lías. Esto parece un enorme lío.Vamos a desliarlo.

Hay que reconocer que la palabra es preciosa, desde luego mucho mejor que su sinónimo de heces. Pero la verdad es que por ahí va la cosa: heces, residuos sólidos, fangos… Incluso se asocia con posos y orujos aunque es mejor diferenciarlos.
Para eso hay que ir al principio, al grano. Las lías son los residuos de la fermentación de la uva, en puridad, no de la propia uva, que eso son los orujos, sino de las levaduras que han producido la fermentación.

Las pobrecillas mueren cumpliendo su misión. Tampoco hay que apenarse mucho, ya que su vida no puede ser más envidiable. Habitan envueltas en su alimento favorito, azúcar disuelta en zumo de uva madura, en mosto. Crecen y se multiplican porque la temperatura es deliciosa, ni frío que las paralice, ni calor que las cueza, ni miedo al cambio climático porque notan que un ordenador y un vigilante controlan que los grados sean siempre exactos.
Pero mueren, entre otras razones, por que no pueden sobrevivir en una alta concentración de alcohol, el que ellas mismas producen a partir del azúcar que comen. En eso consiste la fermentación, la conversión de mosto en vino, que tanto tenemos que agradecerles. Y son tan adorables que aun siendo cadaverillos siguen haciéndonos favores.

Sus restos se van depositando en el fondo del recipiente, sea el depósito de elaboración, sea una barrica o la botella de ese futuro espumoso natural (cava, champán…) que se guarda en posición horizontal mientras se produce la segunda fermentación y la reserva.

¿Cómo son las lías?

Esos restos tienen el aspecto de un polvillo finísimo blanquecino tirando a amarillento y tienen el rico sabor de las levaduras, muy delicado.Conforme se van deshaciendo, en un proceso llamado autolisis, dan origen a compuestos aromáticos que, en las botellas sin oxígeno o en las barricas, con mucho cuidado por parte de los enólogos, enriquecen el vino, incluso favorecen la fermentación maloláctica que suaviza el tacto astringente, estabilizan el color, refrenan la oxidación, crean aromas nuevos y hacen más intensos y persistentes los originales. En fin, un chollo.

Y entonces, ¿por qué no se crían todos los vinos sobre sus lías?

En general los vinos recién fermentados se separan de sus residuos, de sus madres, es el deslío, sea por presión en prensa o por decantación. Mantenerlos juntos tiene sus peligros, ya que, además de esos aromas deliciosos, también puede desarrollar otros muchos indeseados. Y si el vino está en barrica, las lías incrustadas en la madera son un reclamo para distintos tipos de hongos que estropearían no solo el vino sino la barrica.

La crianza sobre lías es complicada. Requiere conocimiento y tiempo, es decir, inversión, dinero. Pero es que tampoco se acomoda a cualquier vino, ya que este tratamiento ocultaría algunas de sus características; por ejemplo, las que muestran su procedencia, la tierra en la que ha nacido.

Exige trabajo manual, como el removido de las lías para que se mezclen bien con el vino (se llama battonage porque se mueven con un palo o bastón) y un control muy técnico del proceso en cada momento para extraer lo bueno y evitar lo malo.

Se realiza sobre todo en vinos blancos, ya de por si aromáticos. En los espumosos mejora la persistencia y la finura de la espuma cuanto más tiempo permanezcan las lías en la botella, antes de expulsarlas en el paso llamado degüello.

En los vinos tranquilos mejora aromas y tacto, ya que en el paladar el vino resulta más denso, con volumen, más untuoso, graso y, por tant,o más permanente.

Un buen vino criado sobre sus lías finas de forma sabia y comedida es una joya pulida, es un regalo para todos los sentidos.

FUENTE:

  • Número 219 de MiVino-Vinum

  • Texto: Ana Lorente / Foto: Heinz Hebeisen
Ignacio Echapresto. Restaurante la Venta de Moncalvillo en Daroca. La Rioja. © Justo Rodríguez 21/10/2010TFGP.

Ignacio Echapresto. Restaurante la Venta de Moncalvillo en Daroca. La Rioja. Foto: Justo Rodríguez 21/10/2010TFGP.

“El vino es parte fundamental del ADN español, de su cultura y estilo de vida, complementando la aclamada gastronomía española en el mundo”, comentaba Andrew Reed, anfitrión de la gala de entrega de los International Wine Challenge Merchant Spain 2016 que se celebró ayer lunes en Madrid.

“El vino es parte fundamental del ADN español, de su cultura y estilo de vida, complementando la aclamada gastronomía española en el mundo”, comentaba Andrew Reed, anfitrión de la gala de entrega de los International Wine Challenge Merchant Spain 2016 que se celebró ayer lunes en Madrid.

Con más de 200 participantes, los ganadores de la primera edición de los International Wine Challenge Merchant Spain 2016 se dieron a conocer anoche en Madrid. Dentro de las 17 categorías se encuentran nombres de reconocido prestigio del mundo del vino en España. Destaca el Premio Especial ‘Personalidad del Vino Español en 2016’, otorgado a Miguel Torres porque entendió como nadie los desafíos del cambio climático y lanzó su iniciativa de Bodegas Contra el Cambio Climático, ahora recogida por la patronal del vino, que sitúa a España en la vanguardia de los países cuyos vinateros están comprometidos con el medio ambiente. Y el Premio Especial ‘A toda una vida’, que ha recaído en Custodio López Zamarra, por la grandísima labor que ha realizado en pro de la sumillería española y del vino español, creando y sosteniendo a varias generaciones de sumilleres que son bien conscientes de cuánto le deben. Referente de la sumillería, modelo del servicio del vino y ejemplo de los valores de entrega, generosidad y alegría.

Bodegas como González Byass —Premio Mejor tienda en bodega— o Marqués de Riscal —Premio Mejor hotel enoturístico—, tiendas especializadas como Lavinia —Premio Mejor tienda de vinos especializada—, el sector de la restauración, con Alabaster —Premio Mejor carta de vinos en restaurante— o Taberna Averías —Premio Mejor bar de vinos— y asociaciones como la Unión Española de Catadores (UEC) —Premio Mejor centro educativo— o Cata del Barrio de la Estación —Premio Mejor experiencia enoturística en bodega—, son solo algunos de los miembros de toda esta cadena de valor del vino que el jurado ha querido reconocer por su labor en la difusión de la cultura del vino en todas sus facetas.

Y un jurado formado por grandes profesionales como Pedro Ballesteros, único Máster of Wine en España y Presidente del Jurado, Sarah J. Evans MW (Ex presidenta del Institute of Masters of Wine y especializada en vinos españoles), Angela Mount (periodista, escritora y experta en vinos), Charles Metcalfe (Co-Presidente y fundador de International Wine Challenge), César Román (Mejor Sumiller de Bélgica 2015 por la guía Gault-Millau), Pau Roca (Secretario General de la Federación Española del Vino), Miguel Garrido (Secretario General del CEIM), Rafael del Rey (Director General del Observatorio Español del Mercado del Vino), Joxe Mari Aizega (Director del Basque Culinary Center) y Ángel Riesgo (Ex presidente de DDBO).

Los premiados.- Los primeros en entregarse fueron Premios IWC UK, otorgados por la organización de IWC en Reino Unido y los únicos que aplican al vino.

PREMIOS IWC

  • Mejor Enólogo Español. Antonio Flores. González Byass
  • Mejor Vino Blanco Español. Domènech. Vidal Cultivare Xarel-lo 2013 Masía Vallformosa
  • Mejor Vino Tinto Español. Beronia Reserva 2011. González Byass
  • Mejor Vino Espumoso Español. Torrelló Brut Nature Gran Reserva 2009. Torelló
  • Mejor Vino Generoso /Fortificado. Cuatro Palmas NV. González Byass

PREMIOS COMUNICACIÓN FORMACIÓN Y GASTRONOMÍA

  • Mejor Campaña de Promoción. Hijos de Antonio Barceló, Glorioso
  • Mejor Packaging. Eulogio Pomares, Calcco
  • Mejor Publicación de Vinos. Revista Sobremesa
  • Mejor Centro Educativo. Unión Española de Catadores
  • Mejor Carta de Vino en Restaurante. Alabaster
  • Premio al Sumiller que más ha hecho por la comercialización del vino español. Carlos Echapresto, Restaurante Venta Moncalvillo
  • Mejor Bar de Vinos. Taberna Averías

PREMIOS TURISMO ENOLÓGICO

  • Mejor Promoción Enoturística. Museo Pagos del Rey Museo del vino
  • Mejor Hotel Enoturístico. Hotel Marqués de Riscal
  • Mejor Experiencia Enoturística en Bodega. Cata del Barrio de la Estación

PREMIOS TIENDAS

  • Mejor Selección de vinos Gran Superficie. Lidl
  • Mejor Tienda de Vinos Especializada. Lavinia
  • Mejor Tienda Online. Uvinum
  • Mejor Tienda en Bodega. Tío Pepe

PREMIOS DISTRIBUCIÓN

  • Premio distribuidor del año. Alma Vinos Únicos

PREMIOS ESPECIALES

  • Premio especial Personalidad del Vino Español en 2016. Miguel Torres
  • Premio especial a toda una vida. Custodio López Zamarra

FUENTE: DIARIODEGASTRONOMIA.COM18/10/2016

Los SUPERVINOS del año

101606 ( TDY ) ( wood ) Wine isle in newly expanded Sawall store in Oakwood. (JERRY CAMPBELL / KALAMAZOO GAZETTE)

Un jurado independiente formado por veinte periodistas especializados ha decidido los ganadores del premio Supervino del año, mediante tres catas celebradas en Valencia, Madrid y Barcelona durante el mes de septiembre.

penamonte-crianza-penamonte-crianza-tinto-do-toro Los vinos Peñamonte Tinto Crianza (DO Toro) y Mo Salinas Monastrell 2013 (DO Alicante), elaborados por las bodegas Torreduero y Sierra Salinas respectivamente, haimgresn resultado ganadores ex aequo de la tercera edición del premio Supervino del año organizado por la guía Los supervinos (Los libros del Lince), que recoge los mejores vinos de hipers y supermercados, 102 supervinos por menos de 6,99 euros, y 48 megavinos por debajo de los 14,99 euros.

Según certifica el acta de las tres votaciones del jurado, los ganadores quedaron empatados a puntos, con apenas dos milésimas de diferencia. El tercer vino por orden de votos ha sido el tinto joven Clot d’Encís

Dos ganadores

Los organizadores del premio decidieron conceder este año el premio Supervino del año ex aequo a los dos vinos mejor puntuados, debido a la mínima distancia que separaba sus respectivas puntuaciones. Se da la circunstancia de que tanto MO Salinas como Clot d’Encís participaban por segunda vez en la selección de los seis finalistas. Y hay que subrayar que MO Salinas ya ganó este premio en su anterior edición.

“Este premio significa que ya se está consolidando una nueva tendencia en el consumidor, que busca al tomar vino sus propias verdades personales y subjetivas, y está encantado de comunicarlas. Antes sólo podías hablar de vino si podías alardear de aquella vez en que probaste un Vega Sicilia… Hoy en día ha ido aumentando la cultura del vino, y eso se nota porque hemos aprendido que hay sorpresas muy agradables por la calidad y el buen precio, y que estas sorpresas las encontramos en los supermercados” comenta Carlos Conde, director en Madrid del grupo Bodegas Riojanas.

Seis finalistas

Los seis finalistas de esta edición, seleccionados de entre los 102 supervinos incluidos en la edición 2017 de la guía, han sido:

  • Casa Cesilia (blanco).-  Bodega y Viñedos Casa Sicilia. Novelda. Alicante
  • Pago del Vicario Petit Verdot (rosado).- Bodegas Pago del Vicario. Las Casas. Ciudad Real.
  • Clot d’Encis (tinto).- Bodega Agrícola Sant Josep. Bot. Tarragona.
  • Peñamonte Crianza (tinto).- Bodegas Riojanas, Toro.
  • Aubelló 2013 Barrica (tinto).- Capçanes. Tarragona.
  • Mo Salinas Monastrell (tinto). Sierra salinas. Alicante

Los seis finalistas tienen distribución a través de conocidas cadenas de super e hipermercados en toda España.

Para el fallo del Premio Supervino del año 2017 se han realizado tres catas csupervinos-2017on sus correspondientes votaciones, en las que han participado veinte periodistas de los ámbitos de la gastronomía y la cultura en Valencia, Barcelona y Madrid. El autor de la guía selecciona a los finalistas, y ha levantado acta de cada una de las votaciones, en las que ha actuado como secretario, pero no vota ni puede influir en el voto. El editor no participa en las votaciones.

 

FUENTE: DIARIODEGASTRONOMIA.COM    15/10/2016